Hagas lo que hagas, ponte… a escribir

tener un blog

 

Si aún no lo sabías, te lo digo yo: tener un blog es como autoimponerse el castigo de Sísifo. Lo recuerdas, ¿verdad? Aquel señor bajito, moreno, rey de Éfira, para más señas, que se pasaba el día cargando una piedra enorme hasta la cima de una montaña y, justo antes de llegar, la echaba a rodar colina abajo para volver a empezar de nuevo. Vamos, lo que viene siendo meterse en un bucle y sufrir como un condenado. Porque en esto de sufrir y penar, los de la mitología griega no se andaban con medias tintas, oiga… Como los blogueros, que a derroche de tinta no hay quien les gane.

Dicho esto, puede parecer extraño que quienes escribimos un blog sigamos dándole a las teclas sin respiro. Yo lo sé por mi madre. A veces viene de visita y su cara es la viva estampa de la incomprensión. Es normal. Un día me ve construyendo un cohete de cartulina; otro me encuentra despeinada y ojerosa, con la mirada perdida en algún punto del que intento extraer, cual perforadora petrolífera, un tema original para mi próximo post; y a veces, llega por la tarde, ve el plato de mi desayuno sobre la mesa de trabajo, y se echa a temblar, temiendo encontrarme devorada por las hormigas el día menos pensado. Vea lo que vea, siempre me hace la misma pregunta: “pero… esto que haces… es gratis, ¿no?”.

Ése es el quid de la cuestión. Un blog es visto muchas veces como algo accesorio, un extra del que puedes prescindir si no tienes tiempo, ideas o eres parco en palabras. Estas son las 3 grandes excusas que mis clientes ponen cuando les saco el tema. Sin embargo, se diluyen rápidamente con la pregunta que les hago a continuación: ¿cómo me conociste? ¿Qué fue lo que te animó a ponerte en contacto conmigo la primera vez? Puedo asegurar que en el 90% de los casos la respuesta es la misma: por el blog. En ese momento, dejan de verlo como un extra.

Cuando les cuento, además, que los miércoles (el día que publico) recibo el 70% de solicitudes de presupuestos de toda la semana, terminan de convencerse. Y es que no tiene ningún sentido hacerse una buena web para que, con suerte, la vean una sola vez. Si no generas nuevo contenido con frecuencia, no estás dando motivos para que vuelvan a visitarla, por lo que te perderás en algún lugar recóndito de la memoria de tu cliente ideal, entre la receta de la ensaladilla de la abuela y aquella peli olvidada que le recomendaron. Para cuando te necesite, ya no se acordará de ti.

La experiencia me ha demostrado que un blog es un arma poderosa. La falta de tiempo, de soltura o inventiva a la hora de escribir son sólo pequeños obstáculos, sobre todo si los comparas con los beneficios. No se trata de bañar a un gato, ni de pellizcar paredes o besar un cactus. ¡Es más sencillo que todo eso! Además, son habilidades que pueden adquirirse de forma paulatina. Te aseguro que con un poco de práctica, terminarás escribiendo con más salero que cayéndote en una marmita de gazpacho. Palabrita.

Actualmente estoy trabajando para aportar mi granito de arena. De hecho, llevo un tiempo preparando algo para que pierdas el miedo a escribir posts y aprendas a redactar de una forma fluida y natural en el menor tiempo posible. ¡Espero que pueda ver la luz muy pronto! Y de paso, espero verla yo también, que con tanto escribir empiezo a tener ojillos de topo y a darle palique a las paredes, y temo que un día de estos me respondan.

Mientras tanto, me encantaría que consideraras seriamente la idea de empezar o retomar tu blog. Si te falta tiempo, siempre puedes mandar a tomar por saco algún grupo de whatsapp y recuperar la sana costumbre de sacar la silla a la puerta y charlar al fresco, como las abuelas. Despeja más y consume menos tiempo. Si los de la mitología griega lo hubieran sabido, hoy conoceríamos Sísifo como el inventor de la siesta sofalera. Te lo digo yo.

 

¡Hasta la semana que viene!

33 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Ana

    Buenísimo, jajajaja. Mi madre también se sorprende de muchas cosas cuando viene a verme, pero la tuya debe flipar, jajajaja. “Pero eso es gratis, ¿no?” Jajajajaja, me ha encantado. Alucino con lo del 70 por ciento de presupuestos el día que publicas, así cualquiera lo deja! Pero es normal, porque tus posts son lo más!!ResponderCancelar

    • Susana

      Mi madre se rindió mucho tiempo a eso de tener una prole sensata, pero aún así se sigue llevando las manos a la cabeza de vez en cuando 🙂

  • Jara

    Un miércoles más te aplaudo.
    Un abrazoResponderCancelar

    • Susana

      ¡Otro abrazo para ti y muchas gracias!

