Category Archives: Redes sociales

¿A qué hora es mejor publicar en redes?

  Queridos cohabitantes del 2.0, Entre pitos, flautas y videos de gatitos, hace aproximadamente una década desde que le abrimos la portezuela de nuestras vidas a las redes sociales. Primero tímidamente, compartiendo una receta, una foto de la infancia y, los días más locos y atrevidos, contando nuestro estado del modo más literal. Ay, qué…

18 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Yo intento publicar a las 8 de la mañana, Instagram guay pero Facebook sí que lo noto muy parado ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Marian! ¿Has probado a publicar en horas diferentes en Facebook? ¿Has notado alguna diferencia?

  • Gran pregunta que se hace todo bloguero que se precie, y que es de difícil responder.

    Mi experiencia me dice que es mejor a primera hora de la mañana, sobre todo si la publicación implica el envío de un e-mail a los seguidores. La gente suele aprovechar la primera hora del día para revisar el correo entrante. Tengo un fotoblog en el que publico 3 veces al día, a primerísima hora de la mañana, a mediodía, y a última de la tarde, y recibo más visitas a primera hora de la mañana, luego a última de la tarde, y finalmente a mediodía.

    También influye el cómo la gente llega al blog. Tengo otro blog en el que publico una vez a la semana y también a primerísima hora, pero el contenido de los posts es más largo. En este blog recibo un buen flujo de visitas a primera hora de la mañana, los que han recibido el e-mail. Luego a los largo del día llega la gente que viene desde Facebook, Twitter i Instagram, y por la tarde/noche me llegan los demás que habían abierto el e-mail pero no habían «pinchado», y los que vienen de Pinterest.

    En cualquier caso yo creo que es mejor a primera hora de la mañana.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Santi! ¡Muchísimas gracias por responder mi pregunta con tanto detalle! Estoy muy de acuerdo en que los mails, al menos para temas profesionales, es mucho mejor enviarlos a primera hora de la mañana y que lo mismo sucede con las publicaciones asociadas a esos emails. Para temas más relajados a mí me funciona muy muy bien la primera hora de la noche. De hecho, en la primera hora tras la publicación, alcanzo un pico de visibilidad muy alto, mucho más que a cualquier otra hora del día. ¡Pero no me imagino publicando sobre temas más serios y técnicos a esa hora! En cualquier caso, te invito a que pruebes de tanto en tanto con una hora diferente. Seguro que no consigues más visibilidad porque veo que en tu caso lo tienes controladísimo, pero es muy posible que puedas conectar así con gente con la que no lo haces habitualmente y así puedas ir ampliando tu círculo. No es una técnica para hacer cada dos por tres, pero de vez en cuando es muy aconsejable. ¡Un abrazo!

  • ¡Buenos días!
    Yo depende del día y si las niñas me lo permiten, intento publicar a las 08.00 y sino 9.30-10h cuando ya he vuelto de repartirlas a sus coles 😉

    A malas, sino he tenido tiempo durante la mañana, lo intento a las 21h!! Que sé que las mamis (mi público objetivo) en breve estarán, con suerte, relajadas en el sofá mientras sus retoños ya duermen… Todo son suposiciones, claro.

    Y cómo dice Marian, Facebook es otro mundo, las estadísticas no salen ni a escopetazos.. no sé el algoritmo que utilizan, pero hay muy poca interactuación.

    ¡Gracias por el post!
    PaulaResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Paula! En mi caso, cuando publico pasadas las ocho de la mañana me va fatal, así que intento ponerme de tope esa hora o dejarlo para la noche. Pero como todo depende de los hábitos del público de cada uno, esa hora mágica es variable según el caso. Al final, lo importante es ir probando y comparando, y no estancarse a una hora concreta para siempre. En mi caso, descubrí con sorpresa que cuando publicaba por la noche, durante la primera hora se producía un pico de visibilidad brutal, mucho mejor que en cualquier otro momento del día. Yo, que era de publicar a primerísima hora de la mañana, nunca lo habría imaginado. ¡Menos mal que me dio por probar! A partir de ahí, descubrí que lo que sucede durante la primera hora tras tu publicación, va a determinar muchísimo su visibilidad durante todo el día, así que es importante buscar ese pico o ese estallido. En Facebook voy a cambiar la hora de publicación. Me gustaría probar con la franja horaria entre las 15 y las 16 h porque en mis últimas estadísticas indican que en ese momento hay un buen número de seguidores conectados. ¡Habra que intentarlo!

