El secreto está en la tipografía

cómo elegir tipografía

 

¿Eres de los que al abrir el desplegable de fuentes del Word o del Photoshop sientes moverse la tierra bajo tus pies? ¡Ajá! ¡Este post es para ti! Porque elegir tipografía puede ser una tarea casi tan infinita como la primera siesta del verano.  ¿Cómo acertar entre tantas combinaciones posibles? ¿Cómo dar con la pareja ganadora cuando ni siquiera la ley de probabilidades está de nuestro lado?

Todos en algún momento, y en especial emprendedores y pequeños negocios, tenemos que diseñar nosotros mismos algún cartelito para redes sociales, alguna cabecera, algún bono regalo… Los más afortunados pueden recurrir a un diseñador profesional, pero, no nos engañemos, aquí la mayoría vamos por la vida en modo Juan Palomo ON. Nos movemos de un lado a otro con nuestra capa de Supermán a cuestas, ejerciendo de contables, diseñadores, webmasters ¡y lo que haga falta! Por eso hoy me gustaría darte 3 consejos muy básicos para que el diseñador que hay en ti sepa elegir la tipografía adecuada:

1. Las cosas del querer.

Quédate con los siguientes conceptos: Los gemelos golpean dos veces, La bella y la bestia, Eva Longoria y Tony Parker… Pues igual con las tipografías. Las parejas que mejor casan entre sí son aquellas que, de alguna manera, contrastan. Y es que ya lo decía la copla; “no tiene na’ que ver el color ni la estatura con las cosas del querer”. Elegir fuentes con rasgos contrarios suele ser un acierto. Por ejemplo, puedes utilizar unas con serif y otras sin serif, o una más recta y otra más redondeada, o una de estilo caligráfico y otra más sobria… De este modo, el ojo entenderá al primer vistazo las jerarquías y la distribución de los bloques de texto.

 

2. Hable con ella.

Antes de decidirnos por una tipografía debemos fijarnos muy bien en qué expresa. No basta con que la tipografía sea bonita, lo que transmite debe ir acorde con el mensaje o la imagen que queremos dar. Como sabes, muchos de mis clientes pertenecen al sector de la fotografía, pero no todos hacen el mismo tipo de trabajo o tienen el mismo estilo. Por eso, a la hora de afrontar su identidad visual es importante pararse en la tipografía y ver qué mensaje se está dando. Te lo muestro con el caso práctico de dos clientes:

CG2

Esta fotógrafa necesitaba transmitir feminidad y delicadeza y tener una imagen que fuera apta para reportajes de familia, parejas, etc.

 

6

Este fotógrafo, sin embargo, dedicado en exclusiva al sector de las bodas, necesitaba proyectar una imagen algo más seria con un toque hipster.

 

3. La lógica del uso.

Esto parece de cajón, pero te aseguro que no todo el mundo cae. No podemos usar la misma tipografía para un rótulo gigante que para un bolígrafo. Hay fuentes (por ejemplo, muchas de tipo caligráfico o aquellas que son más finas) que a tamaños pequeños resultan completamente ilegibles. Si no quieres que tus clientes te odien, no hagas que se sientan como Rompetechos.

 

Te aseguro que siguiendo estos 3 consejos tus diseños mejorarán bastante, serán más atractivos y cumplirán mejor su función. Pero si eres más de pájaro en mano que de ciento volando, aquí tienes una chilate con la que acertarás siempre.

 

¡Hasta la semana que viene!

cómo elegir tipografía

 

También te puede interesar:

SUSCRÍBETE

para no perderte nada

  • Ana Morilla - ¡Gracias por esta chuleta, Susana! Suelo tener muy claro lo que me gusta y lo que no, per cuando me toca hacerlo a mí me entran mil dudas y no sé si estoy haciendo algo decente u horrible 🙁ResponderCancelar

    • Susana - Eso nos pasa a todos, Ana, ¡el factor subjetivo nos pierde!ResponderCancelar

  • lourdes López - Me encantan esos logos, yo también quiero un logo by Susana Torralbo!!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Pues ya sabes! Ya estoy dando cita para los proyectos de septiembre, aún tengo disponibilidad para algún proyecto más.ResponderCancelar

  • Reyes - Secundo completamente lo de rompetechos. Desde que cumplí lo cuarenta odio profundamente a todo aquel que osa poner una letra pequeñita y hacerme sentir como una señora mayor…ResponderCancelar

  • Clara Ruiz - ¡Esto me viene de perlas, Susana! ¿Dónde puedo conseguir las tipografías de la chuleta?ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Clara! Puedes encontrar estas tipografías en la página de Google Fonts 🙂ResponderCancelar

  • marmarciana.com - Una duda, Susana, ¿se pueden combinar 3 tipografías diferentes?ResponderCancelar

    • Susana - Claro que sí, lo que pasa es que es más complicado. Por eso, si no se es muy hábil en la materia, recomiendo combinar sólo dos. Por lo general, más de tres resulta excesivo, pero habría que mirar el caso concreto.ResponderCancelar

  • Elisa - Genial como siempre!! Gracias por los tips
    MuaaaResponderCancelar

  • Flora - Este post me ha encantado y la combinación BENTHAM y GILL SANS es perfecta. Qué buen gusto tienes para todo!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Flora! Coincidimos en gustos, esa combinación también es de mis favoritas 😉ResponderCancelar

  • Meritxell - Muchas gracias!! Susana un post perfecto, andaba buscando algún sitio que me explicaran lo de la tipografía porque ando un poco confusa como combinar las tipografías !!
    un abrazoResponderCancelar

    • Meritxell - Hola chicas he intentado descargar fuentes de google fonts pero no lo he conseguido an cambiado el formato de descarga?ResponderCancelar

      • Susana - Meritxell, una vez que tengas localizada la tipografía que quieres en la página de Google Fonts, tienes que pulsar un botón azul que sale a la derecha, donde pone “Add to collection”. Después, en la parte superior derecha de la página, debes pulsar sobre el icono de la flecha. Se te abrirá una ventana donde te aparecen 3 opciones. Tienes que pinchar sobre la primera: “Download the font families in your Collection as a .zip file”. La tipografía se descargará en tu equipo inmediatamente en un zip. ¡Suerte!ResponderCancelar

  • Meritxell - Muchas gracias Susana ya lo he conseguido!!!! 😉 mil graciasResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*