  • Ana Morilla

    Tengo mi blog abandonado y sé lo duro que es llevarlo al día. Yo nunca llegué a publicar un día fijo cada semana, ni a tomármelo tan en serio como tú, así que no me quiero ni imaginar el tiempo que consumes porque encima te curras un montón los textos, las fotos… Pero también sé que hoy en día un blog te abre muchas puertas y es una oportunidad que hay que aprovechar, así que, como bien dices, voy a considerar ponerlo otra vez en marcha. Y deseando estoy que salga a la luz eso que estás preparando, creo que es el empujoncito definitivo que me falta.ResponderCancelar

    • Susana

      Totalmente de acuerdo, Ana. Yo le debo todo a mi blog. Mantenerlo actualizado y trabajar mucho cada post es muy sacrificado en cuanto a horas, pero las satisfacciones que da, la de puertas que te abre, la de gente que te permite conocer… ¡Eso no tiene precio!

  • uf, qué me vas a contar!!!!

    Mira, recuerdo un (buen-mal) día, allá por el mes de enero de 2014, cuando se me ocurrió decirle a mi novio (hoy marido), mira, para que te expriman y no te paguen, yo te monto una web para que hagas lo mismo, tb sin cobrar, pero que sea algo tuyo.

    Y entonces esta menda que, para aclarar añado que es diseñadora especialista en web, montó un blog-web de Fórmula 1.

    Y hoy, casi dos años más tarde, tenemos montada una… no os quiero ni contar! Tenemos unos 10.000 usuarios únicos cada mes, unas 3000 páginas vistas al día, pasta casi nada, pero parece que empezamos a ver la luz (parece que por fin, cubriremos algún gasto…).

    Dicen que para que un negocio funcione hacen falta tres años, no es eso? pues ya llevamos 2!!!

    Y claro, siempre con las miradas, como bien dices, sobre todo de los más allegados, familia y amigos. Y los comentarios “os estáis dejando la vida para nada. Pero si no cobráis! Debéis vivir la vida, disfrutar, descansar”.

    Y nuestra vida, señores, es hacer esto!!! Si os contara lo que yo he aprendido…

    Como bien dices, Susana, las cosas hay que hacerlas, porque tenemos una razón, la que sea, lograr clientes, visitas, lo que sea!!! Y nadie mejor que nosotros sabe llevar su negocio (aunque algunas veces, una experta como tú no viene mal para orientar!).

    Un saludo!ResponderCancelar

    • Susana

      Y además todo esfuerzo tiene su recompensa. En el caso de los blogs no es inmediata, pero llega de todos modos. ¡Mucho ánimo y éxito con vuestro proyecto!

  • Es verdad lo que dices, pero un punto importantísimo en mi caso, es que me encanta escribir, investigar, buscar nuevos temas…Disfruto tanto que el 99% de las veces se me olvidan las horas que le echo al blog, incluidos madrugones y fines de semana.
    Pero, aunque haya discrepado un poco, has conseguido que pase un buen rato leyéndote, como siempre. Gracias.
    http://www.treintamasdiez.comResponderCancelar

    • Susana

      Por supuesto, Tatiana. ¡Yo también lo disfruto! Me lo paso pipa escribiendo, pero he de reconocer que puntualmente hay semanas en las que trabajo 14 horas al día y me resulta complicado encontrar el momento para disfrutar del blog como me gustaría. ¡Mil gracias!

  • Como recordarás desde tiempos ancestrales soy un clon de tu querida madre, pero esto ha llegado hasta tal punto de que esta semana le he debido leer el pensamiento porque llevo ya días planteándome si seguir escribiendo cada martes de mi vida. Esto me lleva mucho tiempo, esfuerzo y pocos resultados, así que esperaré a que llegue ese gran grano de arena que nos estás preparando antes de decidir. No pretendo abandonar el Blog, me ha costado mucho trabajo llegar hasta aquí, tan sólo se me ocurría espaciar un poco más los post, quizás sacar uno cada 15 días??? Felicidades una vez más por tu interesantísimo Blog.ResponderCancelar

    • Susana

      Sé que es duro, pero debes seguir. Si espacias ahora los posts, cuando aún no han llegado los resultados que esperas, no terminarán de llegar. Lo de escribir menos lo puedes hacer cuando pasas a otra liga. ¡Hasta entonces hay que picar piedra! Quizás habría que analizar a qué puede deberse esos pocos resultados e ir probando: ¿falta de promoción? ¿Quizás deberías comentar en otros blogs afines? ¿Fomentar las relaciones públicas? Hay que verlo antes de rendirse…

      Además, tu blog es maravilloso. ¡No sabes la de ideas que me das! Por cierto, la semana que viene, tendrás que compartir en redes aquel post que publicaste el año pasado sobre árboles de navidad originales. Seguro que ahora que te sigue más gente, tiene más visibilidad y le das ideas a muchos.

      ¡Un beso!

