Category Archives: Blogging

Cómo escribir más rápido

  Que sí, que ya sé que tengo fama de gozar cosa bárbara esto de darle a las teclas. Líbreme el Señor de destruir un mito que yo misma he ayudado a edificar. Pero, qué queréis que os diga, si tengo que elegir entre estar mano sobre mano o mano sobre teclado, yo me quedo con…

15 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Lourdes

    Destacaría tantas cosas de este post que no sé ni qué decirte, sólo que un día de estos se me van a saltar los empastes de lo que me río contigo. Eres muy crack, Susana, mucho.ResponderCancelar

    • Juani

      jajaja

  • Noe

    Vi la foto esta mañana en Instagram y me dejó enamorada y ahora el post aún más. No sé qué me gustan más, si tus fotos o tus textos. Lo de la garrapata de peluche me ha llegado al alma, jajajja. Si tengo que elegir una canción que me pone las pilas no sabría con cual quedarme, creo que con alguna de Bruno Mars. Y yo donde más me concentro es en la peluquería, jajajaja.ResponderCancelar

  • Laura María

    Hacer ganchillo y bailar Don’t stop me now, de Queen. No lo puedo hacer a la vez, pero bueno… El ganchillo hace que mi cabeza fluya, como tú dices. Y esa canción me pone de buen humor, así que probaré a hacerlo todo seguido la próxima vez que necesite ideas. Un post genial, Susana!!ResponderCancelar

  • Genial el post. Yo me inspiro conduciendo del trabajo a casa y es muy difícil decir una canción concreta. Cualquier que tenga ritmo hace que mi cucu se dispare automáticamente, aunque llevo una temporadita que tengo enganchada la del inicio de Lalaland y empiezo a dar saltitos a lo swing cada vez que la escucho.ResponderCancelar

  • Eres genial Susana.
    Gracias por tus escritos y sigue dandónos tus interesantes consejos.
    Están ayudando mucho a éste bisabuelo de 84 años.ResponderCancelar

  • Me voy corriendo a completar mi lista de temas, que ya me estoy acercando peligrosamente al final… y si nos fichan para bola de dragón me pido hacer de dibujante ;PResponderCancelar

  • A mí se me ocurre todo, cuando me despierto y no puedo dormir a las cinco de la mañana. El problema es que, o me levanto y lo escribo en una nota, o a la mañana siguiente la musa se ha ido y mis ideas con ella.
    Muy interesante el post y muy de acuerdo contigo.
    http://www.treintamasdiez.comResponderCancelar

  • Paloma

    Te conocí el otro día y devore varios de tu post, el de hoy me ha encantado! Súper ameno, gracioso, práctico… yo quiero escribir como tú!ResponderCancelar

  • Vivian

    Un post genial! A mí se me ocurren siempre las mejores ideas en medio de la noche, mientras duermo, llega un momento que me despierto y veo la luz! Así que lo tengo genial 😉 Así que me voy a poner algo sesentero, a lo Rita Pavone, y a mover el cucu que voy!ResponderCancelar

  • Hola!!

    Como siempre enhorabuena por tu post, además de didáctica eres super divertida, vamos, un solete!

    Pues a mí hay varias canciones que me sirven a veces para soltar esos nervios, esas ganas de salir corriendo a la nevera o esa sensación de chincheta puesta encima de la silla que al final te lleva a la dispersión. Jungle drum de Emilíana Torrini me encanta desde la primera vez que la oí, Do you remember de Ane Brun, Dog days are over de Florence+The Machine, Pack up de Eliza Doolittle y últimamente Nobody but me de Michael Bublé. Casi te dejo una playlist!

    Y de tareas, suele ser la plancha, con la que desconecto o simplente poner algo de orden a la jungla que me rodeaResponderCancelar

  • Marta Gago

    Me ha encantado.
    A mí la inspiración me suele venir trabajando sobre otra cosa y voy tomando notas en un cuaderno ; pero también me viene caminando. Cuando salgo a caminar todas las mañanas, organizo muchas ideas en la mente y me vienen nuevas ideas.
    No me gusta escribir los post de una vez, es decir, lo escribo sin revisar y al día siguiente lo cojo y le doy forma. Me gusta dejarlos reposar un día.

    En mi caso, como los artículos no son para mí ( espero hacerlo pronto) , sino para clientes suelo tener una labor de investigación a veces importante, lo que me lleva también su tiempo.

    Saludos!ResponderCancelar

  • delprado

    Deberes! Toma ya, motivación al cubo! O sea… una canción como interruptor. Eso es genial. Pero estas son las horas y aún no la he decidido. Me estoy escaneando a ver qué cuerpo me quiero para escribir y antes saber a quién me dirijo y antes mi porqué y antes… Qué enzarce! Pero lo voy hilando eh… Y a mí apúntame en las de creatividad nocturna y despertares visionarios. Contarle a un amigo muy amigo, la ducha y fregar los cacharros también son ases en la manga 😉ResponderCancelar

  • Alex

    ¡A lo kame kame ha! jajaja, perdona he leído Dragon Ball y tenía que soltar algo.

    Muy útil tu post, sin duda lo que más uso y más me funciona es el modo «automático», más que nada para evitar que mi cabeza se apague y se le quiten las ganas de pensar y de querer escribir. Ayuda más que nada para eso para que no me entre la pareza. Pienso poner en práctica lo del escritor rumiador, igual así consigo que me cueste menos escribir.

