3 lecciones de marketing que aprendí del debate del 7D

marketing político y emprendedores

Queda constatado que me gusta el riego. Con la tabarra de campaña electoral que tenemos encima y justo se me ocurre mencionar a nuestros queridos políticos en el post de hoy. Me temo lo peor: unfolows, dislikes y corazones encogidos por doquier. Pero dame unos minutos de tu tiempo y conseguiré que salgas de tu asombro.

Cuando yo era una moza y corría por verdes praderas, disfrutaba como una enana de las clases de comunicación política de mi carrera. En ellas, aprendí ciertas cosas que cambiaron mi modo de ver la vida para siempre. Fue como tener una aparición mariana. O mucho mejor: fue como comer setas alucinógenas y después ver a la virgen. Comprendí hasta qué punto está planificado todo cuanto vemos: desde un modelo de zapato hasta el sobre del censo electoral, pasando por la postura de las manos. Nada es azaroso. Detrás de cada campaña, cada candidato, cada evento… hay un equipo de publicistas planificando hasta el último detalle.

La semana pasada, mientras veía el debate del 7D, sintiéndome por momentos abocada al alcoholismo, decidí hacer algo útil con todo lo que estaba viendo y transformarlo en tips de marketing para pequeños negocios y emprendedores. Pero permíteme que haga un inciso. Porque aquí la que suscribe es muy de meterse en charcos de manera gratuita, y no precisamente de los de poco caudal. Hablo de charcos oceánicos, helados y profundos, así que antes de hacerme un Leonardo DiCaprio, quiero aclarar que todo cuanto explique a continuación será desde el punto de vista del marketing, ¡no se me vaya a ofender nadie! Dicho esto, me lanzo de cabeza:

1. Usa tus mejores armas.

El cachondeo general ha sido estrepitoso: un candidato a la presidencia, actual presidente para más señas, que se queda escondido tras las trincheras y no acude al debate, enviando en su lugar a la vicepresidenta. Los chistes en Twitter, las parodias en la tele, las columnas en prensa… Ya sabían que todo eso sucedería y aún así siguieron adelante con esta decisión. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: si hubiera asistido, las críticas habrían pasado de estrepitosas a estratosféricas, de hirientes a letales. Tenemos un presidente que, entre otras cosas, no sabe debatir: es lento, poco ocurrente, tiene una muy mala dicción, no transmite empatía… Cual Frodo en una joyería, destila tensión para montar un tendido eléctrico. La decisión más inteligente era, sin duda, enviar a alguien que al menos tuviera una capacidad de reacción mayor. Soraya, sé fuerte.

Si llevamos esto a nuestro terreno, la conclusión es evidente: debemos usar siempre nuestras mejores armas. De nada sirve afanarse en aquello en lo que no somos buenos. Si no se te da bien escribir pero eres una persona muy expresiva, de las que ganan en las distancias cortas, ábrete un canal en Youtube. Si parece que haces las fotos con los ojos cerrados pero te dedicas a algo muy visual, tal vez tu lugar no esté en Instagram sino en Pinterest, donde puedes compartir imágenes de otros de calidad. Si eres una persona súper creativa pero pareces una escopeta de feria haciendo presupuestos, delega esta tarea y céntrate en la parte de tu negocio que realmente se te da bien.

No es necesario ser bueno en todo. Simplemente tienes que aprovechar tu talento, sea cual sea. Si es quedarte en Doñana viendo la tele, a por ello 😉

 

2. Todo comunica.

Vamos a visualizar la ropa de los candidatos: Pablo Iglesias sin chaqueta y con camisa remangada, una imagen que todos tenemos asociada al trabajador medio de toda la vida; Soraya Sáenz de Santamaría con un traje azul oscuro, buscando el equilibrio entre la sobriedad y la elegancia, a pesar de que por su manga izquierda asoma un reloj que la mayoría no podemos comprar (apenas es visible, pero ahí está); Albert Rivera y Pedro Sánchez con traje de chaqueta, ambos queriendo dar más estructura a su imagen por motivos diferentes (uno por el terreno perdido; otro para contrarrestar la etiqueta de la inexperiencia). Para bien o para mal, cualquier elemento que “aparece en escena” comunica algo. Esto sucede exactamente igual en el campo de los negocios: nuestro color corporativo, las fotos que incluimos en nuestra web, el tono que empleamos en Facebook… Todo está comunicando algo entre líneas. Por eso siempre debes hacerte la siguiente pregunta: ¿estás seguro de que comunicas exactamente lo que quieres? Cuidado. Se han visto guerras y divorcios por menos…

