Tu porqué y todo eso que nos une

tu porqué y todo eso que nos une

 

A veces olvidamos lo importante. Son esas mañanas. Esas en las que nos levantamos con el pelo como si acabáramos de luchar cuerpo a cuerpo contra El Marinero Tarugo, Hulk Hogan y los gemelos Sacamantecas en una habitación con las paredes de velcro. Esas mañanas en las que venderías tu alma por eBay a un señor de Cuenca con tal de quedarte un ratito más planchando la oreja, en modo vacío mental. Esas mañanas en las que el roce del viento en tu dedo meñique te molesta lo mismito que tragarte un cactus del valle de la Muerte tamaño familiar.

Y entonces sucede lo que sucede: ese día todo sale mal. La alfombrilla de la ducha pierde su adherencia, la toalla no seca, el perro del vecino ladra 10 tonos por encima de lo perrunamente posible, llama a tu puerta Norman Bates, te contagias con la peste negra, recibes el azote de la furia de lo dioses, te castigan con las 10 plagas de Egipto… Vamos, lo que viene siendo un día regulero de toda la vida. Desgracias y negatividad a cascoporro.

La razón es bien sencilla: has olvidado tu propósito, lo que te motiva, lo que hace que te levantes de la cama con una sonrisa como un camión de lado… que no de helados, aunque también me valdría. Y ahora dirás: ¿y de eso va el post de hoy, de levantarse contento? ¡Ay, alma de cántaro, como si no me conocieras! Que la cabra tira al monte, pero no tanto como una servidora, que es muy de trotar colina arriba, allá por los derroteros del marketing. Hoy quiero ahondar en la cara más desconocida, humana, resultona y con más alma del marketing. Quiero que hablemos de tu porqué, de tu propósito real, y de cómo identificarlo y saber comunicarlo puede llevarte más allá (del éxito, no de la vida, que de ese otro más allá no soy experta… aún).

Empecemos con un ejemplo a lo grande:

¿Te has preguntado alguna vez por qué Apple destaca tanto sobre el resto de empresas de su sector? ¿Será por sus ventas? ¿Por su packaging, su publicidad, el diseño de sus productos…? No, no y no. Falso como una pelea de Power Rangers. Todo eso lo hace diferente, cierto, pero no es la causa; es la consecuencia de algo mucho más profundo que lo impregna todo: su porqué. La clave está en que Apple tiene muy definido su propósito más profundo y lo comunica de todas las formas posibles. Si Apple fuera una empresa al uso nos diría que hace ordenadores (y otros productos tecnológicos) y que son fáciles de usar. Es decir, nos hablaría del qué y del cómo, exactamente igual que el resto de compañías. Pero Apple nos habla de su porqué. Lleva años lanzando un mensaje: Think Different. Y desde este pensar diferente y desafiar el status quo, hace un producto diferente, de un modo diferente y lo comunica diferente.

Por eso Apple tiene adeptos en lugar de clientes.

¿Comprendes ahora por qué es tan importante tener siempre presente tu porqué? Es algo que va mucho más allá de empezar el día con motivación…

Si nos limitamos a hablar de nuestro qué y nuestro cómo y esperar a que nos compren, tenemos menos futuro que Chewbacca en un logopeda. Porque el qué y el cómo no inspiran, no conectan, no provocan ninguna emoción. Son datos que van directos al córtex cerebral, que es donde procesamos toda la información lógica. Pero la toma de decisiones se produce en una zona diferente de nuestro cerebro, mucho más sensible a las emociones. Y aquí llegamos al quid de la cuestión: los porqués sí tienen esa carga emocional. ¡Oh, dioses olímpicos, ya se ve la luz al final del túnel! Los porqués se procesan justo al ladito de donde se toman las decisiones.

Es por esto que debemos invertir el orden de nuestros mensajes. Primero, y por encima de todo, tenemos que hablar de nuestro porqué y, a partir de ahí, vamos desglosando nuestro qué y nuestro cómo. Así que allá va mi pregunta: ¿qué estás vendiendo realmente? ¿Por qué haces lo que haces? ¿Cuál es tu verdadero propósito?

¿Lo tienes? Pues ahora interiorízalo como un mantra e impregna todos tus mensajes y tu proceso de venta con esta idea. Porque… ¿sabes qué va a suceder cuando lo hagas? Que atraerás a personas que se sienten inspiradas con tu porqué y creen en lo que tú crees. Porque la gente no compra lo que vendes, compra el por qué lo vendes. Y eso, justo eso, es lo que hace que realmente merezca la pena.

Y además no hay día malo, pie izquierdo ni plaga milenaria que pueda hacerle sombra.