  • En mi caso siempre público a última hora del día, sobre las 21-22h pero depende de los hashtags que ponga en las fotos llego a más o menos público. No siempre me funcionan los mismos pero si he comprobado que la hora de publicación me ayuda más. Por las mañanas mis seguidores están a otras cosas y no miran instagram y Facebook. Pero probaré a hacer el cambio de horas y así ver qué resultados me da. Muchas gracias por el post.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Miriam! Consulta tus estadísticas para probar con otras franjas horarias dependiendo de lo que te indiquen si quieres ir un poco más sobre seguro. Igual te llevas una sorpresa, ¡nunca se sabe! Y como decía en el post, aunque no consigas más visibilidad publicando a esa otra hora, lo que seguro que consigues es coincidir con gente con la que no lo haces habitualmente (porque tienen otros horarios y hábitos diferentes), cosa que viene muy bien para ir ampliando tu círculo. Es por eso que hacer esto de tanto en tanto siempre viene bien. ¡Un beso!

  • Ay querida amiga! Con el algoritmo hemos topado!
    La verdad es que IG es de esas herramientas que se ha vuelto esquizofrénico, a días lo amas, a días quieres mandarlo a paseo y no verlo nunca más.
    Yo he subido seguidores aunque a paso leeeeeento y tedioso. Pero lo que más me apena es que la gente ya no me ve, yo tampoco les veo a ellos. A fin de cuentas IG está pensado para hacer promos de cara a negocios y se están poniendo las pilas… pero todo pagando! Yo estoy tratando de cambiar de horas, revisitar a las personas que sigo para no perderme posts, encomendarme a la virgen de Lourdes… Beso!ResponderCancelar

    • Susana

      Totalmente, Sandra! Lo de Instagram es amor-odio en toda regla. Con lo fácil que podrían ser las cosas y lo difíciles que las ponen… Un beso enorme!

  • Lidia

    Gran post Susana pero yo creo que voy a empezar a implorar al Dios de visibilidad ¡Jajajaja! He estado publicando entre las 8 y las 9:30 de la mañana y más o menos bien. Pero he decidido hacer caso a las estadísticas de Instagram y publicar cuando tengo más audiencia pues… ¡Sorpresa! Tengo menos interacción que antes ¡pa morirse! Seguiré una semanita más y si no vuelvo al horario mañanero 😉 ¡Un beso!ResponderCancelar

    • Susana

      Dale tiempo, que la gente de esa nueva franja horaria también se tiene que acostumbrar a ti… Pero si ves que no hay manera, ni caso, que las estadísticas nos ayudan mucho, pero al final los resultados mandan… ¡Un besazo!

  • Bella! Hace mucho que no te leía por culpa de esos benditos algoritmos y que cuando tu publicas en horario laboral, de este lardo del charco aún seguimos durmiendo! ja
    Mis horarios de posteos? Una de las cuentas que manejo lo hago dentro del horario laboral preferentemente entre as 8 y las 9hs, ya que se trata de ventas de productos para construcción.
    Las otras cuentas están relacionadas a actividades de relajación, viajes, hobby o productos de craft, me va mejor hacerlo al mediodía entre las 12 y 13hs o bien de noche a las 21hs. A veces me da un poco de pena no saludar temprano, así que pruebo con una publicación matutina, pero no resulta. Mi perfil personal también, de noche, otro horario no resulta.
    En cuanto a las estadísticas de Instagram o Facebook, cuando comencé a utilizarlas mi ausencia bajó consideradamente, por lo que ahora me estoy dedicando a estudiarlas y analizarlas según mis pruebas personales.
    Besos! Grato volver a leerte y escribirte!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Guada! ¡Qué alegría volver a leerte y escribirte! Me encanta que lo tengas todo tan estudiado y controlado. Las estadísticas siempre son una ayuda, pero no hay nada cómo probar, experimentar y analizar los resultados para terminar encontrando nuestra propia fórmula. ¡Un besazo! Feliz de verte por aquí…

  • La verdad que es un rollo esto de los algoritmos… tanto, que he perdido por completo el interés por Facebook. En instagram va algo mejor… mis horas punta son las 15 o las 22 y la verdad que cuando publicó fuera de esas horas, no hay nada de repercusión. También he probado con los stories fuera de la franja y nada, no me ve casi nadie… Menos mal que los que se saben los trucos, interactúan siempre y consiguen sacarte una sonrisa Gracias por el post Susana, estoy deseando verte en un nuevo vídeo ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Dicho y hecho, jajaja! Hay nuevo video en el post de hoy 😉 Tienes razón, desmotiva muchísimo el publicar como si le hablaras a la pared. Yo con los stories no noto problemas de momento, pero en el feed me pasa como a ti, que cada vez parece que cuesta un poquito más tener visibilidad y hay que andar ciñéndose a determinadas franjas horarias. ¡Qué pena!

