Por qué dejar de escribir posts en verano

DSCF2019_blog

 

El verano, ahí donde lo ves, tan de la industria del ocio y del rascado de barriga a dos manos, es una época de crispación y controversia como pocas. Sí. El verano se presta a debate. Es un momento de tomar decisiones que nos estresan, que nos hacen cuestionarnos quiénes somos y a dónde vamos. Que si el mediterráneo o el atlántico, que si cuchilla, cera o crema depilatoria, que si siesta antes o después de comer, que si autodefinido o sopa de letras… Esto no hay ser humano que lo aguante. ¡Basta ya, por favor! Y por si fueran pocas las cuestiones existenciales que se nos acumulan en la sesera como a todo ciudadano de a pie, encima los que tenemos un blog llenamos de tormento nuestra noches estivales con otra pregunta más. ¿Qué hago con el blog? ¿Me lo corto o me lo dejo largo?

La A, señores, la A. Después de varios años dedicada al oficio de darle a las teclas, estoy firmemente convencida de que dejar de publicar en verano es bueno para ti, para mí y para el devenir de la galaxia. Pero si con mi experiencia y mi palabra no te basta (cosa que me parece fatal), aquí tienes 4 razones de peso por las que debes darte un respiro:

 

1. Porque no te va a leer ni el tato.

Si no eres un libro de aeropuerto, un whatsapp o la carta de tapas del chiringuito, ni lo intentes. No vas a atrapar el interés de nadie. Es duro, pero entiéndelo: son demasiados inputs.

 

2. Porque tu cabeza necesita descanso.

Hazme caso. Llevas meses recibiendo señales del más acá y lo sabes: no se te ocurre sobre qué escribir, tardas el doble en terminar un post, fantaseas con saltarte la publicación semana sí semana también y ayer te depilaste con pasta de dientes… Todo eso se cura con descanso (y/o leyendo mi ebook). El único modo de mantener un blog vivo y saludable es parar cuando toca, pensar en otras cosas y dejar que el sol, el aire libre y el mar (o la piscina) hagan el resto del trabajo. A tu vuelta serás más creativo, más productivo y tendrás los pechos más turgentes. ¿Qué más se puede pedir?

 

3. Porque tienes que empezar a preparar la temporada que viene.

Yes, Maribel! Sólo hay una forma de no ir de culo durante el año: anticiparse y arrancar septiembre con varios posts en la manga ya preparados. ¿Y cuándo los vas a preparar si sigues publicando en verano?

 

4. Y porque no se cae el mundo si no publicas.

En serio, te animo a probarlo sin miedo. Te parecerá raro, pero no desandarás el camino andado. No te borrarán del 2.0 de un plumazo. Y la gente seguirá recordándote y leyéndote cuando decidas volver. Básicamente porque ellos también estarán volviendo en esos momentos.

 

Que sí, que lo sé, que lo de ser masoca y haberte convertido en tu peor jefe es adictivo y uno se siente raro cuando lo deja. Pero tu cuerpo y tu cabecita te lo van a agradecer. Y para muestra, este botón: aquí la que suscribe publicará el último post de la temporada la semana que viene. Hasta septiembre no pienso volver a las teclas. Y si me aburro, siempre puedo montar una estantería Billy de IKEA o inducirme mi propio cólico de gazpacho. ¡Será por cosas que hacer!

 

¡Hasta la semana que viene!

 

 

También te puede interesar:

Únete a mi comunidad 

y no volverás a tener un miércoles aburrido

  • SantiMB - Pues mira que me lo estaba planteando, esto de dejar el blog (bueno, los blogs) en reposo durante el verano, y después de leer tus razones me has convencido, a finales de junio ¡cierro por vacaciones!

    Gracias por poner orden en mis pensamientos, y feliz verano!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Feliz verano también para ti! A descansar y coger fuerzas, que luego el año es muy largo y se hace cuesta arriba 😉ResponderCancelar

  • Oli&Moli - El año pasado no cerramos, y este año cerraremos en agosto, que en septiembre se avecinan cambios! Nervios! Un post genial (como siempre!) Besos!ResponderCancelar

    • Susana - Estoy deseando ver vuestra nueva imagen. ¡Me intriga muchísimo!ResponderCancelar

  • Marta - ¡Uy qué bien Susana! Porque después de más de un año de publicaciones semanales tengo la sesera que ni mi nombre sé escribir! Me apetecía tirarme 3 semanas lejos de blog, redes sociales y correos electrónicos, aunque algo de remordimientos tenía… Pero me has convencido (gracias, gracias, gracias) ¡Pues a por las vacaciones! Yujuuuuu! 😀ResponderCancelar

    • Susana - Pues nada, ¡remordimientos fuera! Y a vivir y disfrutar, que eso también es bueno para tu blog. Verás que a tu vuelta eres mucho más productiva… ¡Felices vacaciones!ResponderCancelar

  • ieves - Yo también estaba planteando el no publicar durante el verano y centrarme en la próxima temporada. Mi cabeza echa humo de tanto publicar. Seguramente de el corte en estos días.ResponderCancelar

    • Susana - Hay que dosificarse un poco y guardar fuerzas para más adelante. ¡Felices vacaciones!ResponderCancelar

  • Marhya - Yo en verano sigo consumiendo blogs, aunque a otro ritmo. Y publicando, aunque también a otro ritmo. 10 años de blogger y no he cerrado ningún verano, pero si que publico menos y otro tipo de contenido apropiado a la fecha.
    Hace años todavía podía ser lo de que bajaban las visitas pero en los últimos años con los dispositivos móviles se mantienen similares, de hecho muchas personas a las que a diario no les da la vida, en verano leen blogs como antes se leían revistas en la piscina. 😉
    Feliz día.ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Marhya! Imagino que depende mucho de la temática del blog. Como bien dices, hay contenidos más apropiados según la época del año. En mi caso, al principio sí que publicaba en verano, y notaba un descenso en las visitas, pero, claro, en mi blog hablo de marketing y de negocios. Es un tema sobre el que quizás no apetece leer tanto en vacaciones. Y a mí, si te digo la verdad, no me viene nada mal el descanso porque durante el año no me da tiempo ni de respirar. ¡Pero en septiembre volveré a estar por aquí como un clavo! ¡Feliz verano!ResponderCancelar

  • Alba - Este es un tema que siempre me trae de cabeza… Hay años que lo he hecho y otros que no pero bajando la intensidad de las publicaciones y a dia de hoy sigo igual sin saber que sera mejor jejejeje este año te hare caso pero sigo teniendo dudas… Todo el verano? Solo un mes? Solo 15 dias… Iluminame!!!

    Besines y graciasResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Alba! Realmente es una decisión muy personal porque depende del estado al que llega cada uno en verano. En mi caso, sé que el descanso me va a beneficiar más que seguir escribiendo y acumulando cansancio. Si mientras tanto mi blog decrece un poco, sé que en septiembre, a tope de energía y con la cabeza despejada, recuperaré el tiempo perdido con posts que no podría escribir (o al menos no lo haría tan bien) si no descanso. ¡Un beso!ResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*