¿A qué hora es mejor publicar en redes?

a que hora es mejor publicar en redes

 

Queridos cohabitantes del 2.0,

Entre pitos, flautas y videos de gatitos, hace aproximadamente una década desde que le abrimos la portezuela de nuestras vidas a las redes sociales. Primero tímidamente, compartiendo una receta, una foto de la infancia y, los días más locos y atrevidos, contando nuestro estado del modo más literal. Ay, qué tiempos aquellos en los que actualizábamos escribiendo frases de 4 palabras (“hoy sofá y manta”). Después nos soltamos la melena y llegó la necesidad imperiosa de publicar fotos de las vacaciones, enseñar muslamen, opinar de política, maldecir a nuestros jefes… Y con Instagram se impuso el despiporre: selfies everywhere, morritos a destajo, manipedis gloriosas a la orilla del mar, desayunos para morirse de una subida de azúcar…

Vamos, que las redes se han instaurado en nuestras vidas y hoy en día acaparan una parte importante de nuestras alegrías y desvelos. Sí, he dicho desvelos. Porque no todo es jauja y felicidad. Las redes han añadido un buen puñado de males de la vida moderna a nuestra lista, sobre todo desde que hemos perdido visibilidad a golpe de algoritmo. La cosa está muy mala y uno no sabe ya qué probar para no sentir que le está hablando al vacío. Por eso una de las preguntas que más me hacen mis clientes es a qué hora es mejor publicar, en qué momento del día nos va a ver más gente, cuándo van a ser más visibles…

Vaya por delante que aquí no hay fórmula mágica y quien diga lo contrario tiene una nariz de 10 metros y un pájaro carpintero taladrándole la sesera. Pero sí hay varias cosas que podemos hacer para buscar nuestra propia receta. Esa hora mágica que a nosotros nos funciona especialmente bien:

 

1. Piensa en los hábitos de tu audiencia.

Intenta hacerte una idea aproximada de sus horarios y ver en qué momento, dependiendo de tu contenido, es mejor publicar a una hora u otra. ¡Te pondré mi propio ejemplo! Mi audiencia está formada mayoritariamente por emprendedores y pequeños negocios. Parte de mi contenido está específicamente elaborado para ellos (como pueden ser mis posts sobre marketing) y otra parte está más centrado en mí: en compartir mis historias y mi día a día. Por tanto, cuando hago publicaciones sobre temas profesionales, me gusta hacerlo en horario laboral de mi público, a ser posible a primera hora de la mañana porque sé que después su día es un no parar y no podrán leerme. Sin embargo, cuando hablo sobre asuntos más livianos, personales o cómicos, suelo buscar esos momentos en los que sé que mi audiencia está relajada y simplemente quiere pasar un buen rato, por lo que publico a última hora del día.

 

2. Estudia la interacción que hay en tus publicaciones.

Compara entre publicaciones hechas en diferentes días y a diferentes horas para detectar en qué momento están más activos tus seguidores. Ayúdate también de las estadísticas que te aportan las redes. Por ejemplo, en Instagram te indican claramente qué día de la semana y a qué hora están más activos tus seguidores.

 

3. Sal de tu zona de confort.

Prueba a publicar a horas a las que nunca lo has hecho (y analiza después lo que sucede, claro). Esto no sólo te va a permitir comparar resultados y, quién sabe, descubrir quizás una franja horaria que te funciona mejor; también te va a permitir darte a conocer entre gente que no es la que te sigue normalmente porque tiene otros hábitos y otros horarios. Hacer esto de vez en cuando es muy necesario para refrescar un poco tu público y sumar gente nueva.

 

Estoy convencida de que siguiendo estos 3 pasos tendrás mucha más certeza sobre cuál es tu momento estrella para publicar. Y si nada de esto sirve, siempre puedes adoptar un gatito mono, hacerte con un criadero de monsteras, mudarte a una fábrica de macarons o invocar al dios de la visibilidad. Pero me da a mí que es más fácil lo que te propongo y no pierdes nada por intentarlo, ¿no crees?

 

Antes de marcharme deja que te haga una pregunta: ¿a qué hora sueles publicar tú? ¿Publicas siempre a la misma o vas cambiando? ¡Te espero aquí abajo, en los comentarios!

 

¡Hasta la semana que viene!

 

 

También te puede interesar:

Únete a mi comunidad 

y no volverás a tener un miércoles aburrido

  • Marian Zamorano Espinar - Yo intento publicar a las 8 de la mañana, Instagram guay pero Facebook sí que lo noto muy parado ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Marian! ¿Has probado a publicar en horas diferentes en Facebook? ¿Has notado alguna diferencia?ResponderCancelar

  • SantiMB - Gran pregunta que se hace todo bloguero que se precie, y que es de difícil responder.