  • Hola Susana! Pues yo soy un desastre, publico cuando puedo, cuando lo tengo todo listo después de estar delante del ordenador dándole vueltas al post y a la newsletter y antes de ir al cole a por la niña. Así que sobre las 12-13h.
    El resto de días de la semana, como ya he interiorizado la hora de publicación, publico a la misma hora en IG y FB.
    Y el éxito de interacción o no, hasta ahora lo relacionaba con lo bonito de la foto, la verdad. Generalmente cuando publico una foto de una prenda de punto nueva y muy cuqui, tengo mucha más interacción que con otras prendas bonitas pero no taaaaan monas o, incluso con la misma prenda megamona, hay más interacción en la primera foto que en sucesivas de la misma prenda que voy publicando en los días siguientes.
    En fin, muy novata…ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, María Rosa! No te preocupes, que ya verás cómo con el tiempo vas sabiéndote todas las triquiñuelas. Por supuesto, lo mucho o poco que guste el contenido es fundamental. ¡En eso no te equivocas! Pero te animo a probar a publicar a diferentes horas del día y medir los resultados para ver si encuentras una franja horaria que te ayude a ser un poco más visible. ¡Ya me contarás!

De despedidas y puntos aparte. Tutti frutti de verano

  Cada año por estas fechas se me cae una lagrimilla. Posiblemente sea la persona del planeta Tierra y parte de la galaxia a la que más le guste irse de vacaciones. Pero no puedo evitar sentir cierta congoja cada vez que sé que pasarán muchos miércoles hasta que nos volvamos a encontrar. De algún modo…

21 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Querida Susana,
    te deseo unas vacaciones largas, tranquilas y fructíferas. Estaré esperado tus posts, en septiembre, como un gorrión que espera que la madre le traiga las miguitas de pan de los bocatas de los turistas de escasos fondos.

    Pero, entretanto, yo también disfrutaré de unas largas vacaciones, aunque sigo con mi blog, pero eso está siendo más disfrute que trabajo.

    Nos dejas con una mezcla a partes iguales de tristeza, por la despedida, de impaciencia por saber cuáles serán tus cambios, y de tranquilidad, por ese verano fascinante que pintas en tu post de hoy.

    Que todo lo que te traigan el verano y septiembre sean cosas bonitas!!!ResponderCancelar

    • Susana

      Querida María, ¡muchas muchas gracias! Por todo, no sólo por este comentario, sino por acompañarme todo este tiempo. ¡Qué bueno que vayas a tener unas vacaciones largas! Espero que las disfrutes muchísimo y que nos reencontremos en septiembre con las pilas cargadas. ¡Un beso enorme! ¡Que el verano te traiga todo lo que mereces!

  • A Roma! Ahí voy un par de días en septiembre! y cambios muchos en septiembre (esperemos). Nosotras solo nos cogemos agosto de vacaciones bloggeriles, y nos serán vacaciones que hay que preparar la próxima temporada! Esperamos reaparecer en septiembre con nueva imagen, que nervios! Descansa, prepara lo tuyo, y pon esa casa a punto, que tiene que salir en nuestro blog!☺️Nos ponemos al día con estos porst por si nos habíamos perdido alguno! Besos de carmelo!ResponderCancelar

    • Susana

      Si vas a Roma, Camparina tiene una lista de heladerías imprescindibles. ¡Dile que te la pase, que a mí me dio la vida el año pasado! Voy a poner la casa como los chorros del oro para la próxima temporada de vuestro blog. Si tengo que pedir cita en la peluquería, ¡avisa!¡Un beso grande!

  • Susana, bella… ya decía yo que te «veía» poco últimamente por las redes y andaba echando pestes de IG por no dejar en mi TL las cosas que realmente me gusta y me interesa ver. La culpa es mía, no sabía que andabas tan apretá.
    En fin, que las dos nos cogemos las vacaciones hoy, por muy distintas razones y con años diferentes pero con los mismos o muy parecidos deseos al final.
    Descansa mucho, mucho, mucho y toma tanto el sol que no vuelva a darte miedo arrimarte a una pared encalá. El trabajo está bien y nos alegramos la vida misma de tus éxitos, pero no vayas a dejar esos proyectos personales tan importantes de lado, que el tiempo pasa y es de esas pocas cosas que la vida luego no te deja recuperar.

    Besos, so primorrrrrr!!! :****ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Ay, Bea! No creas que andabas muy equivocada. No me prodigo mucho últimamente, pero, cuando lo hago, el algoritmo no me acompaña, así que entre una cosa y otra ando missing por la vida. Y a mí me gusta perderme, pero que sea por vacaciones, jajajajaja. Espero que descanséis lo que se pueda. ¡Yo lo intentaré con ahínco! Trabajaré en la sombra en cosas propias, pero espero despejar la cabeza lo suficiente como para poder apuntarme al curso de proyecto fotográfico, que ya sabes que le tengo echado el ojo desde hace tiempo (igual la convocatoria de septiembre me pilla muy empantanada aún, pero espero que la siguiente sea relativamente pronto ;). ¡Un beso grande!

    • Allí te estaremos esperando cuando sea que tengas ese tiempo para ti y tu Proyecto, no hay prisa. Esa cabeza tuya es una bomba de relojería rellena de confetti y cosas lindas así que nos encantará verte en acción cámara en mano y la espera habrá merecido la pena.
      Alé, tira por la sombra!!! ;D :*

  • A disfrutar de las vacaciones, que bien merecido lo tienes! al final siempre anteponemos a los demás por encima de nuestros planes y razón tienes en que éstos, no hay que desatenderlos que si no la pelota se hace cada vez más grande.