 

3. El factor emocional es decisivo.

¿Recordáis alguno de los cuatro discursos finales de los candidatos? ¡Bingo! Sólo un candidato tuvo esto en cuenta y supo convertir su último minuto en algo realmente memorable. La neurociencia ha demostrado que los mensajes que apelan a los sentimientos tienen un índice de recuerdo mayor. Además, son determinantes en la toma de decisiones. Este verano comentaba algo parecido con una clienta. Había puesto un anuncio en Facebook y apenas le estaba aportando me gustas y/o seguidores. Cuando me lo enseñó, tuve claro que el problema estaba en el titular principal. Hacía alusión a una oferta, sin más. Siguiendo mi consejo, lo modificó para hablar de lo que realmente movía a sus clientes: la felicidad. Sólo el primer día ya había conseguido multiplicar por diez el resultado que obtuvo con el anterior anuncio.

Y hablando de felicidad, ya puestos a pedir, no estaría nada mal que en la nueva legislatura nos hicieran un poco de caso a los autónomos, ¿verdad? Vamos, lo que viene siendo dejar que conservemos ambos riñones después de pagar la cuota. Qué queréis que os diga, a mí esto del marketing me gusta mucho, pero aún me gusta más vivir y no penar. Así que, queridos políticos, hagánse de querer un poco y traigan de una vez por todas la civilización a estos lares, que no se ha visto canibalismo semejante en ninguno de nuestros países vecinos.

Mientras tanto, como intuyo que la espera va a ser larga, voy a endulzarla con una o dos docenas de donuts (como los de la foto de arriba), que desde que me pusieron los brackets arrastro un hambre que me comía los restos de un naufragio. ¿Alguien se apunta?

¡Hasta la semana que viene!

 

27 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Carolina

    Plas plas plas. Brillante y súper original, sacando petróleo hasta de los políticos jijiji. Yo aún estoy en shock con el modelito de Soraya O OResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Carolina! Yo tampoco salgo del shock por muchas de las cosas oídas / vistas durante esta campaña 😉

  • Lourdes

    Sí, por favor, que dejen de sangrarnos de una vez a los autónomos!! Súper original el post, no me lo esperaba!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias, Lourdes! Ojalá sea así pronto…

  • Natalia Fuentes

    Me ha encantado lo de hacerse un Leonardo DiCaprio jajajaja. Pero tranquila, tus posts son tan divertidos que es imposible que nadie se ofenda. Yo tengo muchas ganas de que llegue el domingo. Quizás peco de inocente, pero estoy ilusionada con que esta vez sí cambien las cosas…ResponderCancelar

    • Susana

      Yo también estoy ilusionada, Natalia. Pero cuando veo los resultados de las encuestas me desanimo…

  • Raquel

    ¡A tus pies, Susana! Creo que es sin duda la mejor conclusión post-debate que he leído-visto-sentido. Y sí, por favor. Que además de dejarnos comentarios en change.org pudiendo prometer hagan algo de verdad. Por lo menos que nos dejen tener un sueldo mínimo sin meterle un zarpazo al puro estilo de recaudación medieval.ResponderCancelar

    • Vero

      Lo de los comentarios de todos en change.org es de traca. Oportunista diría yo.

    • Susana

      Jajajaja, ¡gracias, Raquel! Ojalá de una vez por todas hagan del oportunismo algo bueno y lleven a cabo lo que prometen. Pero la cosa está complicada porque no todos los partidos están dispuesto a revisar el tema de las cuotas y el que menos quiere hacer al respecto es precisamente el que va en primera posición en las encuestas…

  • Vero

    Por fin algo que tiene que ver con “politica”y resulta interesante y aporta!!Susana for president!. En cuanto a lo de los autónomos, totalmente de acuerdo. Sabéis si hay algún partido con alguna propuesta coherente(y al que podamos creer)sobre este tema?.ResponderCancelar

    • Varios partidos tienen entre sus propuestas, las Cuotas de Autónomos Progresivas, que es mucho 🙂

    • Susana

      Cierto, que yo sepa, hay al menos un par de partidos que incluyen este punto en sus programas. Hace un par de días compartí un artículo en Facebook sobre lo que llevan cada uno en sus programas con respecto a los autónomos. No sé quién saldrá y si lo llevarán a la práctica, pero, al menos, parece que empieza a hablarse levemente del tema…

  • Renzo

    Me encanta el artículo. Ha entrado así, en Diciembre, en mi top de artículos favoritos del 2015. Aun quedan dos míercoleses más. Enhorabuena!ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajaja, ¡muchas gracias, Renzo! ¡Todo un honor! El último miércoles de 2015 me lo voy a saltar por la mejor causa del mundo: ¡vacaciones! Volveré a publicar a partir del 13 de enero. ¡Espero estar igual o más acertada en 2016!