    Mi experiencia me dice que es mejor a primera hora de la mañana, sobre todo si la publicación implica el envío de un e-mail a los seguidores. La gente suele aprovechar la primera hora del día para revisar el correo entrante. Tengo un fotoblog en el que publico 3 veces al día, a primerísima hora de la mañana, a mediodía, y a última de la tarde, y recibo más visitas a primera hora de la mañana, luego a última de la tarde, y finalmente a mediodía.

    También influye el cómo la gente llega al blog. Tengo otro blog en el que publico una vez a la semana y también a primerísima hora, pero el contenido de los posts es más largo. En este blog recibo un buen flujo de visitas a primera hora de la mañana, los que han recibido el e-mail. Luego a los largo del día llega la gente que viene desde Facebook, Twitter i Instagram, y por la tarde/noche me llegan los demás que habían abierto el e-mail pero no habían “pinchado”, y los que vienen de Pinterest.

    En cualquier caso yo creo que es mejor a primera hora de la mañana.ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Santi! ¡Muchísimas gracias por responder mi pregunta con tanto detalle! Estoy muy de acuerdo en que los mails, al menos para temas profesionales, es mucho mejor enviarlos a primera hora de la mañana y que lo mismo sucede con las publicaciones asociadas a esos emails. Para temas más relajados a mí me funciona muy muy bien la primera hora de la noche. De hecho, en la primera hora tras la publicación, alcanzo un pico de visibilidad muy alto, mucho más que a cualquier otra hora del día. ¡Pero no me imagino publicando sobre temas más serios y técnicos a esa hora! En cualquier caso, te invito a que pruebes de tanto en tanto con una hora diferente. Seguro que no consigues más visibilidad porque veo que en tu caso lo tienes controladísimo, pero es muy posible que puedas conectar así con gente con la que no lo haces habitualmente y así puedas ir ampliando tu círculo. No es una técnica para hacer cada dos por tres, pero de vez en cuando es muy aconsejable. ¡Un abrazo!ResponderCancelar

  • Paula Pellicer - ¡Buenos días!
    Yo depende del día y si las niñas me lo permiten, intento publicar a las 08.00 y sino 9.30-10h cuando ya he vuelto de repartirlas a sus coles 😉

    A malas, sino he tenido tiempo durante la mañana, lo intento a las 21h!! Que sé que las mamis (mi público objetivo) en breve estarán, con suerte, relajadas en el sofá mientras sus retoños ya duermen… Todo son suposiciones, claro.

    Y cómo dice Marian, Facebook es otro mundo, las estadísticas no salen ni a escopetazos.. no sé el algoritmo que utilizan, pero hay muy poca interactuación.

    ¡Gracias por el post!
    PaulaResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Paula! En mi caso, cuando publico pasadas las ocho de la mañana me va fatal, así que intento ponerme de tope esa hora o dejarlo para la noche. Pero como todo depende de los hábitos del público de cada uno, esa hora mágica es variable según el caso. Al final, lo importante es ir probando y comparando, y no estancarse a una hora concreta para siempre. En mi caso, descubrí con sorpresa que cuando publicaba por la noche, durante la primera hora se producía un pico de visibilidad brutal, mucho mejor que en cualquier otro momento del día. Yo, que era de publicar a primerísima hora de la mañana, nunca lo habría imaginado. ¡Menos mal que me dio por probar! A partir de ahí, descubrí que lo que sucede durante la primera hora tras tu publicación, va a determinar muchísimo su visibilidad durante todo el día, así que es importante buscar ese pico o ese estallido. En Facebook voy a cambiar la hora de publicación. Me gustaría probar con la franja horaria entre las 15 y las 16 h porque en mis últimas estadísticas indican que en ese momento hay un buen número de seguidores conectados. ¡Habra que intentarlo!ResponderCancelar

  • Miriam - En mi caso siempre público a última hora del día, sobre las 21-22h pero depende de los hashtags que ponga en las fotos llego a más o menos público. No siempre me funcionan los mismos pero si he comprobado que la hora de publicación me ayuda más. Por las mañanas mis seguidores están a otras cosas y no miran instagram y Facebook. Pero probaré a hacer el cambio de horas y así ver qué resultados me da. Muchas gracias por el post.ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Miriam! Consulta tus estadísticas para probar con otras franjas horarias dependiendo de lo que te indiquen si quieres ir un poco más sobre seguro. Igual te llevas una sorpresa, ¡nunca se sabe! Y como decía en el post, aunque no consigas más visibilidad publicando a esa otra hora, lo que seguro que consigues es coincidir con gente con la que no lo haces habitualmente (porque tienen otros horarios y hábitos diferentes), cosa que viene muy bien para ir ampliando tu círculo. Es por eso que hacer esto de tanto en tanto siempre viene bien. ¡Un beso!ResponderCancelar