    Con esta despedida de temporada tan romántica y agradable hasta a mi me has hecho saltar la lagrimilla, casi. Nos vemos en septiembre, renovadas, y con pilas cargadas. A disfrutarlo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Inma! ¿Has visto? Soy una blandurria, es pensar en despedirme y me pongo súper ñoña. ¡Disfruta tú también del verano!

  • Marysol

    Estoy leyendo tu despedida debajo de mi sombrilla, con los pies «pringaos «de arena y el protector solar hasta en el alma, empiezo a resetearme, para que el otoño no me pille» achicharrada» y el proximo curso me coja en plena forma, eso te deseo a ti tambien, gracias por todo y hasta pronto, pasalo genialResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Marysol! Me muro de envidia, jajajaja. ¡Espero estar como tú muy pronto! ¡Disfruta!

  • cristina

    Susana, Lo primero decirte que me he enamorado de la foto!!! ♥ aunque eso no es una novedad 😉
    Me encanta escuchar que te estan yendo tan tan bien las cosas, de verdad, aunque sea necesario encontrar el equilibrio, que no dudo en que lo haras. Descansa y disfruta mucho del veranito, Un abrazo fuerte guapa!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Cris! No me quejo, la verdad es que todo ha ido bien en ese sentido desde el principio. Mi desafío ha estado más bien en aprender a gestionar esa cantidad de trabajo. Porque al final, literalmente, mi proyecto ha terminado comiéndome a mí. Pero bueno, estoy poniéndole remedio ya. ¡Un beso grande y feliz verano!

  • Mil gracias Susana por ser esa amiga virtual, compañera y confidente. Gracias por compartir tanto de tanta calidad y por ser tan bonita. Por fuera se ve y por dentro se intuye. Te felicito por este curso tan estupendo. Descansa, te lo mereces, para mi ha sido un curso Cum Lauder.ResponderCancelar

    • Susana

      Gracias a ti, Mercedes. Por ser tan linda y darme tanto calorcito desde la distancia. ¡Un beso enorme!

  • siempre me pone una sonrisa enorme el leer tu blog. que tengas un buen verano solete!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Y a mí leer tus comentario! Eres un amor. ¡Que tengas un feliz verano!

  • Unas vacaciones bien merecidas! disfruta mucho, descansa, saborea bien el verano y en Septiembre aquí te esperamos! un abrazo bonitaResponderCancelar

  • Me lo había perdido! Cómo te entiendo en lo de que el trabajo te coma por una pata, yo necesito aprenderlo urgentemente!!!
    Me hace mucha ilusión tu declaración de intenciones y tu plan de disfrute para el verano.
    Un abrazo enorme!
    pd: te echaré de menos, pero sé que septiembre llegará con fuerza ;DResponderCancelar

  • Siempre me ha gustado el mundial, en cianicstrncuas normales evito lo mas posible el fut, se me hace lento, me aburre, peeeeeero cuando juega México es otro cantar,y ahora mas estando exiliada al otro lado del mundo me sale lo patriota desde lo mas profundo de mis entranas.Lo que si me da coraje es que estando las cosas como están, el mequetrefe que tenemos por presidente se vaya a pasear con dinero público a ver el fut :S méndigo.Eeeen fin. México, México, México!!!!ResponderCancelar

  • I’ve considered making some kind of sign to hold up when I see distracted drivers.But I don’t think they’d see me.You know, because they are dinstacted.Ard that will really freak me out.Le sigh.ResponderCancelar

Cómo hacer que tu cuenta de Instagram sea más segura

  Los pelos como alcayatas. Pánico 2.0. Terror del siglo XXI. Agárrate al escritorio, al brazo del sillón o a cualquier superficie sólida a la par que reconfortante que tengas a mano. Porque voy a hacer el retrato exacto de la versión digital del infierno de Dante. Atención. Imagina que un señor coreano o de Cuenca, por ejemplo,…

12 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Hace no mucho me di cuenta de que a una chica a la que yo seguía le habían robado la cuenta de Instagram. Total para subir fotos tontas delante de un espejo y cosas así, hay que estar aburrido en la vida. Por suerte también la ha recuperado aunque no sé cuánto le ha debido de costar lograrlo.

    Yo por mi parte ya he habilitado la autenticación en dos pasos y he cambiado mi contraseña por una más segura (a ver si consigo recordarla). No es que yo tenga una cuenta espectacular con grandes fotos y miles de seguidores pero oye, es mi cuenta y me cabrearía mucho perderla.