    Un besete guapa.ResponderCancelar

  • Susana!! A mí me pasa lo mismo, el momento más inspirador es la ducha y mientras me seco el pelo… No tengo ni idea de por qué es así. Será que darme calorcito en la sesera la estimula, yo que sé! Lo de bailar ya no lo tengo tan claro, pero cada época tengo canciones que me dan subidón (ahora estoy con el «For once in my life» versionado por Stevie Wonder. También me funciona muy bien para desestresarme cantar a voz en grito (pobres vecinos).
    Un abrazo!ResponderCancelar

Storytelling para novatos (III). Cómo ir un paso más allá

  Lo sé. Ha sido leer la palabra storytelling e invadirte un carrusel de emociones muy rándom: ora éxtasis, ora gratitud, ora venganza… Es lo que tienen los palabros, sobre todo los que se ponen de moda, que nos seducen y nos confunden a la par. Pero eso es porque te pierden las prisas y…

8 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Ana

    Nutella sin lugar a dudas jajajajaja. Hoy me has revuelto mucho la cabeza y aquí me tienes venga a pensar como hacer un storyliving y liarla un poco. Eres muy crack!ResponderCancelar

  • Lourdes

    Yo también soy mas de Nutella y eso que intento resistirme. Aun no se si soy de storydoing o storyliving, pero lo que sí sé es que me has dado un montón de ideas y que aunque aun no sé qué, algo haré.ResponderCancelar

  • Carolina Ruiz

    Yo soy de las que piensan que para qué elegir cuando se puede tener todo. Y eso mismo me lo aplico al chocolate y a tus posts. No sabría con aul quedarme, yo lo quiero todo. Que tengas un feliz día, tú también, Susana,ResponderCancelar

  • Ay, reina mora!! Con mi talón de Aquiles has venido a dar, Nutela, Nocilla, crema de cacao marca blanca…si es chocolate a mi me valen todos y soy incapaz de decir no.

    En cuanto a los storys, desde que asistí a aquella merienda sevillana en la que nos hablaste de todo esto (y de mucho más) vengo intentando ponerlo en práctica. Ya me dirás si progreso adecuadamente jejejeje.

    PDT: y tú? eres más de los donuts clásicos o te has rendido a los pantera rosa? 😛ResponderCancelar

  • delPrado

    Mi buena Susana con estos ejemplos tan sabrosones me has encandilao a querer darme toditatoa al storyliving y al storydoing. A Lucía Be no me la pierdo a diario (juega en la división Nutella-Nocilla y una vez que la pruebas es difícil quitarse) pero el vídeo no lo conocía y es un bombonazo! Gracias!ResponderCancelar

  • Nutella, always!!!

    Y aunque ya conocía el storytelling, las dos nuevas tendencias me han dejado muy loca. No sé a qué le veo más futuro, pero el concepto lo entiendo, que es lo que cuenta!ResponderCancelar

  • Nocilla siempre 😉ResponderCancelar

  • […] Involucremos al cliente con nuestro storytelling. Cada uno de los pasos anteriores, deben estar perfectamente orquestados con los valores y la historia de la marca. Si aún no sabes qué es esto del storytelling, te vendrá de perlas la trilogía que publiqué recientemente aquí, aquí y aquí. […]ResponderCancelar

Storytelling para novatos (II parte). Cómo contar tu historia de marca.

  Hace unos años yo tenía la vida perfecta. Tan impecable, tan lisa, tan tersa como la cáscara de un huevo un segundo antes de romperse. Supongo que siempre funciona del mismo modo: no te das cuenta de lo cerca que estás del filo de la sartén hasta que te oyes crujir. Así empieza mi…

25 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • lourdes

    Susana, no tengo palabras, eres una campeona!ResponderCancelar

    • Susana

      Yo sí que no tengo palabras, Lourdes. Gracias por estar aquí cada miércoles casi casi desde los comienzos de este blog :*

  • Ana

    El post me ha encantado, pero tu historia me ha enamorado. Me alegra mucho que hayas podido recuperarte y entretanto sacar fuerzas para tener este proyecto maravilloso que me inspira cada día más. Sigue así!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias, Ana! ¡Aquí seguiremos, claro que sí!

  • Susana, me ha gistado mucho! Hace poco que te descubrí y gracias al post de hoy te he conocido un poco más. Tu historia es muy inspiradora, eres una valiente!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Paula! Es un placer tenerte por aquí 😉

  • «Historias que emocionen»… tomo nota ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Ya me contarás qué tal si lo pones en práctica, Pepe!

  • Creo que fue precisamente tu historia la que me atrapó hace tiempo y me hizo quedar por aquí. Una historia tan real como inspiradora que en su día me dio mucho que pensar. Esta historia me hizo reflexionar que no quiero llegar a hacerle tanto daño a mi cuerpo por no hacerle caso en su debido momento y que otras formas de llenarnos los bolsillos existe porque además nos llena el alma y nos hace felices. Fuiste mi inspiración y lo sigues siendo.

    Gracias por desvelarnos tus secretos, porque estos están contribuyendo a crear un mundo mejor! 😉ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Valentina! No me canso nunca de decírtelo: el mundo blogueril necesita más personas como tú, así que descansa mucho y bien y vuelve con fuerzas renovadas. ¡Muac!

  • Me ha encantado el post!!! aunque así de primeras parece obvio y fácil lo que dices nada que vez, así que tomo buena nota de todo y a ver si soy capaz de llevarlo a cabo ^^ Gracias!!!!

    BesinesResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Alba! Se haces algo así, avísame, que me encantaría verlo. ¡Un besote!

  • delPrado

    Qué de buenos consejos ¡mil gracias! No sé cómo me las voy a maravillar para ponerlos en funcionamiento pero contigo de motor de arranque una se vislumbra metiendo hasta quinta. ¡Mira cómo me estoy aplicando ya! Bueno…es que estoy un poco endrogá. Me he venido arriba de andar embalá daquí pállá por tus post. Porque en tu web sé cuando entro pero luego no quiero encontrar el freno para salir. Todos tus post son geniales. Y tu historia tremenda, emocionante y luminosa. Gracias otra vez.ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajajaja, soy como un agujero negro interdimensional: ¡entras y te pierdes! Me encanta ver cómo te estás poniendo las pilas y, sobre todo, me encanta tenerte por aquí. ¡Un besote!

