5 claves para encontrar el nicho de tu blog

 

Todo está inventado. Lo dijo nada más y nada menos que Charles H. Duell, Comisario de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, en 1899, y desde entonces no hemos parado de oírlo. ¿Será verdad? ¿Le hacemos caso y tiramos la toalla?

¡No! Con todo mi respeto, el señor Duell se puede ir yendo al pedrete. Y ay de vosotros si me encuentro una sola toalla en el suelo (y que conste que mientras escribo esto con la mano derecha, tengo el brazo izquierdo en jarras). Por supuesto que no está todo inventado: siempre hay una combinación de elementos genial esperando a ser descubierta (que se lo digan al inventor del sofá-cama), un nuevo enfoque o una manera distinta de hacer las cosas.

Encontrar tu nicho de mercado antes de empezar un blog es una tarea fundamental porque todas las decisiones que tomes después van a depender de ésta y deben guardar una coherencia: el nombre de tu blog, su diseño, el calendario de contenido, el modo en que vas a promocionarlo… Todo estará marcado por esa primera decisión.

Pero no temas: con estos 5 pasos conseguirás tener el blog más molón y diferente que puedas imaginar.

1. Céntrate en lo que te gusta. Mucho antes de pensar en modas y tendencias, debes tener claro que sacar adelante un blog es una carrera de fondo, un proyecto a largo plazo en ocasiones agotador, en el que muchos días lo único que te sostendrá será tu pasión por lo que haces. Es muy fácil dejarse llevar por una moda, nos pasa a todos. Porque ¿quién de los aquí presentes no ha pasado de las campanas a los pitillos casi sin pestañear aunque al principio se sintiera como una morcilla?

Las modas van y vienen, y si te dejas llevar por ellas en cuestiones blogueriles corres el riesgo de quedarte muy pronto con un jersey horroroso al fondo del armario que no querrás ponerte nunca más.

 

2. ¿En qué eres bueno? Hagamos examen de conciencia. Puede que te encante leer blogs sobre belleza, pero si cada vez que te acercas a la barra de labios terminas como Joker o un chorizo de cantimpalo, es mejor que sigas sólo como lectora (y también que te deshagas inmediatamente de todo el maquillaje que tengas en casa, tu familia te lo agradecerá).

Además, hay temas sobre los que es necesario tener más capacitación que otros a la hora de afrontarlos. Por eso es aconsejable no pisar jardines que no nos corresponden. Y últimamente se pisan tantos que ya no hay manera de ver un césped en condiciones ni un rosal bien cuidado. ¡Un respeto, por favor! Con lo que cuesta podar las plantas, regar cada día, plantar semillas…

Seguro que entre todas tus áreas de interés, hay algo que se te da especialmente bien. Cuando lo identifiques, estarás más cerca de definir el nicho de tu blog.

 

3. ¿Quién lo está haciendo? Ahora que ya has identificado qué cosas se te dan bien entre aquellas que te gustan mucho, puedes hacer un pequeño estudio de mercado y ver cuántos blogs hay ya con una temática similar. ¿Qué trayectoria han seguido? ¿Tienen buena acogida?

Y es que uno se lanza a bloguear iluso y feliz, creyendo que ancha es Castilla y, mire usted, ancha es, pero no infinita. Así que vamos a mirar dónde poner los pies primero, y después, si no es terreno hostil, empezaremos a caminar.

Las respuestas a estas cuestiones nos llevarán a plantearnos los dos siguientes puntos.

 

4. ¿Cómo podría hacerlo de manera diferente? Si vas iniciar un proyecto sobre una temática que ya tratan otros blogs conocidos y con una buena acogida, necesariamente tendrás que hacer algo diferente, con un nuevo enfoque, para no pasar a engrosar la lista de “más de lo mismo”. Admitámoslo, en nuestros sueños no entra ser del montón. Soñamos con ser la bomba (atómica, a ser posible), pero eso no se consigue haciendo lo mismo que los demás. Hay muchos puntos con los que puedes innovar: el formato, la periodicidad, el estilo a la hora de redactar, el punto de vista…

 

5. Rompe el molde. Aunque no vayas a entrar en un sector muy saturado, ser creativo te ayudará a que te identifiquen y recuerden mejor. Además, te protegerá si en un futuro se lanzan nuevos blogs de una temática similar.