    Mil gracias por los consejos!!ResponderCancelar

    • Por cierto! Se me olvidaba! Aparte de poner la autenticación en dos pasos y una contraseña segura, tengo automatizada con IFTTT y Google Drive una copia de todas las fotos que subo a Instagram. Esta chica que te comento, aunque recuperó su cuenta, perdió 3 años de fotos, 3 años de trabajo ya que es una cuenta profesional, además de 10.000 seguidores (que se dice pronto!).

      Gracias de nuevo por tus consejos, Susana!!

    • Susana

      ¡Hola, Elena! ¡Qué bueno eso de automatizar la copia de las fotos! Me lo apunto y lo pongo en práctica a la de ya. Yo las guardo en un par de discos duros, pero ponerlas en la nube me da más seguridad. ¡Muchas gracias por compartirlo!

  • Ohh madre mia, mil gracias Susana por este consejo. No tenía ni idea, ni de que existía esta posibilidad de que alguien se apropie de nuestras cuentas, ni de que existía la autenticación en dos pasos. Ya está activada!

    Pero sabes que me pasó a mi hace poco? Algún virus/robot se me ha metido en mi cuenta y ha empezado a seguir a gente muy rara que por supuesto yo no seguiría. Así que sí… estas cosas pasan y para mi ha sido la excusa perfecta para cambiar de contraseña.

    Yo conozco Last Pass, pero mi problema es que se me ha olvidado la contraseña maestra (bieeeeen). Así que te comparto otro truco para tener contraseñas complicadas, distintas y sobretodo, fáciles de recordar: escribir una frase con cada palabra en mayuscula. Así yo asocio una frase a cada tipo de cuenta y hasta la fecha me va bastante bien!

    Un abrazo guapísima!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Anda, pues ahora soy yo la que no sabía que eso podía pasar! Qué cosa más rara, ¿verdad? ¿Qué ganarán con eso? ¡Un beso!

  • Ayelen

    Excelentes consejos! No conocía LastPass, ya estoy mirando su página para poder implementarlo. Ya me paso una vez que quisieron meterse en mi cuenta de Facebook pero gracias a que tenia registrado mi mail y numero móvil, pude evitarme un mal momento.
    Saludos y gracias!ResponderCancelar

    • Susana

      Hay que tener mucho cuidado, que la gente se entretiene en cosas demasiado dañinas. ¡Ya podrían leer o aprender a hacer ganchillo!

  • Me da un parrús sólo de pensarlo, Susana… ¡Ay, madre! La verdad que no sabía eso de la autentificación, y por supuesto, ya lo he llevado a cabo. Totalmente de acuerdo con aquello de «mejor prevenir que curar».

    Por otra parte, como bien dices, si les hicieramos caso en lo de poner esas pedaaaazo de contraseñas en cada cosa… Ay, mira, si alguien me dice que es capaz de sabérselas todas, le pongo un pin, jajaja. Yo las tengo todas anotadinas en un planificador que me hice; que ahí, salvo que asalten mi casa, es difícil que alguien me las pueda robar, jejej.

    ¡Un besote, amoreee!ResponderCancelar

    • Susana

      Yo también tuve que empezar a anotarlas porque las mezclaba todas y no daba ni una. Siempre agotaba los 3 intentos, jajajaja. ¡Un beso grande!

  • […] Cómo hacer que tu cuenta de Instagram sea más segura […]ResponderCancelar

  • Hola Susana. Tenía pendiente el post desde hace días, pero al leer el otro día que habían secuestrado la cuenta de alguien y pedían rescate, me acordé y aquí estoy.
    He intentado hacer la autenticación en dos pasos y nada de nada. En el teléfono ni sale la tuerca y en el ordenador no me sale esa opción. ¿Alguna idea?ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Ana Isabel! Asegúrate de estar mirándolo bien, el icono de la tuerca tiene que aparecerte cuando estás en tu perfil, justo debajo del número de personas a las que sigues. Tienes que hacerlo desde el teléfono, pero asegúrate de estar en tu perfil, donde aparecen tus fotos, no las de los demás 😉

Cómo ganar confianza delante de la cámara

Las hogueras de San Juan no eran nada comparado con mi cara. Lo supe la primera vez que fui a Madrid. Me llamaron para que fuera a recoger el primer premio de un certamen nacional de relato corto. Y entre la emoción y la incredulidad, cogí un AVE y me planté en la capital sin…

19 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Lourdes

    Yo no sé si eres tímida, lo que sí sé es que tu arte lo tiene muy poca gente. Yo me quedo por aquí a ver si se me pega un pocoResponderCancelar

    • Susana

      Por mí quédate para siempre 🙂

  • Anna

    Yo estoy con Lourdes. Eres una fakin artista de la pista y me encanta leerte, pero verte en vídeo me chiflaResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Anna! Jajajaja, me alegra que también te gusten mis videos. Les pongo mucho mimo 😉

  • Laura Zalve

    Menudo arte y menudos consejos tan tan geniales. La verdad es que tengo ganas de abrirme un canal en Youtube… pero lo que más me hecha para atrás (a parte del hecho de la vergüenza perenne, que con tu vídeo voy a intentar solucionar) es el equipo para grabar. Para que la luz se vea bonita y todo bien blanco y brillante 😀

    ¿Algún consejo? oh gran Susana, reina de las tarimas de Youtube 😛 ¿Qué es lo que utilizas para grabar así de bonito?