  • Hola Susana! Te puedes creer que llevo un tiempo ya siguiéndote y todavía no conocía tu historia? Es extraño porque, al final, todos somos como «la vieja del visillo» y queremos saber de la persona. Pero tus posts, tu Instagram, tus fotos… me dejaban tan satisfecha, que no necesitaba más (y lo digo como un elogio). Sabes que cumpliste uno de mis sueños?? (porque he tenido unos pocos, no demasiados, pero uno de ellos era trabajar en publicidad). Y si ya antes me encantabas, ahora me rechiflas y te respeto aún más porque ser tan joven y llegar lejos en ese mundo, no es nada fácil y todavía más complicado debió ser dejarlo. Así que, aquí tienes una fan!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡No me extraña nada, Caperu! Muchas veces lo pienso: «tanto publicar en Instagram, pero nunca hablas de tu trabajo, la gente no sabrá ni que eres publicista», jajajaja. ¡No sabes cómo me alegra tenerte por aquí! Un beso grande.

  • Hola Susana, he llegado aquí gracias a la referencia que hace Maider de ti en una de sus publicaciones, y sin duda no se ha equivocado, el storytelling es un tema en el que estoy profundizando, y tu lo has explicado muy bien en este post.

    Un saludo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Karen! ¡Encantada de saludarte! Qué bueno que me hayas conocido a través de Maï, ¡le tengo muchísimo cariño! Bienvenida a este blog. ¡Me encantará volver a verte por aquí!

  • Carlos

    Susana como estas soy de Venezuela te cuento que acabo de leerme tus post sobre Storytelling y ya eh venido aprendiendo sobre el tema y estoy encantado con Todo esto del Storytelling y más como tu lo has publicado llegue aca leyendo el blog de Maider Tomasena y quería saber si puedo contarte mi Historia asi le hechas un vistazo y me dices que te parece? Espero tu respuestaResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Carlos! Encantada de saludarte. Será un placer conocer tu historia, claro que sí. Lo único es que me pillas en plena avalancha de trabajo. En cuanto pueda te leo, pero no me tomes a mal si tardo un poco. ¡Están siendo días muy complicados! Por cierto, ¡bienvenido a mi blog! Un placer tenerte por aquí 🙂

  • […] qué es esto del storytelling, te vendrá de perlas la trilogía que publiqué recientemente aquí, aquí y […]ResponderCancelar

  • […] Storytelling para novatos (II). Cómo encontrar tu historia de marca. […]ResponderCancelar

  • victoria

    Es maravilloso leerte, (concreta, divertida y clarisima) que bueno que llegué a ti. Un saludo desde Colombia.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Victoria! Para mí también ha sido maravilloso leer tu mensaje. ¡Otro saludo para ti!

  • […] recuerdas que el término de marras es un viejo amigo de este blog y que ya hablamos de él acá y acullá. De hecho, hemos intimido tanto que ya sólo me falta ponerle un pisito. Y como no tengo el […]ResponderCancelar

Cómo mejorar tu blog en 5 pasos

  Queridos bloggers del pasado, presente y futuro: Quisiera empezar este post con unas palabras de aliento: os entiendo. Sí, he aquí un alma que sabe por lo que estáis pasando, que comprende que esto de tener un blog a veces es tan jodido como gratificante. Os entiendo desde lo más profundo de mi ser….

66 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Lourdes

    Imposible no comentarte con lo que te lo curras siempre!! No me canso de decírtelo: gracias por tu generosidad y por hacerme reír tanto. Eres y serás mi blog favorito (como tú dices, forever and ever).ResponderCancelar

    • Susana

      Imposible no estarte agradecida!! Gracias por estar ahí y hacérmelo saber siempre. Por muchos años que llevo con el blog, no dejo de necesitar saber que no lo estoy hablando al vacío. Y tú siempre eres la primera!!

  • Rocío

    Preciosa!! Como si de una pitonisa se tratara, parece que me has leído el pensa-miento. Muchas gracias por tus consejos. Esperando esos vídeos para pasarlo bien. BesosResponderCancelar

    • Susana

      ¡Deseando publicarlos! ¡Estoy emocionada! Un beso grande. Me alegra saber que he dado en la diana contigo 😉

  • Ana

    No, por favor!! Dile a ese maromo que no te deje y que entienda que nos haces mucha falta. Los miércoles contigo siempre son mejor 🙂ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajaja, eso, eso, ayudadme a convencerle, por favor!! Que una ya no está para volver al mercado, jajajaja.

  • Gracias!Voy a ver si me pongo las pilas con el blog! Este año sí que si!!ResponderCancelar

    • Susana

      Venga, que tú puedes!! Que esas fotos bonitas también merecen ser mostradas y contadas en formato post 😉

  • Yolanda

    Ahora mismo comparto tu publicación con mi hermana blogger!
    Me gusta mucho tu redacción. Tus comparaciones son muy divertidas!
    Dices que somos empáticos y solidarios… No sé qué decirte… Tal vez en el mundo 2.0, pero en la vida real… Muy reflexiva y preocupada desde hace un tiempo con ese tema… Crisis de valores es lo que creo que tiene nuestra sociedad…ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias por compartir mi post, Yolanda! Veo muy a menudo actitudes que me rompen el corazón. Es cierto que algo está pasando y que tenemos una crisis de valores terrible, no sólo en la vida real, sino en el 2.0, en el que el anonimato y la impunidad que te da estar detrás de una pantalla, funcionan como acicate de conductas lamentables. Pero, por otro lado, también veo lo contrario y quiero pensar que la mayoría de la gente es solidaria, sensible y que tiene la capacidad de ponerse en la piel de los demás.

