Cómo ahorrar tiempo gestionando tus redes sociales

cómo ahorrar tiempo gestionando tus redes sociales

 

Me vais a perdonar, pero hoy no iba a venir. Lo sé, suena fatal. Pero es que estoy súper cansada. No sé si al día le faltan horas o al mundo le sobran cosas. Por ejemplo, redes sociales. ¡Madre del señor, me faltan manos para contarlas! Las hay de todos los colores. Juntas forman un pantone diabólico para que tú nunca llegues a depilarte en condiciones y parezca que llevas al gato enganchado en una pierna. Es una plaga. Los expertos la están equiparando en peligrosidad con las hordas de pensionistas en Benidorm. La red social es a tu vida lo que el anciano al bufet libre de hotel. Arrasan con todo. Así que cuidado: tienen dientes y saben cómo usarlos.

Alguna vez he oído por ahí que las redes sociales son grandes ladrones de tiempo. ¿Ladrones? No, oiga, no. Que esto no se soluciona con un par de años de cárcel, a lo Pantoja. Las redes sociales son el Hannibal Lecter de tu tiempo. Se lo comen con o sin nocturnidad, y te dejan la agenda como un queso gruyer. Por eso hoy te traigo consejos para que sepas cómo ahorrar tiempo gestionando tus redes:

1. Trabajar en lotes separados. Te propongo que en lugar de pensar cada día qué publicas, elaborar tu publicación, lanzarla y atender los comentarios, trabajes en lotes separados con antelación. Un día lo dedicas a pensar en tus publicaciones de las próximas semanas y planificar todo lo que necesitas para ello (buscar artículos para compartir, hacer sesiones de fotos, preparar el atrezzo), otro día te centras en las fotos, otro en la redacción de textos y programación de todos los posts, etc. Con esto no sólo vas a conseguir ganar tiempo, sino dosificar mejor tus posts y tener un mapa más claro del objetivo que deseas alcanzar con cada uno de ellos. Y sobre todo, vas a lograr extender los brazos de una vez y dejar de parecer un tiranosaurio rex.

2. Separar el momento de crear y programar/publicar contenido del momento de interactuar.  Entrar en una red social es como pasar a un universo paralelo donde no existen el tiempo ni el espacio. El problema es que cuando sales las uñas te llegan a Cuenca y te han anidado golondrinas en el pelo. Un minuto en cualquier red social equivalen a un año de vida real. Bisiesto, para más señas. Por eso es fundamental limitar el tiempo que pasamos dentro. Separar el momento de crear contenido del tiempo de responder comentarios nos ayudará a no dispersarnos ni olvidar lo que queríamos publicar.

3. Poner límites estrictos al tiempo dedicado a responder. Además de separar tareas en momentos diferenciados para no perder el norte navegando por las redes, funciona muy bien poner un temporizador cuando entramos a responder comentarios. Si no cuentas con límites, te distraerás mirando lo que no toca, una cosa llevará a la otra y al final te descubrirás a ti mismo viendo videos de gatos y bebés cabezones. Entonces te preguntarás en qué momento tu vida se truncó y tomó ese camino. Y serás incapaz de responderte.

4. Saber en qué punto estás y qué quieres conseguir con el tiempo que pasas en redes. No podemos ponerle las mismas energías al lanzamiento de un nuevo producto que a la promoción de un post del blog, por ejemplo. A estas alturas, todos sabemos que tenemos que estar en las redes… ¿pero nos hemos planteado para qué? ¿Hemos formulado un objetivo claro? ¿Tenemos una idea del tiempo que debemos invertir para alcanzarlo?

5. Limitar el número de redes en las que estás. Es mejor que estés en unas pocas y las lleves al día que en muchas y no lleves ninguna en condiciones. Te lo digo a ti y a ese señor mormón del fondo con muchas esposas  (más razones, aquí).

6. Usar plantillas, manuales de estilo, fórmulas para redactar textos… Todo aquello que te pueda ahorrar tiempo y canas redactando, diseñando o definiendo estilos es bienvenido. Podrás mirar hacia adelante mientras caminas, responder a tiempo a tu pareja, tardar menos en salir del baño y conservar tus huellas digitales. ¡Son todo ventajas!

 

¡Ahora ya lo sabes! Si estás perdiendo muchas horas a la semana vagando por las redes sociales, pon en práctica estos consejos. Está comprobado que funcionan. Yo un día lo hice y descubrí que tenía un señor cenando a mi lado. Y con el tiempo que he ahorrado hasta hemos podido hablar de las vacaciones. Yo le he dicho que me voy donde él quiera. Pero que no sea a Benidorm.

 

¡Hasta la semana que viene!

 

 

11 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Es un post genial y tienes toda la razón. Ya solo llevar un blog lleva muchísimo tiempo, preparar las fotos, o pensar el tema y prepararlo escrito.
    Y lo mejor es reducir redes sociales, totalmente de acuerdo. Así no te estresas tanto y lo llevas mucho mejor.
    Un besito guapa 🙂ResponderCancelar

    • Susana

      Síii, es que al final vivimos por y para las redes y eso no puede ser, ¡cada día nos roban más tiempo!

  • REME

    Cuanta razón tienes, desde luego yo ya hacia tiempo que veia esto de las redes como un vampiro que te chupa tiempo, y más cuando se te complica con temas personales que ya ni puedes mirarlas pero tienes el gusano dentro que te dice entra entra y verás. Desde luego en esta vida hay que ser organizado en todos los campos pero este es en el que más se necesita. Yo creia que empezaba a tener un problema gordo y ya me miraba hasta libros para encontrar paz….
    Muchas gracias SusanaResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Reme! Ya puedes quedarte tranquila, creo que eso mismo nos pasa a todos. ¡Un beso!

  • Es mi talón de Aquiles!!!!
    Creo que tengo un poco de síndrome de Estocolmo y aunque soy muy consciente de que debo poner en práctica los consejos que das…Al final me puede.

    ¡¡Puedo prometer y prometo, que me voy a desenganchar!!

    Gracias por tu post, y por las risas que de buena mañana siempre me provocas!!!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Ana! Es un placer tenerte por aquí 🙂

  • Ains Susana, mira que me río cuando entro por aquí, y hace tiempo que no lo hacía, y ha sido escuchar a Karla, Sandra y Sami que han tenido la suerte de verte y decir ¡No puede ser! ¿Sabes qué? para que no me vuelva a pasar me he suscrito y listo.

    Un BesoResponderCancelar

    • Susana

      ¡Qué bien, Xènia! Me encanta que estés de vuelta y tenerte por aquí. Conocer a Sami y a una parte de las Blogirls fue genial. ¡A ver cuándo conozco al resto! 😉

  • Soy nueva por aquí pero ya me has enganchado. Genial el post, me siento súper identificada. Tengo que ir poniendo en práctica poco a poco tus consejos, a ver si consigo ir avanzando poquito a poco con mi proyecto.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Ya me contarás qué tal! Me alegra mucho que te haya servido de ayuda. Cada cierto tiempo, suelo hacer un post especial de preguntas y respuestas para que las personas que me leen puedan resolver dudas concretas y así ayudarles más y mejor. Tenlo en cuenta por si quieres animarte para la siguiente. ¡Un abrazo!

  • […] Y si después de tanto consejo, te estás preguntando cómo puedes optimizar tu tiempo para hacerlo todo, te encantará leer esto. […]ResponderCancelar

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

MENÚ