    ¡Un abrazo bien fuerte!ResponderCancelar

    • Laura zalve

      ECHA, ¡SIN HACHE POR DIOS! 😛

    • Susana

      Jajajajaja, tranquila, ya sé que el teclado a veces es muy traicionero 😉

  • Aysss, Susana de mis amores… ¡Si es que no puedes tener más arte! Qué bien nos ha venido también el Snapchat para perder un poco la vergüencilla ¿verdad?
    Me encanta poder verte un poco en vídeo, porque: ejem, ejem… El Snapchat, aunque digas al final del vídeo que tienes, en realidad, está el pobre con algunas cuantas bolas rodantes del oeste jajaja.
    ¡Un besote, chulinaaaa!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Desde luego! Snapchat fue el entrenamiento perfecto. ¡Ains, qué tiempos aquellos! Lo bien que estábamos por allí. Supongo que por eso me resisto a desterrarlo del todo… ¡Un beso!

  • Me ha encantado, pero yo soy mucho mucho mucho más tímida jajajajaja me M U E R O jajajajaResponderCancelar

    • Susana

      Todo es intentarlo. De verdad que yo soy súper tímida y a fuerza de ir exponiéndome se me ha quitado 😉

  • Qué bien me vienen estos consejos Susana! Yo para superar mi timidez directamente me he tirado a la piscina, sin preparación ni na!!!!!!

    Y el resultado ahí está: me muero de la vergüenza, no consigo mirar la cámara, en fin… Poco a poco! 😛

    Un super abrazo guapaResponderCancelar

    • Susana

      Poco a poco, Valentina. ¡Recuerda nuestros días snapchateros! Eso ha tenido que servir para algo, jajajaja. ¡Un beso!

  • Susana, eres maravillosa!!!! tienes tan buena energía, eres tan curranta y tan auténtica!!!! dan ganas de lanzarse y todo eh !!!ResponderCancelar

    • Susana

      Pues adelante, Sofía, lánzate… ¡a mí me encantaría verte!

  • Voy a seguir TOOOODOS tus consejos a ver si me atrevo por fin!!! ResponderCancelar

    • Susana

      Después de haberte visto hablar en público, estoy convencidísima de que lo harías genial. ¡Un beso!

  • ¡Hola Susana!

    Gracias por estos tips.

    Soy la más parlanchina, simpática, animosa, risueña, pero ante la camarita me hago un nudo y nomás no puedo.

    Verte con esa frescura me hizo pensar que sí se puede dar ese salto al vacío…y divertirse en el intento.

    Un abrazoResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Aleja! Créeme que si yo, que soy muy muy tímida, puedo hacerlo, tú lo harás y mil veces mejor. ¡Claro que puedes! ¡Un abrazo!

¿Necesitas más seguidores?

  Si mi abuela estuviera aquí es muy probable que ahora mismo acabara de quitarme el móvil de la mano y plantarme un plato de garbanzos sobre el teclado. Pero se fue pronto, cuando apenas empezábamos a tener Internet con esos modems ruidosos y fatigados, que parecían estar intentando establecer conexión con algún lejano planeta,…

20 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Pero que razón tienes Susana. Estamos todos obsesionados con el número de personas que siguen nuestras cuentas. Aunque también se sabe que lo que necesitamos es que nos quieras… Pero que difícil es conseguirlo!!

    Me ha encantado tu entrada!!!

    Besos!!ResponderCancelar

    • Susana

      MUY obsesionados. ¡Demasiado! Espero que se nos pase la fiebre y que las siguientes generacones lo lleven de un modo más natural, aunque al paso que vamos… ¡Un beso!

  • María

    Vaya, hoy voy a disentir contigo, o al menos un poquito, que tengo el día malo por la decisión de mis vecinos de renovar baños y terraza… qué horror.

    En fin, vamos al lío: cierto, ciertísimo de hecho, es que lo que importa es más la calidad que la cantidad.

    Y eso deberíamos buscar todos, calidad. Pero en un mundo como el actual, donde toooodos tenemos algo que decir (y digo algo por no utilizar la palabra estupidez) es difícil encontrar a esas personas que buscan lo que tú tienes y ofreces compartir.

    Estoy taaaaaannnn harta de ver fotos de chocolatinas y cervezas en facebook con miles de hastag comentando lo bien que lo pasamos viendo el partido de la champions… si a mí me gusta el campeonato mundial de resistencia!!!

    La sociedad ¿avanzada? está asentada sobre el te-sigo-me-sigues, y es difícil llegar a alguien nuevo, bastante difícil (déjame decir que estoy pensando casi exclusivamente en instagram) llegar a alguien a quien le intereses más allá de «te conozco de unas birras».