  • Ana (@bartollina)

    Ya se lo dije yo… a la wylson un premio a la constancia ya!
    Y quí te dejo mi aportación del día 😉ResponderCancelar

    • Susana

      ¡A la constancia y al talento! Jajajaja

  • ¡Pero cómo no vamos a dejarte comentario! Como te decía en Instagram, yo entiendo esto de los comentarios muy bien porque mis lectores/as no me suelen dejar comentarios. Es lo que yo llamo el efecto CRI CRI CRI… A veces veo hasta una bola de esas del desierto pasar volando de lado a lado. Jajaja. ¡Mil gracias por tus consejos! Los pondremos en marcha 🙂 Deseando ver esos vídeos.ResponderCancelar

    • Susana

      Síiii, yo siempre le he llamado la bola del desierto, jajajaja. ¡Es muy frustrante! Porque además muchas veces miras las estadísticas y sabes que te han leído o sufrido en silencio como una mala hemorroide y te quedas aún más confundida. Espero que te sirva de algo el consejo. ¡Ya me contarás! Yo de momento, me voy a tu blog ahora mismo. Un beso!!

  • Esto de pasar a leerte para mi se está convirtiendo, como eso de ir a misa los domingos, si no paso pienso que el dios de la sabiduría y la creatividad me va a castigar.

    Ale!!! ve inventando un rezo para cuando no me quede otra que pecar…

    PDT: bonica a rabiar que estás en la foto.ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajaja, yo es que gano en pantalla y pierdo en persona!! Mira que tienes arte, siempre me río leyendo tus comentarios. ¡Muac! Ah, por cierto, se me han acabado las series para ver, ¡tenemos que hablar para que me recomiendes alguna más! 😉

  • Pues sí que me hacía falta leer este post
    Pongo en marcha tus consejos, a ver si la he te se anima a comentar.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Pepe! Inténtalo que ya verás que sirve de algo. Eso sí, comprueba antes que estás promocionando tus posts adecuadamente y que te están llegando lectores. El siguiente paso sería revisar si tu contenido se ajusta a sus intereses. Y a continuación, ya podrías hacer lo que te propongo arriba en el post para fomentar los comentarios. ¡Mucha suerte!

  • Vaya chute bueno de energía!!!
    Me siento súper identificada con cada línea.

    Al final, al publicar contenido, acabas aprendiendo un poquito de cada cosa por necesidad, no sirve sólo con escribir y publicar, los detalles más sutiles son los que marcan la diferencia entre publicar ó transmitir y tocar el corazón de la persona que te lee.

    Ahora nos toca a nosotras, ¡a pasar a la acción!

    Muchas Gracias Susana!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Exacto, Natalia! Hay que tener siempre en cuenta los detalles. Pero como siempre digo, no hay que saturarse al principio. Lo importante, es que todo se puede ir mejorando y aprendiendo con el tiempo. ¡No hay que perder la ilusión! Muchas gracias por tu súper comentario. ¡Un besote!

  • Raquel

    Gracias por tu post Susana!
    Reconozco que, aunque leo todas tus publicaciones con cariño y admiración, muchas veces lo hago en cinco minutos mientras hago cola, o de la que subo en el ascensor…..quiero decir, que al final lo de escribir en los comentarios se pospone para otro rato (y a veces nunca llega!) Y no debería ser así, porque tiene un mérito tremendo enviar estas cosas tan chulas y tan curradas!
    Un abrazo,
    Raquel 😉ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Raquel! Yo soy también de las que mira el móvil mientras espera… ¡cuántos whatsapps habré dejado sin responder por esto mismo! Los miro, no puede responder en ese momento, pienso que lo haré después y ese después nunca llega, jajajaja. ¡Un abrazo grande!

  • Ay, limonada mía! Un beso para el maromo!!!!! Y para ti! Para ti, un millón! ^.^ <3ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Pues otro millón para ti y para tu gallego! Y limonadas, muchas limonadas :)))))

  • ¿Y si te digo que se me acelera el corazón y salto de alegría cuando recibo un email para aprobar un nuevo comentario? Visto así igual es mejor seguir recibiendo pocos, a ver si voy a acabar taquicárdica perdida… Aunque estoy segura que aprendería a llevarlo con calma si de pronto a la gente le diera por comentar xD
    Por cierto, Susana, por favor, no me saques de tu web cuando pincho en algún enlace. Que si pincho ahí no es porque quiera dejar de leerte, sino porque quiero ver eso que recomiendas cuando acabe con tu blog 🙂ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajaja, ten cuidado que tanto infartito no es bueno. Muchas gracias por el recordatorio, Elena!! Ains, qué cabeza la mía!! Ya lo he corregido 😉

  • Muchas gracias por los post que escribes Susana! Me están ayudando mucho a empezar con mi empresa. Aquí tienes una seguidora fiel al pié del cañon!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Miriam! No sabes la ilusión que me hace leer esto 🙂

  • Hola guapa! Me ha encantado tu post de hoy!
    A mí me asalta la duda de si en mi campo de la fotografía podría hacer entradas a mí blog de temas que no atañen directamente a mi profesión. No he pensado en nada en concreto, de hecho no tengo ni idea de cómo enfocarlo…pero no me gustaría meter solo por los ojos mi trabajo.. no sé si me explicoResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, tocaya! Puedes y debes!! Siempre hay que pensar en cuáles son los intereses de tu público objetivo a la hora de seleccionar el tema de tus posts. Ése es el error de la mayoría de los fotógrafos, que se toman su blog como un mero escaparate de su trabajo y tanto post autopromocional cansa mucho. Al final se trata de trabajar tu marca personal con tus posts y no de hacer un muestrario, así que esto puedes hacerlo hablando de muchísimas cosas: el pediatra de tu hijo (que seguro que es el mismo que el de muchas de tus clientas potenciales), los desafíos que vas encontrándote en tu día a día como mamá, anécdotas… Hay un abanico muy amplio y muy poco explotado en tu sector. ¡Aprovéchalo!