  • Sandra Rojo - Ay querida amiga! Con el algoritmo hemos topado!
    La verdad es que IG es de esas herramientas que se ha vuelto esquizofrénico, a días lo amas, a días quieres mandarlo a paseo y no verlo nunca más.
    Yo he subido seguidores aunque a paso leeeeeento y tedioso. Pero lo que más me apena es que la gente ya no me ve, yo tampoco les veo a ellos. A fin de cuentas IG está pensado para hacer promos de cara a negocios y se están poniendo las pilas… pero todo pagando! Yo estoy tratando de cambiar de horas, revisitar a las personas que sigo para no perderme posts, encomendarme a la virgen de Lourdes… Beso!ResponderCancelar

    • Susana - Totalmente, Sandra! Lo de Instagram es amor-odio en toda regla. Con lo fácil que podrían ser las cosas y lo difíciles que las ponen… Un beso enorme!ResponderCancelar

  • Lidia - Gran post Susana pero yo creo que voy a empezar a implorar al Dios de visibilidad ¡Jajajaja! He estado publicando entre las 8 y las 9:30 de la mañana y más o menos bien. Pero he decidido hacer caso a las estadísticas de Instagram y publicar cuando tengo más audiencia pues… ¡Sorpresa! Tengo menos interacción que antes ¡pa morirse! Seguiré una semanita más y si no vuelvo al horario mañanero 😉 ¡Un beso!ResponderCancelar

    • Susana - Dale tiempo, que la gente de esa nueva franja horaria también se tiene que acostumbrar a ti… Pero si ves que no hay manera, ni caso, que las estadísticas nos ayudan mucho, pero al final los resultados mandan… ¡Un besazo!ResponderCancelar

  • Guadalupe - Bella! Hace mucho que no te leía por culpa de esos benditos algoritmos y que cuando tu publicas en horario laboral, de este lardo del charco aún seguimos durmiendo! ja
    Mis horarios de posteos? Una de las cuentas que manejo lo hago dentro del horario laboral preferentemente entre as 8 y las 9hs, ya que se trata de ventas de productos para construcción.
    Las otras cuentas están relacionadas a actividades de relajación, viajes, hobby o productos de craft, me va mejor hacerlo al mediodía entre las 12 y 13hs o bien de noche a las 21hs. A veces me da un poco de pena no saludar temprano, así que pruebo con una publicación matutina, pero no resulta. Mi perfil personal también, de noche, otro horario no resulta.
    En cuanto a las estadísticas de Instagram o Facebook, cuando comencé a utilizarlas mi ausencia bajó consideradamente, por lo que ahora me estoy dedicando a estudiarlas y analizarlas según mis pruebas personales.
    Besos! Grato volver a leerte y escribirte!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Guada! ¡Qué alegría volver a leerte y escribirte! Me encanta que lo tengas todo tan estudiado y controlado. Las estadísticas siempre son una ayuda, pero no hay nada cómo probar, experimentar y analizar los resultados para terminar encontrando nuestra propia fórmula. ¡Un besazo! Feliz de verte por aquí…ResponderCancelar

  • Sonia de vitamina D - La verdad que es un rollo esto de los algoritmos… tanto, que he perdido por completo el interés por Facebook. En instagram va algo mejor… mis horas punta son las 15 o las 22 y la verdad que cuando publicó fuera de esas horas, no hay nada de repercusión. También he probado con los stories fuera de la franja y nada, no me ve casi nadie… Menos mal que los que se saben los trucos, interactúan siempre y consiguen sacarte una sonrisa Gracias por el post Susana, estoy deseando verte en un nuevo vídeo ResponderCancelar

    • Susana - ¡Dicho y hecho, jajaja! Hay nuevo video en el post de hoy 😉 Tienes razón, desmotiva muchísimo el publicar como si le hablaras a la pared. Yo con los stories no noto problemas de momento, pero en el feed me pasa como a ti, que cada vez parece que cuesta un poquito más tener visibilidad y hay que andar ciñéndose a determinadas franjas horarias. ¡Qué pena!ResponderCancelar

  • María Rosa - Hola Susana! Pues yo soy un desastre, publico cuando puedo, cuando lo tengo todo listo después de estar delante del ordenador dándole vueltas al post y a la newsletter y antes de ir al cole a por la niña. Así que sobre las 12-13h.
    El resto de días de la semana, como ya he interiorizado la hora de publicación, publico a la misma hora en IG y FB.
    Y el éxito de interacción o no, hasta ahora lo relacionaba con lo bonito de la foto, la verdad. Generalmente cuando publico una foto de una prenda de punto nueva y muy cuqui, tengo mucha más interacción que con otras prendas bonitas pero no taaaaan monas o, incluso con la misma prenda megamona, hay más interacción en la primera foto que en sucesivas de la misma prenda que voy publicando en los días siguientes.
    En fin, muy novata…ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, María Rosa! No te preocupes, que ya verás cómo con el tiempo vas sabiéndote todas las triquiñuelas. Por supuesto, lo mucho o poco que guste el contenido es fundamental. ¡En eso no te equivocas! Pero te animo a probar a publicar a diferentes horas del día y medir los resultados para ver si encuentras una franja horaria que te ayude a ser un poco más visible. ¡Ya me contarás!ResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*