5 razones por las que nadie está leyendo tu blog

cómo hacer que lean tu blog

 

Yo también lo he sentido. Me refiero a esa sensación de pollito mojado o de abuela abandonada en una gasolinera. Es justo así como te sientes cuando después de vomitar tus palabras al mundo (con amor, eso sí) en formato post lo que sucede a continuación es nada. Nadie te lee ni comenta. Ni siquiera eres lectura de recreo y esparcimiento para el momento wc de amigos y conocidos. La etiqueta de un gel de baño, cualquier gatito de Facebook y hasta los grupos de whatsapp tienen más audiencia que tú.

 

Lo normal es que todo blog pase por esta fase al principio, pero si después de unos meses sigues sintiéndote más solo que el cajero de un peaje, quizás debas replantearte algunas cosas. Para ayudarte, hoy quiero contarte las 5 razones por las que puede que nadie esté leyendo tu blog.

 

1. Eres igual de constante que un zombie andando en línea recta.

O sea, nada. Para sumar audiencia poco a poco es fundamental que seas constante. Debes marcarte una frecuencia concreta y mantenerla siempre (por ejemplo, yo publico todos los miércoles llueva, ventee o nieve). Imagina que eres una serie nueva de la tele. La gente que quiera verte, deberá saber qué lugar ocupas en la parrilla para poder seguirte, ¿verdad? Pues con los blogs sucede lo mismo. Debes decidir cuál será tu frecuencia (mensual, semanal, varias veces a la semana…), tu/s día/s de publicación y respetarlo más que a una madre.

 

2. Tu branding es un peligro para los ojos y/o para la sesera.

Un blog poco estético es como un novio feúcho: se le tiene cariño, pero es poco agradecido de mirar. No hay opción para el amor a primera vista, así que es muy difícil llegar a gente nueva y conseguir que se queden. Por eso, deberías revisar tu imagen corporativa, el diseño de tu blog, las fotos que publicas… e intentar que todo sea medianamente estético y tenga una coherencia formal entre sí.

Cuando hagas esto, intenta dejar la subjetividad a un lado. Para que te resulte más fácil, abre en una ventana aparte un blog que te encante y compáralos punto por punto, sin piedad. Después prueba a solucionar los puntos débiles y crea una guía de estilo, de modo que siempre tengas claro qué cosas pueden tener cabida en tu blog a nivel estético y cuáles no.

 

3. Tu blog es un derroche de cualidades: es inútil y/o aburrido.

Generalmente nos convertimos en seguidores de un blog cuando éste cumple al menos uno de estos dos requisitos: nos resulta útil (nos inspira, nos aporta información importante para nuestra vida personal o profesional, nos ayuda a cubrir una necesidad específica…) o nos divierte (con contenidos originales, novedosos, textos muy cuidados…). A veces se alinean los astros y encontramos auténticas joyas en la red que cumplen ambas funciones (aunque no es lo habitual). En cualquier caso, debes cumplir al menos uno de estos dos requisitos y ser realmente bueno en ello. Pero para eso es necesario que dejemos de ser autocondescendientes y que llegado el caso seamos capaces de admitir que lo que escribimos tiene menos interés que el préstamo de un hermano. Si no, será como ir por la vida con un trozo de comida en los dientes.

 

4. El tema de tu blog no se puede resumir en una sola frase.

Cuando tu blog integra tantos temas que es imposible explicar brevemente de qué va, es el momento de centrarte. Puede que seas una persona con multitud de intereses, pero eso no significa que sea una buena idea incluirlos todos en tu blog. ¿Acaso pondrías todo lo que contiene tu nevera en un plato sólo porque esté ahí?

Cuanto más afines el tiro, antes saldrás de ese extraño espacio llamado limbo que comienza más allá de la tercera página de resultados de Google.

 

5. Te falta promoción.

Si para ti tener seguidores es sinónimo de liderar una conga, es hora de que aterrices en el planeta Tierra, un lugar en el que los seres humanos, a día de hoy, nos relacionamos y compartimos experiencias con la nariz pegada a una pantalla que usamos para ignorar a quienes tenemos justo al lado mientras nos informamos sobre la vida de gente que no nos importa un pimiento. En un mundo en el que las emociones han sido sustituidas por emoticonos, las redes sociales pueden ser las grandes aliadas de tu blog. ¿Tienes la certeza de estar cuidando de las tuyas lo suficiente o del modo que debes? ¿Te has planteado que tal vez no estés en las redes adecuadas?

 

Ahora que te he dado algunas pistas, te diré que tienes 2 opciones: seguir estos 5 consejos o ponerte pechos (si eres un hombre también) ¡y enseñarlos! Pero creo que la primera es mucho más económica y práctica, ¿no crees?

 

¡Nos vemos la semana que viene!