  • No sé cómo lo haces, de verdad. Si con ese nivel de agotamiento tan alto que has tenido a final de año has sido capaz de publicar unos posts increíbles, ahora que estás «renovada» hija es que te sales! Me gusta tu forma de escribir porque empatizas mucho y además eres muy fresca y divertida, pero lo mejor es que lo conjugas con una utilidad y un pragmatismo de quitarse el sombrero. Chica, tienes talento. Enhorabuena!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Ginger! Cuando empecé con el blog tuve muy claro dos cosas: 1) el marketing no es de por sí un tema apasionante, y 2) quería aportar información útil, pero tenía que hacerlo de forma que no me aburriera yo ni quienes me leían. Y no sabe cómo me alegra cuando me decís que lo consigo. Un beso grande!

  • No escribes al aire! Escribes para mucha gente que está deseando leerte, y -a veces- comentarte 😉ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajaja, muchas gracias, Silvia. Un besote!

  • Es horrible esto de publicar sin que nadie comente. Hace muy poco que empece con mi blog de identidad de marca y emprendimiento y es muy raro que alguien comente. Cuando lo hacen hago una mini fiesta jajaja.
    Hasta ahora no me frustro, se que estoy empezando y me tomará un tiempo.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Maite! No desesperes, te aseguro que por esa etapa pasan todos los blogs en sus inicios, incluso aquellos que después se salen de órbita y se hacen súper famosos. Es lo que se conoce como la travesía por el desierto. Sé muy constante y sigue currándotelo post a post. Ya verás como dentro de poco atisbas un oasis 😉

  • delPrado

    Yo soy nueva en el patio y ya soy fan. Me paso por tu IG sólo por el buen rollo que se me queda en el cuerpo. Gracias por este post ¡Tiene una enjundia de tema de libro de Mates! Yo lo voy a releer tranquila tomando apuntes y haciéndome la ruta de links. Pero no sé para qué si yo desactivaba los comentarios! A mí me daba miedo quién comenta, porqué y qué… Y pereza tener que responder… Era un blog terapeútico para mantener mi mirada creativa y al encuentro de la belleza. Realmente con que me leyera mi familia y mis amigos estaba feliz. Pero mi próximo Blog (en el horno) es por motivos profesionales y sé que tengo que cambiar unos cuantos chips mentales.

    Por si te ayuda: yo no comento por los mismos motivos que me da miedo que me comenten. Me lanzo con lo que me emociona o me alegra el día. Pero acabo rehaciendo tanto el mensaje que se convierte en un trabajo (como este) y al final se me pasa la fiebre emocional y me censuro «loca, cómo vas a decir esto públicamnete!!» «lo has repasado bien, bien, bien? Bien?» «Y si tienes faltas?» y lo borro (pero este no lo voy a borrar). Me da miedo ser demasiado emotiva o banal o pesada o que piensen «ésta quién es?!», «qué busca?», «la última y aquí comentando como pancho por su casa»…

    Gracias por compartir tanto y tan bien eres una gran profesional. Y ya sé que puedo agradecértelo comentando 😉ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, delPrado! No temas a los comentarios. Yo en 3 años de blog sólo he recibido un comentario muy negativo, hace muchísimo tiempo. Fue algo muy puntual de alguien que claramente no estaba bien. Pero la mayoría de personas no suele perder el tiempo en leer posts de alguien que no les gusta y mucho menos en dejar un comentario. La interacción con tus lectores es muy positiva porque te permite conocer gente increíble y además afinar cada vez más el tiro para preparar posts que verdaderamente les guste. ¡Y esto me lleva a la siguiente cuestión!

      Tus comentarios siempre SIEMPRE serán motivo de alegría por mi parte. ¡Las puertas de este blog están abiertas! Si algo tenemos por aquí es buen rollo y empatía, así que siéntate libre de comentar cada vez que quieras, lo primero que te salga, sin darle muchas vueltas. Y siéntete libre también de interactuar con el resto de lectores. Eso es lo positivo de las redes, vamos a aprovecharlo ,)

      ¡Un besote!

  • Juana

    Yo soy de las que no comentan , pero prometo subsanar mi error de ahora en adelante. Con lo generosa que eres siempre y los buenísimos consejos que das, te mereces un Brad Pitt en tu vida, en este tema no te soy de ayuda, así que prometo por mi parte un poco más de feedback, que estoy segura que lo del BP lo solucionas tu con un storie llamativo y algún baile a lo Beyoncé. Enhorabuena por tus post!!ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajajaja, el día que Brad Pitt lea este blog me pone una orden de alejamiento :))))

  • ay mi Susana amarilla que post más bonito……y cuanto te echo de menos en el mundo amarillo…. quieres comentario, pues por aquí aunque te lo hubiese mandado por otro sitió, tú ya sabes…..
    Un post genial, y con consejos maravillosos guapa, con ejemplos de mis prefes, Valentina y Sara, que tb han abandonado el mundo amarillo…. y que me han hecho pensar mucho, ahora un poco de vida para poder pasar a la acción!!!
    muasmuas gigantesResponderCancelar

    • Susana

      ¡Ay, Andrea! Cada día me propongo volver a Snapchatear y siempre se me echa el tiempo encima. Ojalá pronto vengan tiempos más tranquilos y pueda volver a hacer inmersiones en el mundo amarillo… ¡Un beso grande!