  • ¡Que post tan interesante, Susana! Me han gustado mucho tus conclusiones.
    El que más me ha gustado es el punto 2 y es que es cierto, hasta el más mínimo detalle comunica. Es más, hasta el más mínimo detalle puede mandar toda una estrategia al garete (House Water Watch Cooper, no digo más ;)).
    Aprovecho este post para lanzarte una pregunta. ¿Tú crees que es bueno, malo, regular o indiferente que los emprendedores “se mojen” políticamente? Muchas veces veo en las redes sociales que algunos negocios o emprendedores se suman a diferentes causas y me gustaría conocer tu opinión al respecto.
    Por ejemplo, en mi camino de humanizar y personalizar mi marca de felpudos, enseño una foto en mi perfil de IG defendiendo la prohibición de los toros. ¿Hago bien, hago mal? ¿Debería hacerlo o no? Sobra decir que este ejemplo es inventado, pero a mí me surgen a veces dudas de hasta dónde y qué compartir.
    Gracias por adelantado y un abrazo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Ana! ¡Muchas gracias por tu comentario! Personalmente creo que no es malo hablar de cuestiones políticas si se enfocan bien y no se ofende a nadie. En mi perfil personal de Facebook suelo hablar directamente del tema. En la página de empresa es cierto que lo hago menos y siempre buscando puntos comunes y nexos de unión con las personas que me siguen para que nadie se ofenda. Por ejemplo, más que basarme en la crítica a un partido o la defensa de otro, menciono problemas y reivindicaciones que creo que tenemos todos los que emprendemos: las cuotas, los trámites, la falta de flexibilidad… Entiendo que independientemente del color político de cada uno, es algo en lo que todos coincidimos. En el ejemplo de los toros, si eres una marca entre cuyos valores está la defensa de los animales porque te dedicas a algo que puede tener cierta relación, tus seguidores no tendrían por qué ofenderse. Si tu actividad no implica que las personas que te siguen compartan estas mismas ideas, quizás es mejor llevar la reivindicación al plano personal.
      ¡Un abrazo!

    • Mil gracias Susana!

  • Que bien me lo paso cada miércoles!!! Me divierto tanto leyendo tus post!!! Esa forma de escribir tan natural, fluida y cercana como si te tuviera sentada en la silla de al lado, igual que cuando éramos mozas las dos y corríamos por verdes
    praderas…jajajaja ¡Felicidades, brillante como siempre!!!ResponderCancelar

    • Susana

      Tengo esos ratitos guardados como tesoros en mi cabeza. ¡Lo que nos hemos reído juntas! Un beso grande, guapetona.

  • Precisamente tras analizar y escuchar debates varios pense ¿ y los autonomos? No entiendo para nada como nos pueden prestar tan poca atención.
    Tremendo… pero tu post estupendo como siempre.. creo que es uno de los pocos que leo de principio a fin siempre. Gracias, me ayudas mucho.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Mercedes! Es justo eso: nadie se acuerda de los autónomos. ¿Para qué? Mientras sigan pagando en silencio… Yo misma, cuando trabajaba por cuenta ajena, desconocía la escabechina de las cuotas. Creo que habría que hacer piña y más ruido si finalmente no cambian las cosas un poco con estas elecciones…

  • Eres una genia! Me ha encantado tu post y me sumo a la iniciativa a la que añado… vacaciones pagadas para los autónomos ya! bueno, o por lo menos… vacaciones! Un besete, Gemma.ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajaja, gracias, Gemma. ¡Por lo menos vacaciones, sí! Yo estoy a punto de hacer un parón ahora en Navidad y ni me lo creo. Si encima pudiera seguir cobrando, sería la repera… ¡Hasta parecería una persona normal!

  • ¡Brillante como siempre! y si por favor, ojalá la cosa cambie y los autónomos podamos respirar un poco.
    un besoResponderCancelar

    • Susana

      ¡Ojalá! Un país que asfixia a sus autónomos no puede crecer jamás. ¡A ver si lo entienden de una vez!

  • Inma

    y yo me pregunto el porqué el Sr Sanchez le manda flores a mis padres pero a mí y a mi hermana no…jejjeeResponderCancelar

  • Brillante ! El humor inteligente q derrochas es la herramienta mejor xa el aprendizaje.
    Felicitaciones!!!ResponderCancelar

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

MENÚ