    Por supuesto, conseguir el respaldo de alguien conocido ayuda, pero os vendéis tan caros los divos, bribones…

    Resumiendo: entre lo difíciles que son los nuevos algoritmos de las empresas para mostrar tu publicación, la cantidad de «super-mega-amigos» que tenemos que no han probado las papas ali-oli y el salmorejo que hacemos, y el acoso de las grandes cuentas (o al menos cuentas influyentes con muchos seguidores) por parte de los idem… vamos, que el amor me lo encuentro más por la calle que en las redes sociales.

    ya te digo, tengo un día obri-malo!!!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, María! A mí estas nubes y esta lluvia me tienen loca. Mi ánimo subsiste a base de chocolate y Netflix, jajajaja. Voy a disentir contigo en eso de que disentimos… ¡Menudo trabalenguas! Lo que quiero decir es que realmente no estamos diciendo cosas opuestas. Yo también pienso que hay sobresaturación y que cada vez es más complicado destacar y conectar. La base es la misma. Pero creo realmente que el único camino para llegar a gente con la que compartes intereses y crear conexiones reales no es otra que compartir tus propios intereses. ¿Será fácil localizar a alguien así en todo el maremagnum reinante? Por supuesto que no. Pero será posible. Conectamos con perfiles con los que compartimos valores e intereses, no con aquellos que nos bombardean con cosas que ni fu ni fa. Por tanto, nuestro objetivo no debe ser el de tener muchos seguidores, sino el de establecer conexiones reales. Yo no quiero fantasmas que me miren en la lejanía. Quiero personas con las que me entienda bien y que llegado el momento me elijan a mí y no a otro porque es conmigo con quien han conectado realmente.

      ¡Un beso grande y espero que tu día se arregle! Y si no… siempre nos quedará el chocolate 😉

  • Ricardo

    Hola Susana, te leo desde hace tiempo pero hasta ahora no había comentado ninguno de tus posts, sepa Dios porqué.

    En este artículo tienes toda la razón del mundo (que no quiere decir que en los anteriores no…). Creo que en esto de las redes, como en todo, está importando más la cantidad que la calidad. Mi pareja tiene una tienda de joyas, ahora sobre todo vende online, y ha hecho un perfil profesional en Facebook. Se ha «empeñado» en tener muchos seguidores, y hace promociones, publica artículos, comparte fotos, vídeos e historias interesantes… Y sí, el número de seguidores ha subido algo, pero… no se transforma en aumento de ventas. Creo que es mejor tener no demasiados seguidores pero que sean fieles y al final compren (que en el fondo es lo que interesa), a tener una legión de «espias» que solo lean y miren pero se queden en la sombra.

    Para ser mi primer comentario no veas que largo ha salido, ¿no?

    Saludos, y gracias por todos tus posts, estoy aprendiendo mucho.

    Pd. Yo también estoy a punto de emprender, pero esa es otra historia…ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Ricardo! Un placer tenerte por aquí, en modo visisble… Creo que sería importante que tu pareja revisara su estrategia en redes. Quizás está compartiendo mucho contenido, pero no con el enfoque correcto para despertar el interés o dar con el perfil de su potencial cliente. Seguro que si hace los cambios adecuados nota un incremento en su porcentaje de conversión. ¡Os animo a hacer la prueba! Muchas gracias por comentar ¡y ánimo también con tu proyecto!

    • Susana

      Gracias, Elena!

  • Pues no sé… Opino lo mismo que tú, que lo importante es la comunicación bidirecccional con quien nos mira, la web 2.0, pero para que esto suceda ha de haber un mínimo de gente que mire, a la gente (la de verdad, no los trolls) le cuesta mucho escribir u opinar a menos que sea para mal. Y eso que les ampara el anonimato, pero no se atreven.

    En mi dilatada experiencia en RRSS, desde antes de que éstas existieran (desde 1989 más o menos) hay lo qResponderCancelar

  • Qué gran razón tienes Susana, estoy contigo cuando dices que sobretodo tenemos que interesarnos por los demás.

    A menudo caemos en el error de yo, solo yo, mira lo que hago y qué culito tengo, pero pocas veces se interactúa y uno se interesa realmente por el prójimo 🙂

    Me encanta leerte, por que siempre das en el clavo.

    ¡Un abrazo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Laura! ¡Y a mí me encanta tenerte por aquí! Totalmente de acuerdo. Pecamos de ombliguismo en exceso. Hay que interesarse un poquito también en lo que hace el prójimo y disminuir esa ansiedad de que te sigan sin más. ¡Un abrazo grande!