  • Me ha gustado tanto lo de pedir que te comenten y después que lo hayas hecho tu, que no he podido evitar dejarte un comentario! jejeje. Muchas gracias por los consejos, voy a hacerte caso y a seguir algunos de ellos (porque otros ya los he empezado a hacer, como el cambio de imagen).
    Un besoResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Leyre! ¡Enhorabuena por ese cambio de imagen! Acabo de aterrizar en tu blog y me ha encantado ver lo de la fotografía analógica porque es una de mis grandes pasiones. Durante el año no puedo cultivarla mucho, no paro de hacer fotos por encargo y apenas me queda tiempo para proyectos personales, pero en verano sólo hago fotos en analógico. De esta forma me reconcilio con la fotografía, me olvido de rectificar de forma obsesiva buscando la perfección y hago fotos del momento, más imperfectas pero más reales. Llevo 3 años haciéndolo y me encanta. ¡Un beso!

  • Susana! Cómo no te vamos a comentar si nos lo pides! Hoy ya tienes faena, aluvión de comentarios! Igual hasta piensas «quien me mandaría a mí…». Como siempre, muchas gracias por compartir lo que sabes.
    Yo si fuese tú no me preocuparía por no tener comentarios. Digo yo que lo más importante son las visitas, no? Te puedo asegurar que los que te leemos y seguimos, aprendemos mucho de ti y también, de paso, nos reímos un rato (no te sufrimos como dices tú). Y aunque estemos escondidos tras la pantalla, estamos y eso es lo que importa.
    Un abrazo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Caperu! Estoy encantada de recibir tanto calorcito, sobre todo en estos días de frío y nieve que estamos teniendo. Los comentarios dan trabajo, pero ¡reconfortan tanto! Muchas gracias por salir de detrás de la pantalla. ¡Un abrazo fuerte!

  • Yo soy de esas «fanes» tuyas que vamos a empezar a llevar camisetas con tu cara. Te lo dije mediante un mensaje en una story de IG y me reafirmo: GRACIAS! Ayudas en muchas de las dudas existenciales diarias de un emprendedor, diseccionas con todo el buenrollismo del mundo aspectos un tanto plomo del mundo 2.0. A estas horas y escribiendo un comentario. Para que veas!ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajajaja, mi cara no, ¡por dios! Mejor unos donuts, jajajaja. ¡Me encantó ese mensaje de IG, Silvia! Me llegó al alma… Y este también, con puntos extras por nocturnidad, jajajaja. ¡Un beso grande!

  • Torralbo de mis entretelas, no sé qué decirte… Ya sabes que, como todo en mi vida, lo del blog ha surgido por casualidad, por un arrebato, un frenesí… Llegué, vi luz, entré y como daban café, me quedé, pero sin ninguna pretensión y mucho menos con la sensación de ser un ejemplo de nada (más bien todo lo contrario). Así que sólo puedo decirte que muchas gracias por tenerme en tus oraciones y pensamientos y por ese amor que te arrebata y te obnubila. Yo te admiro nivel ninja!ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajajaja, oye, pues si en el tuyo dan café me mudo allí, que por aquí no me ofrecen nada de beber y con este frío es muy necesario. Yo arrebata sí, de toda la vida, pero obnubila no, ¡que sé muy bien lo que me digo! Y tú eres ejemplo aquí y en Pekín. ¡Dentro de nada los chinos clonan tu tecnología y la liamos!

  • Yo que siempre paso por aquí a comentarte, justo el día que me mencionas y encima pides un comentario…. voy yo y falto! Es imperdonable sin duda!!!! Lo sientoooo 🙁

    Pero es que últimamente estoy sin parar… me va a estallar la cabeza de tantas cosas que solucionar y a las que darle una vuelta.

    Antes de nada, mil millones de gracias por recomendar mi post a tus lectores. Ayer, mientras te leía, conseguiste dibujarme una sonrisa que me hacía mucha falta. Así que doblemente gracias!

    Por otro lado, enhorabuena por este pedazo de post. Ya te lo dije otra vez, pero me encanta que te explayes tanto! Yo sin duda tomo nota de muchos consejos, porque aquí es un no parar en avanzar y aprender.

    Un super abrazo preciosa!!!ResponderCancelar

    • Susana

      Madre mía, Valentina, no sé cómo lo hago. Siempre que me siento a escribir me digo a mí misma: «hoy voy a escribir un post corto». Pero al final siempre me lío, me cuesta dejar cosas importantes fuera, jajajaja. No tienes que darme las gracias por nada porque ya iba siendo hora de que mencionara con todo el valor del bueno que aportas con tu blog. ¡Un beso grande! Estoy deseando tenerte de vuelta, pero tómatelo con calma, que los grandes proyectos se cuecen lento.

      ¡Muac!

  • Querida Susana, cómo no dejarte un comentario después de lo que nos cuentas aquí??? Eso es imposible!!!

    Además, ya es hora de que te demos las gracias, no sólo por el contenido, sino también por las risas.

    Eres genial!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Wow, qué ilusión! Me encanta vuestro blog. Y las fotos, por dios… ¡qué fotos!

  • Hola Susana! Qué gusto leerte por aquí, te sigo desde hace un tiempo en IG.
    Gracias por tus palabras, por ponerte en el lugar de las que remamos a viento en contra para sostener el sueño de escribir un blog desde el alma…
    En febrero de 2016 comencé a escribir «Valores vintage» y a mitad de año me paralicé. Pensé en retomar este enero, así que tus consejos vinieron de maravillas! Gracias por tu generosidad. Un saludo afectuoso! Y cuida al maridito! Jaja. By!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Naty! Gracias a ti por pasarte por aquí y dedicar un momento a escribirme. Mucho ánimo con tu blog. Los comienzos son duros siempre, incluso para esos blogs que hoy en día son súper exitosos. ¡No desesperes! Ya verás que con tiempo y constancia todo se consigue. ¡Un besote!

