¿Qué debes pedirle a 2016?

objetivos para 2016

 

¡A todas las unidades! 2015 ha terminado. Repito: ¡ha terminado! Concretamente, nos quedan 352 días para comer sano, reducir nuestros culos a la mínima expresión, entrenar para un maratón, dejar de fumar, beber y comer montaditos, encontrarnos a nosotros mismos, rezar para caernos bien, aprender un idioma y convertirnos en el empresario del año… Keep calm y toda la pesca. Quien sea capaz de conseguir todo esto en 12 meses y además tener la casa limpia se merece la canonización inmediata.

 

Yo suelo llegar tan cansada al  31 de diciembre que mi único propósito para los próximos 365 días es arreglar los despropósitos del año anterior. Después, con las vacaciones y el descanso, me entra el siroco y me propongo convertirme en la heroína nacional. Pero pasados unos días, entro en razón, pienso que Kim Kardashian sólo hay una, que, después de todo, una cervecita nunca viene mal, que ya no tengo edad para ser una chachi-buenorra, que el chino mandarín tampoco lo habla tanta gente (¿qué son 1.200 millones de personas en toda la galaxia?) y que, ¡qué diablos!, con correr 15 minutos al día me conformo. Vuelta a la lucidez, es el momento perfecto para plantearme los objetivos de mi negocio.

 

Ojo, no me malinterpretes: esto de fijarse objetivos a principios de año y tener ganas de comernos el mundo está requetebién. Pero no basta con apuntar alto; hay que hacerlo en la dirección adecuada. Por eso hoy quiero compartir contigo el mejor método que conozco para convertir despropósitos en propósitos.

 

Estarás de acuerdo conmigo en que, como emprendedores, solemos buscar al menos una de estas 3 cosas en nuestros proyectos:

-Que nos aporte experiencias gratificantes.

-Que nos proporcione dinero (como mínimo, para cubrir todos nuestros gastos y vivir dignamente).

-Que nos dé tiempo, es decir, que nos permita tener cierta flexibilidad horaria y nos deje un porcentaje razonable de tiempo libre a la semana.

 

Antes de sentarnos a escribir nuestra lista de deseos, deberíamos analizar hasta qué punto se han cumplido estos 3 factores. En caso de que tu valoración sea positiva para todos ellos, estoy a dos copas de pedirte matrimonio. Pero doy por hecho que en la mayoría de los casos flojeamos al menos en uno, así que empezaremos por ahí a la hora de plantear nuestros objetivos.

 

1. Si tu proyecto no te ha aportado experiencias gratificantes.

Redefine tu target. Hay clientes que son como una condena. Trabajar para ellos tiene más peligro que un barbero con hipo. Te quitan años de vida y te llevan directo al hoyo. Si el año pasado tuviste algún caso así, quizás sería el momento de redefinir tu target y cambiar tu estrategia de comunicación para empezar a atraer a otro tipo de clientes.

Replantea tus productos o servicios. A veces, el problema no está en los clientes, sino en que tu trabajo no te llena al 100% o no lo has enfocado de la manera adecuada. ¿Acaso lo que haces no es realmente lo que te gusta? Considéralo.

 

2. Si tu negocio no te ha aportado suficiente dinero.

Redefine tus precios. Lo sé, esto suena simple como el mecanismo de un botijo. Pero si estás trabajando a un buen ritmo y no ganas lo suficiente, es obvio que tienes que subir tus precios. Deja el miedo a un lado y hazlo de una vez. Deja que sean tus clientes quienes piensen que tu servicio es caro, no pongas trabas antes de tiempo.

-En otras ocasiones, cuando un negocio no te aporta el dinero que necesitas puede deberse a que no has generado suficiente demanda. Vamos, que esto del marketing lo llevas entre mal y peor. Pero todo tiene solución: puedes contratar un pequeño servicio de asesoramiento con un profesional y darte el impulso que necesitas.