  • Eres la repera, Susana, siempre te lo digo, me repito más que el ajo. Pero es que tienes un arte y las ideas tan claras, que no me puedo quedar callada aunque sólo pueda repetir lo de siempre. Eso que estás preparando me lo anoto para apuntarme corriendito. Un beso!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡La admiración es mutua! Y lo sabes 😉 (hoy más que nunca)

  • Silvano Quevedo Bonetti

    Gracias….ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Silvano!

  • Jajajaja me muero de risa con sisifo!!! No conocía ese mito, yo soy un desastre y quiero arreglarlo ResponderCancelar

    • Susana

      Poco a poco. Disfruta de tus nenes y ya llegará el momento… ¡Muac!

  • De verdad, que merece la pena todo tu esfuerzo. A mi me encanta y es uno de los pocos blogs que leo seguro, con asiduidad y constancia y es porque siempre das contenido de valor, siempre haces pensar y le das una vuelta a las cosas… y de repente te das cuenta que las cosas son diferentes tienen otra prespectiva. Tu trabajo es genial, Susana!!! Un abrazo.ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchísimas gracias, Mercedes! Me dan ganas de enmarcar tu comentarios, ¡en serio! Mi obsesión es esa: aportar contenido de valor siempre, ¡y no sabes las vueltas que le doy a la cabeza! Un beso y muchas gracias por este comentario. ¡Me ha encantado!

  • Jejejeje, tus post son la caña, así que aunque tu madre no lo entienda, ¡no dejes de escribirlos, por favor!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Silvia! Muchas gracias, con comentarios como el tuyo, la motivación para seguir está garantizada 😉

  • Carolina

    Jajajaja ¡cuanta verdad! Pero tú sigue con tu blog que somos muuuuuchos los que disfrutamos de él. Y espero ansiosa des a luz ese proyecto… pinta muy bien… vamos que yo contigo seguro me apunto! ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchísimas gracias, Carolina, qué linda eres!

  • Ayyyyy….parece que has leído el pensamiento. Vengo de buscar un bosque otoñal por el interior de Málaga y vuelvo con un par de fotos de dos ovejas y otra de un gato. Jajaajajajjaajaja….así que imagínate lo contenta que estoy.
    Por supuesto, era para hacer un post. Así que, 200 km. más tarde, el depósito de gasolina casi vacío y una comida asquerosa en un bar de carretera, me preguntaba….¿realmente todo esto sirve para algo? Y, volviendo en el coche, me encuentro con esto.
    Gracias amiga.
    Love uResponderCancelar

    • Susana

      ¡Claro que sí! Nos alegras la vista cada semana. Y estoy segura de que cada vez serán más los que se den cuenta de tu enorme talento, no sólo para hacer fotos, sino para contar historias. Cuando tú haces click, yo hago dream 😉

  • Bueno, es que desde fuera debe ser una visión surrealista…Hasta a veces yo me pregunto si estoy en mis cabales. Ahora no publico con tanta regularidad pero hay un porqué, estoy preparando un libro, con lo aún que aún más trabajo porque igual no dejo el blog. Me paso los fines de semana dedicada a ello. Es muchísimo, muchísimo trabajo. En mi caso pensar la receta, cuándo la puedo preparar teniendo en cuenta cuándo puedo hacer las fotos, editar y obviamente escribir porque además yo las introduzco con un relato. Más claro está, las redes sociales…es un segundo trabajo y esto que no me dedico cómo debería…buffResponderCancelar

    • Susana

      ¡Madre mía! Ya no puedes sumar más cosas a esa ecuación. Por cierto, avísame cuando salga ese libro de recetas, ¿eh? ¡Que tiene muy buena pinta!

  • Ay Susana! Será gratis, pero nos alegras tanto el día, que sí, dile a tu madre que merece la pena! Yo tengo mi blog abandonado, pero por una buena causa! Estoy estudiando mucho, para poderle sacar mejor rendimiento, y hacerlo mejor! Y dentro de nada estará activo otra vez. Porque si, es super importante tener y mantener un blog! La de gente maja y super profesional que estoy conociendo yo leyendo por la red…
    Por otro lado, espero con ganas esto que estás cocinando para nosotras! Aunque seguro, que metáforas tan buenas como la de pellizcar paredes, serán imposibles de conseguir!!! 😀
    Un abrazo muy fuerte!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Valentina! Estoy segura de que este parón te va a venir genial. A veces eso es justo lo que necesitamos: parar, pensar, reflexionar… ¡Después de eso no habrá quien te pare!

  • Hola, Susana 🙂 te he conocido hoy y ya me has enamorado. Me quedo por aquí.
    Se nota que te gusta leer y escribir, porque redactas que da gusto. Es un placer leerte.
    Enhorabuena por tu blog y por tu proyecto en general.
    Un abrazo!
    IreneResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Irene! ¡Un placer saludarte! Muchísimas gracias por lo que me dices. Para mí sí que es un placer leer comentarios como este. ¡Un abrazo!

  • […] lo que sucede cada vez que publico un post? Te lo explico aquí, para que entiendas de inmediato por qué debes tener un […]ResponderCancelar

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

MENÚ