Crónica del año más extraño de mi vida

 

La última vez que aparecí por aquí era 28 de febrero y no me imaginaba que estaba a punto de descarrilar como un tren pasado de revoluciones y que no podría volver a publicar en muchísimo tiempo. Pero, ante situaciones desesperadas, ¡soluciones más desesperadas aún! Y abandonar el blog fue una de ellas.

Mi año comenzó anunciando a bombo y platillo el lanzamiento inminente de un curso que llevaba mucho tiempo gestándose dentro de mi cabeza: Insta & Roll. Un curso que, al hacerse público, empezó a cobrar no sólo forma y consistencia, sino urgencia. Tenía que lanzarlo lo antes posible porque ya me había comprometido.

He de confesar que soy la experta número uno en complicarme la vida. Y no iba a ser diferente a la hora de poner en pie un curso. ¿Que hay que hablar sobre Instagram? Pues yo hablo sobre todo lo que implica Instagram. Nada de dar 4 claves sobre estrategias de crecimiento; yo me lío una manta zamorana XXL a la cabeza y hago un curso poliédrico, lleno de caras, que se termina convirtiendo en un máster sobre estilo, organización, creatividad, fotografía, edición de fotos, redacción de pies de fotos, estrategias de crecimiento y Stories. Y como me parece poco, lo lleno de bonus extras, descargables, ejercicios… Pero la cosa no queda ahí: ¿que la mayoría de los cursos tienen textos y fotos? Pues yo me pongo a grabar videos como si tuviera una productora y no me conformo con grabarlos hablando a cámara, sino que los llenos de planos ultra bonitos para que sea una experiencia no sólo de aprendizaje sino para los sentidos. He grabado no sólo en mi estudio sino en el exterior… tan al exterior que uno de los videos fue rodado en el sur de Portugal. Bosques, playas, montañas… Verano, otoño, invierno, primavera… No me he dejado lugar ni estación por grabar.

Ha sido un año dedicado en cuerpo y alma a este curso. Un año en el que no sólo he abandonado el blog, sino que he tenido que cerrar mi agenda y dejar de coger trabajos. Un año prácticamente sin facturar… con lo que supone eso para una autónoma.

Imagina el espanto de todos los que me rodean, viendo cómo me dejaba la piel, sin ingresar un euro, por algo que realmente era una apuesta porque, a fin de cuentas, nadie me aseguraba que el curso tuviera una buena acogida y pudiera recuperar el tiempo, el esfuerzo y el dinero invertidos.

Durante estos meses, una buena parte de mi entorno me ha reiterado por activa y pasiva que estaba loca, que algo así no era rentable, que cómo se me ocurría dar tanto en un solo curso… Pero ¿acaso no es así como hay que hacerlo? Quizás estamos tristemente acostumbrados a otro formato de cursos. Pero cuando alguien compra una formación tiene que recibir contenido abundante y de calidad. Es lo mínimo que le debes a esa persona.

Así que cerré la agenda, los oídos, apreté los dientes y me quedé con lo mínimo imprescindible para hacer este curso en el menor tiempo posible pero sin bajar mi nivel de autoexigencia. Y aquí estoy, 9 meses más tarde, dando a luz por fin al que sin duda es mi proyecto más grande hasta la fecha. Insta & Roll me ha hecho crecer como profesional y como persona. Me ha llevado hasta los límites del agotamiento físico. Me ha hecho explorar las fronteras de mi imaginación. Me ha empujado a confiar  y tener fe. Y, sobre todo, me ha hecho ver lo muchísimo que me importan estar plenamente orgullosa de mi trabajo, por encima de todo.

Poco a poco iremos recobrando la normalidad y este blog tendrá la vida de siempre. Tengo mucho contenido nuevo que mostrar, sobre todo, entrevistas a emprendedores en un formato divertido, diferente y un poco canalla, que espero que vean la luz muy pronto. Pero, por el momento, estas son algunas de las novedades que quería contarte. Aún quedan más (e igual de intensas), así que agárrate, que vienen curvas.

¡Nos vemos pronto!

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

MENÚ