Existe una gran variedad de técnicas creativas para generar ideas innovadoras. Algunas, como el brainstorming, son muy famosas, así que hoy quiero hablarte de otras técnicas menos conocidas pero muy divertidas y, sobre todo, súper útiles.

a) Asociación forzada. Más arriba he mencionado de pasada al inventor del sofá-cama. Probablemente, este señor seguiría una técnica muy similar a ésta. Consiste en escribir una lista de palabras al azar y asociarlas a un problema que deseas resolver o a una necesidad que debes cubrir. También se pueden hacer dos listas azarosas y asociarlas entre sí.

b) Técnica de Moliere u “ojos limpios”. Cuando nos dedicamos a pensar demasiado en un mismo tema, es muy fácil que nos quedemos estancados o que tengamos tanta información que ya no sepamos ver las cosas con claridad. Para buscar un punto de vista fresco y diferente, que nos pueda sacar del atasco, funciona muy bien contar nuestro problema o proyecto a alguien que no tenga ninguna relación con ese tema: un niño, un desconocido, un profesional de un sector completamente diferente… Ésta es una de mis técnicas favoritas porque me consta por experiencia propia que funciona y que puede facilitarte muchísimo las cosas justo cuando empiezas a convertirte en Hulk o a fantasear con sanatorios mentales.

c) Sistema SCAMPER. Son las siglas de Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, utilizar Para otros usos, Eliminar o Reordenar una o varias partes de un producto, servicio o proyecto. Esta técnica es especialmente útil para diferenciarte partiendo de una idea simple o que ya está muy usada y ha dejado de ser original.

 

En algún lugar de este post y de tu cabeza hay una idea fantástica esperando ser encontrada. Y entre técnicas creativas, sueños, pasiones, aptitudes, ganas y esfuerzo, los proyectos se van forjando, creciendo y haciéndose enormes, tanto que al final, cuando miras atrás, sonríes y piensas que después de todo ha merecido la pena.

También te puede interesar:

SUSCRÍBETE

para no perderte nada

  • Natalia - ¡Cuántas cosas aprendo leyendo tu blog, Susana! Gracias por ser siempre tan generosa.ResponderCancelar

  • Lourdes López - La idea ya la tengo. Ahora solo necesito que me des unas clases de escritura para tener la misma gracia y soltura que tú, que da gusto leerte. Besitos!ResponderCancelar

  • Ana Morilla - Cómo me gustan los miércoles desde que me llegan tus mails 😉 Es el momento más divertido de la mañana y encima aprendo mogollón.ResponderCancelar

  • Silvi - Qué interesante lo de las técnicas creativas, ¡me has dado una idea! Un besado, guapetonaResponderCancelar

  • Sandra Hernández - Aquí me tienes muerta de risa imaginántote con el brazo en jarra mientras escribes, ¡artista!ResponderCancelar

  • Marga Corameta - Susana, no se si te lo había dicho antes, pero me encanta como escribes! Un besote!ResponderCancelar

  • Ana - Un gusto leerte. ¡Como siempre!; Derrochas frescura, sensatez y sabiduría.

    Un besoResponderCancelar

  • Rocío - Como cada semana, un placer leerte.
    Muchas gracias por esos sabio consejos.
    BesosResponderCancelar

  • Veronica - Sabios consejos. Gracias!ResponderCancelar

  • Ruth - Aprendo tanto contigo que hasta me sabe mal que sea gratis. Qué generosa eres! Muchísimas gracias por tu dedicación y por pensar siempre en lo que necesitamos.ResponderCancelar

  • Respuestas a tutiplén (2) » SusanaTorralbo - […] que de ello van a depender otros elementos claves como el diseño, tu manera de expresarte, etc. En este otro post, vas a encontrar consejos muy útiles para seleccionar el tema general de tu blog. 2. Elegir la […]ResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*