  • Irene

    No sabes tu lo que me llego a reír con tus entradas!!! Me super hiper mega encantan!!! Qué arte tienes, jodía!! ❤️❤️ Pero a parte de hacerme reír también me haces pensar mucho y me ayudas con mi pequeño proyecto ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajaja, ¡muchas gracias, Irene! Qué bueno saber que de alguna manera te ayudo con tu proyecto. ¡Mucha suerte con él! Cuéntanos algún día de qué se trata 😉

  • Querida Susana! Me voy metiendo a tu blog, sabía de ti pero nunca me había sumergido tan a fondo. Me encanta y tu blog ha sido para mí una paradita en las pompis para re-ordenar mis cables y emprender este sueño paralizado que tengo. Bendiciones! Saludos desde CaliforniaResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Karen! ¡Qué ilusión tenerte por aquí! Suele pasarme que la mayoría me conocen por Instagram, pero todo empezó aquí, hace 3 años. Los miércoles es nuestro día de encuentro. Espero volver a verte 😉 ¡Un besote!

  • ¡Ay, Susana! Mi vida es un cúmulo de despropósitos y uno de ellos es no haber pasado aún por aquí y agradecerte la mención. Un lujo haberme colado en posts de tanta calidad, lleno de consejos útiles y al lado de cracks 😉 Por esto, pero también por las carcajadas que me arrancas en cada uno de tus posts yo creo que ya los miércoles son los nuevos viernes. Un abrazo grande!!ResponderCancelar

  • Karelia

    Muchas gracias por compartir tus conocimientos…
    Te seguiré leyendo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Karelia! Un placer tenerte por aquí 🙂

  • Me has causado una risa de loca en medio del café donde estoy. Gracias por las ideas y por tus ocurrencias! Eres un cuento! Estoy en esa etapa de… «¿será que vale la pena continuar? ¿Para que me vine a meter en esto?» pero me diste mucho ánimo! Siempre fan de tu trabajo! Saludos desde Los Angeles!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Carmen! Cómo me alegra saber que este post te dio ánimos. Mentiría si dijera que es un camino fácil, pero la constancia es poderosa y llega un día en el que todo lo sembrado comienza a dar sus frutos. ¡Sigue adelante!

  • Andrea

    Hi! Aquí una posible futura blogger como hobby y culpable de no dejar comentarios hasta este momento, lo prometo ✋
    ¿Qué plataforma recomiendas para hacer el blog si no queremos invertir en él? Quiero decir que ofrezca plantillas gratuitas «bonitas» y podamos personalizarlo con nuestro estilo. Te lo pregunto porque los blogs que veo de aficionadas (como seré yo) son bastante feitos y aunque supongo que la maña de cada uno influye, me preguntaba si consideradas alguna plataforma más adecuada que otra.
    Mil gracias y no dejes de alegrarnos con tu genial humor!ResponderCancelar

Storytelling para novatos (I)

  Tengo los pies más feos del mundo y puedo demostrarlo. Si alzas un poco la mirada, me darás la razón. Lo sé, la naturaleza se ha ensañado con mi dedo gordo. Es un nido de durezas y caldo de cultivo de futuros juanetes. Una elegía a la fugacidad de la vida, una advertencia de mi…

14 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Lourdes

    Pies feos? No has visto los míos, he tenido que renunciar a las sandalias por vergüenza. Me tienes lápiz en mano, pensando en mi por qué. Me encanta cuando nos pones deberes <3ResponderCancelar

  • Anna

    Te hemos echado de menos, leerte me alegra el día SIEMLPRE. Y si hablas de juanetes, mucho más. Espero que estés recuperada! :*ResponderCancelar

  • SILVIA

    Que gracia me hace tu verborrea. Soy muy fan Susana!ResponderCancelar

  • ¡Como molas! 🙂

    Yo escribo para no terminar aun más loca, pero como no es un objetivo empresarial, no cuenta 😉ResponderCancelar

  • Que bien leerte Susana! Espero de verdad que ahora estas mucho mejor, que me tenías preocupada!
    Sobre mi porqué, puedo mencionar 2: uno de cara a mi público y otro de cara a mi misma.
    – quiero transmitir a mi público que la artesanía es un negocio igual que todos los demás y como tal tienen que tratarlo. Yo quiero que se tomen en serio su imagen de marca para transmitir calidad, cobrar más y ganar más dinero.
    – para conseguir una vida a mi medida y trabajar de lo que me gusta sin ataduras de oficinas y horarios.

    ¿Qué me dices al respecto? Un abrazo muy fuerte, estoy pendientes del resto de posts sobre este tema, que me interesa un montón!ResponderCancelar

  • Qué bueno es tenerte de vuelta. Leerte alegra el día o al menos lo hace más agradable.
    ¿Por qué hago lo que hago? Para intentar ganarme la vida. Tristemente no me apasiona hasta el punto de no verlo como un trabajo.
    Preparada para entrenar este 2017 contigo ResponderCancelar

  • Q rabia me dais las q decis q teneis los pies feos! Me recuerda a todas esas modelos hipermegaperfectas a las q les preguntan: Que es lo q menos te gusta de ti? y responden compungidas «mis pies» como si fuese una tragedia. Asi q Susana, piensa q ya tienes algo en comun con ellas. Y encima un ingenio q ya les gustaria a ellas!
    Q por que hago lo q hago? Porque necesito un proyecto aunque sea pequeño, q sea mio, q me permita seguir siendo «creativa» aunque muchos dias dudo de q realmente lo sea. Es mi ventana al mundo, la abro y digo, «hola aqui estoy! Este es mi pequeño mundo imaginario y os invito a pasar un rato»
    Debo decir q nunca pense q fuera facil, pero es mucho mas complicado de lo q creia.
    Besoss Susana!ResponderCancelar

  • María

    «Interesante pregunta, querida Susana» -dijo María Holmes frunciendo el ceño y arrugando el mentón al apretarlo entre los dedos pulgar e índice. Y mirando al vacío prosiguió.