 

3. Si no has podido disfrutar apenas de tiempo libre.

Analiza tu sistema de trabajo y automatiza ciertos procesos. A veces estamos tan saturados que terminamos siendo muy poco prácticos. No sabemos detectar que hay partes de nuestro trabajo que son innecesarias, que se podrían hacer de otro modo más liviano e incluso automatizarlas. Tenemos que pensar en nuestro negocio como en un sistema en el que todas las piezas deben ser eficientes por sí mismas, además de serlo en su conjunto. Debes analizar al detalle todas la tareas y microtareas que componen tu trabajo y eliminar y/o automatizar aquello que se pueda.

Crece, contrata a alguien. Si tienes que dedicar tantas horas a tu trabajo que al final no tienes vida, plantéate aumentar tu equipo. Sé que es un paso que da vértigo, pero te aseguro que el contar con ayuda no sólo no disminuirá tu cuota de beneficios, sino que ésta crecerá. Al estar más descargado de trabajo tomarás decisiones más acertadas. Además, si contratas a un experto para aquellas tareas que te resultan más complicadas, podrás centrarte en aquello que te gusta más, con lo que además de hacer que tu trabajo sea más gratificante también conseguirás ser más eficaz.

Al final, todo está relacionado. De hecho, si subes los precios, terminarás teniendo más tiempo libre porque podrás trabajar menos para ganar lo mismo.

 

No existe el negocio perfecto, pero siempre debemos buscar un equilibrio entre estos 3 factores. Ahora que ya sabes qué pedirle a 2016, estás mucho más cerca de alcanzarlo.  Será más sencillo que conseguir que el año que viene no te caiga por Reyes la misma colonia de siempre. Y si no, recuerda que la felicidad se mide en centímetros de espuma… ¡Ya dejaremos las cervecitas en 2017!

 

Antes de marcharme, ejem, ejem, quiero preguntarte una cosa: ¿no has notado nada nuevo? ¡Muy mal si aún no te has dado cuenta! No quiero ni pensar lo que pasa cuando tu pareja se corta el pelo… ¡Mi web está renovada! Le he hecho un tratamiento de belleza para empezar el año con fuerza. Y para celebrarlo, la semana que viene publicaré un post especial: durante esta semana, estaré recibiendo por email (hola@susanatorralbo.com) dudas y preguntas sobre temas concretos de marketing, publicidad, diseño, blogs, redes sociales, SEO y el mundo de los pequeños negocios. El miércoles que viene publicaré un post con todas las respuestas, así que si tienes alguna cuestión que te atormenta, te inquieta o te preocupa, aprovecha y envíame un email.

 

Pero antes de irte, la cotilla que habita en mí quiere hacerte una pregunta: ¿qué le pides a 2016?

 

¡Hasta la semana que viene!

20 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

  • Lourdes

    ¡Susana! ¡Me alegra tenerte de vuelta! No recordaba si era hoy el día que volvías y qué sorpresón. La web te ha quedado divina, es una pasada, estoy embobada mirándola. Yo a 2016 le pido justo eso, planificar menos pero cumplir más cosas. Gracias por las ideas y feliz año nuevo!ResponderCancelar

  • Carolina Ruiz

    Bueno, bueno, bueno… ¡cómo no darse cuenta con lo bonita que está! Es dulce, sin ser ñoña, es fresca y transmite muchísma alegría, justo como tú. Qué gusto tienes, chiquilla, ¡y qué fotos! Yo en 2016 quiero que se me pegue algo de ti 😉ResponderCancelar

    • Susana

      Gracias, Carolina. ¡Qué ilusión que te guste!

  • Yo me conformo con que en 2016 pueda darme una ducha tranquila, sin niños ni gatos mirando y que alguien me haga la cena alguna vez jajajaja. Lo de la Kardashian bien sé que es imposible, así que ni se me pasa por la cabeza. Tu web está relinda!ResponderCancelar

    • Anna

      Yo añado lo de ir al wc tranquila jijiji. ¡Susana, un post y una web de 10!