También te puede interesar:

SUSCRÍBETE

para no perderte nada

  • Lourdes - ¡Bravo, Susana! Cada semana te superas. Buenísimo este post, me ha encantado. Siempre consigues sacarme una carcajada. Bueno, una no, un montón!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Lourdes! Me alegra robarte alguna que otra carcajada. Yo me divierto mucho escribiendo los posts, pero divertirse acompañada es mil veces mejor 😉ResponderCancelar

  • Marina - Ay que risa, por favor. Me parece alucinante como puedes escribir tan bien, ser tan graciosa a la vez y encima hablar de temas técnicos. Me quito el sombrero…ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Marina! Me pongo tu sombrero y así no me ves lo colorada que me he puesto con tu comentario :pResponderCancelar

  • Carla - Hola Susana, me ha encantado! Muy utiles estos 5 consejos. Creo que peco en el punto 3 y 4 totalmente, reflexionare a ver como los mejores. En el 5 me has hecho pensar por que tengo presencia twitter aunque esa red social me gusta poco y no siento que me aporte mucho.
    Gracias por los comsejos!!
    Besos
    MonmoResponderCancelar

    • Susana - ¡Gracias a ti por pasarte y comentar, Carla! Un par de padrenuestros y esos pecados quedarán absueltos 😉ResponderCancelar

  • Cuqui - Pues yo estoy entre Pinto y Valdemoro….jajajajaja…no es broma, siempre me decantaré por tus maravillosos y prácticos consejos para intentar alcanzar al menos una mínima parte de lo que tu has logrado con tu Blog: enseñar y divertir al mismo tiempo ¡Esto es la perfección absoluta! ¡Felicidades!
    Prometo no tocar mis pechos.ResponderCancelar

    • Susana - En ese caso, tal y como está el tema urbanístico en este país, seguro que estás en una rotonda. ¡Deja quietos esos pechos, por dios!ResponderCancelar

  • Mary Wilson - A pesar de que el Señor me ha dado pechos, dos y generosos, creo que tendré que aplicarme tus consejos para mejorar mi blog 🙂 Gracias, linda!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Lo queremos todo! Conmigo el Señor ha sido tan poco generoso que a punto ha estado de darme sólo uno. Al final decidió repartir, pero tocó a muy poco en cada lado.ResponderCancelar

  • Ana Mora - Insuperable! Yo no sé si terminaré en el quirófano, pero de momento te voy a hacer caso porque me parece infinitamente más divertido. Crack!!!ResponderCancelar

  • Elsa de Blogger Connection - Hola Susana! No podías haber dado más en el clavo! 🙂ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Elsa! Se ve que a veces tengo buena puntería 😉ResponderCancelar

  • Rocío - Interesantísimos y prácticos consejos!! Si es que realmente…es tan fácil!!!! Jajajaajajajajajaj…..verdad?
    Los tendré en cuenta, bella!!
    Gracias por tu generosidad!! Love uuuuResponderCancelar

    • Susana - Love you a ti también very much!! Yo sé que este año lo petas seguro.ResponderCancelar

  • Elisa - Ole ole ole, lo que me he reído!!!
    En varias me he sentido identificada jajajaja, a ver si le pongo remedio
    BesotesResponderCancelar

    • Susana - ¡Y yo que me alegro de hacerte reír! Sé que cuando se tiene otro trabajo, niños, etc. no es fácil tener en cuenta tantas cosas, ¡así que ánimo!ResponderCancelar

  • Vanessa - Ayyyy que razón tienes. Ese momento pechos fuera que mas de una vez ganas han dado de sacarlo quedo a muchos años vista atrás. Ahora sólo provocaría alguna risita jocosa. Y seguro que si los sacara es por pura insensibilidad… De tanto usarlos, hija… De tanto usarlos. Así que desestimada esa opción porque ponerme nuevos pechos como que no, creo que habrá que recurrir a lo primero, que también es mucho más digno. ResponderCancelar

    • Susana - ¿Se te rompieron los pechos de tanto usarlos? Jajajajajaja.ResponderCancelar

  • Vane - Ay mi madre! Quien pudiera escribir como tu! Yo siento que soy un tronco escribiendo, si habrà que aprender! Gracias por los consejos, muy ciertos!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Vane! Estoy convencida de que todo es ponerse, ¡así que mucho ánimo!ResponderCancelar

  • Tutti frutti veraniego para aprovechar las vacaciones » SusanaTorralbo - […] ni siquiera eres lectura de recreo y esparcimiento para el momento wc de amigos y conocidos, aquí encontrarás algunas de las causas posibles para que empieces a remediarlo cuanto […]ResponderCancelar

  • ge money bank migros kreditkarte - No se nada sobre extensiones, pero se mucho de suegras.Mantener la boca cerrada y la billetera abierta.Los hijos de tus hijos, son hijos de tus nueras.Los hijos de tus hijas son tus nietos.Hace años que soy suegra, re difícil.Volviendo al pelo, me voy a comprar una,para los momentos difíciles, tipo largo, tipo leona, tipo acá estoy.De noche me la saco y lloro tranquila, si el momento lo ameritaResponderCancelar

  • http://www./ - 14dKarina muchas gracias por tus comentarios, lo que hacemos es para todos ustedes, y es con mucho gusto!! Nos encatará que vengas a los talleres!!Saludos y Feliz AñoResponderCancelar

  • http://www./ - Ilman vähintään tuota kylmäkaappia ei kyllä tule toimeen. Ja semmosiahan ei enää tehdä (kai)asuntoihin, kotonani sellainen oli. Ihan bensan tuhlausta olisi tehdä ruokaostoksia joka päivä ja en kyllä säilyttäsi jauhelihoja tai kalaa montaakaan tuntia pöydällä. Perheellinen tarttee hieman enemmän ruokaa sinne kaappiin. Eikä huvittaasi lähtiä hakeen jostain kaivosta tavaroita kun niitä tarttee, kuten ystäväni äiti vielä vajaa 20v. sitten.ResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*