    «Hace muchos, muchos años, más de los que me gustaría, comencé a trabajar en un sitio, muy alejado de mi casa, de mi familia y de mis amigos. ‘Es un trabajo temporal’ decían todos, pero allí, en ese agujero, pasé 10 años de mi vida.
    Por supuesto que también hice amigos, y más que amigos – Holmes sonreía pícaramente – pero al final los kilómetros caían sobre mí como una losa… una losa que los años me hacían cada vez más difícil de cargar.
    Así que un buen día, uno de esos en los que estás contento pues has disfrutado de una magnífica experiencia, dije ‘Hasta aquí’. Y así se lo plantifiqué a mi jefe, al que un color se le iba y otro se le venía: su poder maléfico había sido vencido y se derretía sobre el frío suelo de aquella clase.
    Y fue entonces cuando decidí comenzar algo que había estado allí, en el fondo de mi mente – ¿o, quizás, de mi corazón? – desde siempre.
    Está siendo muy duro, no te lo voy a negar, pero ahora comienzo a ver, allá a lo lejos, muy pequeñita y muy débil, una luz, una luz que dice, con letras de neón ‘Soy el punto de cruce, aquí se igualan los ingresos con los gastos’.
    Y cuando llegue allí, seguiré adelante!!!»
    Los ojos de María Holmes estaban bañados de lágrimas, unas lágrimas que Susana Watson no podía saber si eran de tristeza por los años perdidos, o de alegría por la meta que al fondo ya se vislumbraba…ResponderCancelar

  • Lucía

    Todas tenemos un porqué.
    Hace muchos años. Nación una niña, aparentemente igual al resto.Pero de una pasta diferente. Traía un don. Siempre estaba muy acompañada pero a la misma vez muy sola e incomprendida. Pasado los años. Tras muchos intentos de trabajos, algunos fracasos, sintiendo que vino para algo más.. Sin encontrar ese trabajo que te hace brillar los ojos, donde tu sonrisa abre todas las puertas y tus andares van dejando huella. Y de repente. Cuando alcanzas la madurez suprema, que te importa un pepino lo que digan. Terminas de aceptar, que eres de una pasta diferente. Que te gusta ser esa mujer, que todos susurran a la espaldas, porque no terminan de entender lo que haces. Porque ayudas a los demás a conseguir sus objetivos, porque impones tus manos y se sienten aliviados, porque les preparas tus remedios y consiguen levantar la cabeza. Porque me he vuelto a encontrar. Ahora sí, es el momento de abrir puertas con mi sonrisa, desprender magia con una mirada e intentar marcar la diferencia. Me queda un largo camino que recorrer, lleno de curvas, altibajos, chafarderas merodeando y un largo etc. Todavía no he llegado a ese momento en el cual mis gastos se igualan a mis ingresos. Pero si me siento feliz, realizada y un día, por arte de magia o porque los elfos me ayudaron, Encontré un blog que me vuelve a inspirar. Con ganas de seguir aprendiendo, desarrollar el blog (que ya poseo) para que de sus frutos. Marcando la diferencia con mis terapias en consulta, poder transportar esa diferencia al blog y que disfrutes desde tu casa, sentado en tu sofá favorito con un buen té, de un ratito mágico y te quedes conmigo.ResponderCancelar

  • A ver! Desde hace una semana me estoy dando vueltas para ver como resumo todo lo que hago! Básicamente desde las diferentes áreas que trabajo mi intención es llegar a las personas mostrándoles que hay una manera más amigable, más comunitaria, más propia de hacer las cosas y lograr nuestros objetivos, en la elección de nuestros productos, en la elección de nuestros espacios, en nuestra comunicación, etc., dentro de un mundo tan competitivo y exigente. Así como también es posible tener una mejor calidad de vida, solo haciendo pequeños ajustes en nuestro día a día.
    Lancé mi blog hace un tiempo pero no logro encontrar el tiempo suficiente para ser metódica en la redacción y posteos, por más que me re organice!
    PD: me sentí muy identificada con el comentario de Lucia 🙂ResponderCancelar

  • Melisa

    Porque quiero ayudar a que la gente disfrute de su vida y se de cuenta de que el cambio y el potencial de ser felices está dentro de ellos. Yo misma no he tenido una vida fácil y he conseguido disfrutarla haciendo pequeños reajustes, y me «obsesionado» con que las personas no se pierdan en los «y yo que le voy a hacer», en los «es lo que hay y no puedo hacer nada» porque, por experiencia personal, creo que siempre es posible (muy mrwonderfulero todo tb :P)ResponderCancelar

  • […] hemos venido a hablar de storytelling. Lo prometí aquí. Y no está una en edad de andar saltándose promesas. Líbreme el señor de ir tentando a la parca […]ResponderCancelar

  • […] y no recuerdas que el término de marras es un viejo amigo de este blog y que ya hablamos de él acá y acullá. De hecho, hemos intimido tanto que ya sólo me falta ponerle un pisito. Y como no […]ResponderCancelar

  • […] sabes qué es esto del storytelling, te vendrá de perlas la trilogía que publiqué recientemente aquí, aquí y […]ResponderCancelar

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

Palabras con efectos secundarios EBOOK aprende a escribir
posts geniales
MENÚ