    • Susana

      Jajajajaja, ¡qué agobio!

    • Susana

      Muchas gracias, Mar. Espero que a estas alturas, hayas conseguido darte al menos una ducha tranquila, jajajaja.

  • María José

    ¡Montaditos y cervezas forever! Jajajaja, qué arte tienes. Yo tampoco pienso proponerme ciertas cosas que sé que solo van a servir para estresarme. Me he enamorado de tu web…ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, María José!

  • Noelia

    ¡Hola Susana! De nuevo un post de 10. Otro que entran ganas de imprimir y pincharlo con una chincheta frente al puesto de trabajo para releerlo cada vez que entren ganas de salir pitando! ¡Gracias por lo que haces Susana! 😀 ¡Enhorabuena!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Gracias a ti, Noelia! Leer comentario como el tuyo me animan para intentar hacerlo cada vez mejor. ¡Un beso!

  • Me gusta mucho la nueva web, muy «candy» y limpia. Da sensación de luz.
    El propósito que tengo es seguir trabajando en el blog, para que siga creciendo y pueda vivir de él. ¿Lo conseguiré? Pregúntamelo dentro de un año.
    Gracias por tus newsletter, me encantan.
    treintamasdiez.comResponderCancelar

    • Susana

      ¡Muchas gracias, Tatiana! Siento responderte tan tarde, pero he tenido un mes de lo más movido. ¡Espero que los 11 meses restantes se porten mejor! Y por supuesto, espero que para entonces ya estés viviendo de tu blog. ¡Mucha suerte!

  • Pues sí bonita, he notado que la web ha cambiado y me encanta cómo ha quedado muy acorde con tu estilo, es preciosa! No me importaría que diseñaras algo para mí pero antes creo que debo redefinir un poco mi camino. Y este es mi propósito, conseguir compaginar mejor,centrarme, no querer abarcar todo y aceptar, aceptar, aceptar que a veces tienes que ir a su ritmo. Que de momento lo mío es un hobby pero que hay que seguir moviéndote. Lo de correr 15 minutos y no ser un tia buenorra, las cervecitas y aceptar mi edad ya lo llevo cada vez mejor. Un pequeño paso para la humanidad un grande para mí. Un beso preciosa!ResponderCancelar

    • Susana

      Jajajajaja, pues sí, Sonia. Hay que aceptar que no podemos con todo y bajar el ritmo de vez en cuando. Y si no, mírame a mí, a qué alturas del año estoy respondiendo comentarios… No somos máquinas y cuanto antes lo aceptemos y dejemos aparcado el látigo, mucho mejor. ¡Un beso!

  • Buenisimo!!! Lo sé me repito más que el ajo, pero es así, eres grossa, como dicen en Argentina
    Mi propósito principal (tengo miles) es organizarme mejor en el trabajo para que no me agobie, me tape y no me debe respirar
    MuaaaaaResponderCancelar

    • Susana

      Con dos niños y trabajando, tienes toda mi admiración te organices como te organices!

  • Hola Susana, y feliz comienzo de año!!!! Empezar con este lavado de cara es de lo mejorcito que hayas podido hacer! Enhorabuena!!! Y sí, estoy contigo: este 2016 va a ser genial, lo presiento! Me guardo estos consejos para el futuro, cuando tenga listos mis servicios y empiece a lidiar con los clientes! 😀

    Un abrazo!ResponderCancelar

    • Susana

      ¡Hola, Valentina! El año arrancó con tanta intensidad que ni tiempo he tenido de responder y felicitarte el año yo también… ¡Un beso, guapa!

  • I much like the priceless facts you give with your content.I’ll bookmark your blog and look at once more right here fr.n8eqtlyeI&#u217;m quite absolutely sure I will master quite a lot of new things most suitable listed here! Fantastic luck to the subsequent!ResponderCancelar

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

Palabras con efectos secundarios EBOOK aprende a escribir
posts geniales
MENÚ