  • (continúa de mi comentario anterior, que se me ha colado un Intro y se publicó)

    … ue yo llamo una masa crítica de «videntes» para que uno de ellos te dirija la palabra, y esta masa son 100. Hace falta que te miren unas 100 personas para que una de ellas interactúe contigo, lo tengo comprobado. En las BBS que he administrado, en blogs, en todo, cuando pasas de los 100 usuarios te empiezan a comentar algo, y a partir de ahí es proporcional. Me refiero a interlocutores asíduos. Sí que puedes recibir algún comentario esporádico con menos de 100, pero a partir de esos 100 tienes ya un seguidor que te va a comentar casi todo lo que hagas, y con 200 vas a tener 2, y así sucesivamente.

    Pero esto son usuarios que te ven alguna vez, no seguidores. La masa crítica de seguidores la situaría en la mitad, unos 50. A más seguidores más gente acaba interactuando. En las 2 fanpages de Fb que tengo, una con unos 300 seguidores y otra con 150, hay 6 y 3 respectivamente que siempre me hacen algún comentario, me ponen algún like o comparten alguna de mis publicaciones. Justo hoy he hecho mi primera promoción «de pago» en la de 150, a ver qué tal resulta, porque considero que sólo haciéndote ver te va a encontrar la gente que te estaba necesitando.

    Ahora sí, mi comentario acaba aquí. 😉ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Santi! ¡Encantada de leer tu experiencia! Yo creo que el quid de la cuestión está en dónde ponemos el foco, en centrarse en ser un perfil que merezca la pena seguir y en trabajar las conexiones antes que en buscar el incremento del número de seguidores sin más. Ahí es donde quiero hacer hincapié. ¡Muchas gracias y un saludo!

  • una vez más das en el clavo con tus posts tan amenos, o como diría mi difunta bisabuela: «hijita, esa es la letra!» (cuando alguien decía algo y tenía razón) Me encanta! Bueno, veo por ahí en el mundo 2.0 como la gente se obsesiona con tener muchos seguidores, incluso recurren a aplicaciones para conseguirlos. Por medio de mi cuenta de IG, la que uso para mis fotos de conciertos (@michelleolaya), ví una vez como una chica que yo solía seguir y me gustaba mucho sus fotos, publicó una vez literalmente llorando porque IG había depurado las cuentas falsas (y demás) y que perdió mucho «followers», también se quejaba de que nadie le deja «likes» ni comenta sus fotos y acabó al final eliminando una de sus cuentas, y así hizo un traspaso de los seguidores de su cuenta «principal» a la «personal»… triste pero cierto, y viendo lo visto yo decidí no seguir el rebaño (así que dejé de seguirla). Por qué esa obesesión por los seguidores? pero de qué nos vale tener miles, cientos, millones, si de esos sólo un 5% realmente le interesa lo que publicamos e interactúa con nosotros.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Exacto! Yo no lo habría dicho mejor. Al final lo importante es lo que te llevas a tu vida real, la gente con la que conectas. El resto sólo es un número, un número fantasma. ¡Un abrazo grande!

  • Hola preciosa,que gran post!Tan cierto como el mollete de Atapuerca.Por cierto,que la frase sobre tu abuela y sus sueños escondidos en la almohada me ha hecho vibrar.A lo que ibamos,yo ya hace tiempo que he preferido un séquito pequeño pero con el que conecto.Pero eso imagino que es consuelo de tontos porque son pocosY no voy a negarlo,en una época como la nuestra es imposible no dejarse influir por estos números y sobre todo cómo puedes mejorar tu contenido para obtener más de los afines contigo y que generen sinergias .Los que ponen like a un hotdog chorreando de ketchup me dan un poco igualUn beso.Pd:habemus piso?ResponderCancelar

    • Susana

      En esta época, las comparaciones y el mirar los números es inevitable. Dicen que no hay nada como un paseo por las redes para terminar con la autoestima por los suelos. Tendremos que aprender con el tiempo a gestionar este tema de otro modo, pero, como sociedad, nos llevará un tiempo. Y sí, habemus piso 😉

  • del Prado

    Yo seguidores tengo «cerocoma» así que voy a comentar como seguidora. Desde el poder de poner una sonrisa a un desconocido ¡y a distancia!. A veces sigo sólo por eso y reparto likes como donuts por las puertas. Antes no sabía que los likes y comentarios de desconocidos eran tan importantes. Hasta aquel tu post sobre el tema, que caí del guindo. Ahora intento andar espabilá (a veces miro IG en modo letargo) y dar likes a un tilín que me guste algo. Y comento contenta de dar cariño y agradecimiento por la generosidad y buen hacer en cuentas y webs como la tuya que sencillamente «made my day».ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Ojalá hubiera mucha más gente como tú! A mí me alegras el momento cada vez que te leo. ¡Eres un solete!

  • yelitza palacios

    Hola, muy buenas estas recomendaciones que son además, reflexiones que todos los usuarios de distintas redes sociales, debemos tomar en cuenta. yo por lo general no me gusta leer mucho pero cuando consigo artículos como este, le presto atención y procuro poner los consejos en práctica. graciasResponderCancelar

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

Palabras con efectos secundarios EBOOK aprende a escribir
posts geniales
MENÚ