Pero, por si no fuera suficiente, hoy estoy feliz de traerte algo que estoy convencida de que te puede arreglar al día aunque te ataque un ejército de clones de Norman Bates disfrazados de señora mayor cuchillo jamonero en mano. Imagino que ya lo habrás visto estos días en los mundos del Internete. La tercera edición de Business Craft está a punto de comenzar. Pero si has estado viviendo dentro de un botijo y no sabes de qué te hablo, te hago un resumen en un periquete:

Business Craft es un training online en exclusiva para pequeños emprendedores que quieren convertir su hobby en su medio de vida. En él está todo, absolutamente todo lo que hay que saber sobre crear tu propia marca, hacerla crecer y vivir de ella por siempre jamás. Detrás de este curso está Èlia Fibla (seguro que la conoces de su etapa en Superyuppies), así que sobran las palabras. Pues bien, por ser lector de este blog, puedo darte acceso gratuito al módulo cero del curso (los suscriptores de mi newsletter ya lo tienen en sus buzones). Sólo tienes que dejarme un comentario abajo y te enviaré un mail con tu link y contraseña de acceso a la velocidad del rayo. Yo ya le he echado un ojo y puedo prometer y prometo que hay entrevistas en video con las que no vas a poder ni parpadear. Ve preparando litro y medio de colirio, que el que avisa no es traidor. ¡Dicho queda!

 

Y así de esplendorosa me despido… ¡Hasta la semana que viene!

 

También te puede interesar:

Únete a mi comunidad 

y no volverás a tener un miércoles aburrido

  • Ana - Pues venga ese módulo cero, muchas gracias Susana!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Ana! Acabo de enviarte un mail con tu acceso. ¡Ya me contarás qué tal! Pero, vamos, te va a gustar seguro 😉ResponderCancelar

  • Begoña Colorado - Susana eres lo más, lo que estoy aprendiendo con tus post!! Y encina con regalito.
    Gracias solete!!
    Yo de mayor quiero ser como tú 😉
    Un abrazo!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Begoña!

      Justo acabo de escribirte un mail para darte el acceso. ¡Espero que te guste! ¡Muac!ResponderCancelar

  • Teresa - Lo que me encanta leerte!!! Vamos todos con nuestros por ques a comernos el mundo!!! gracias Susana!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Gracias a ti! Acabo de enviarte un mail con tu acceso al módulo 0. ¡Te va a encantar!ResponderCancelar

  • ana - Me encantaria emprender y hacerlo tan bien como tu! Gracias por ese regalo!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Ana! ¡Gracias a ti por tus palabras! Acabo de enviarte un mail con tu acceso al módulo 0. ¡Espero que te guste!ResponderCancelar

  • Núria - ¡Bravo, bravo, bravo!Tan importante es saber qué vendemos como saber el porqué, la historia y lo que queremos transmitir con ello. Estupendo post, Susana!!

    Un beso,
    NúriaResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Núria! Tú que eres del gremio, lo sabes bien, ¿verdad? ¡Un besazo!ResponderCancelar

  • Beatriz - Me ha encantado tu post, muy inspirador.

    Un abrazo.ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Beatriz! Como storyteller, tú saber mejor que nadie lo importante y poderosos que son los porqués para que un mensaje emocione, llegue y perdure. ¡Un abrazo!ResponderCancelar

  • Claudia - Encantada por tu post!
    Gracias por el regalito! Un abrazo ResponderCancelar

    • Susana - ¡No hay de qué, Claudia! Acabo de enviarte un mail con tu link de acceso. ¡Espero que te guste!ResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Pedazo de post!! Me has dejado dándole vueltas a la cabeza, para poner todo patas abajo (que patas arriba ya está), gracias por compartir y conectar tan bien 😉
    pd: llevo un rato enganchada al módulo cero que he ido directa desde la newsletter, me voy corriendo a por el colirio 😉ResponderCancelar

    • Susana - Jajajaja, corre, Ana, que hay más entrevistas y se te van a quedar los ojos secos, jajajaja.ResponderCancelar

  • yadira cobas gomez - Eyyy yo quiero!!!! Me encantaba superyuppies!!!
    Y me has hecho pensar y a partir de ahora intentaré cambiar el mensaje.
    http://www.yadiracfotografia.com/ResponderCancelar

  • Elena - No me puedo creer que no estuviera suscrita a tu lista de correo. Pero si espero tus post como sol de invierno que calienta a través de un cristal y hasta me preparo una infusión y un momento relajado para disfrutarlos… En fin, que ahora mismo le pongo remedio. He aquí una new suscriber ResponderCancelar

    • Susana - Jajajajaja, ¡qué graciosa, Elena! Muchas gracias por suscribirte, ¡qué ilusión! Ya te he enviado el link de acceso. ¡Un besote!ResponderCancelar

  • Mónica - ¡Hola, Susana! Te descubrí en el evento Bloggerver en Oviedo, y desde entonces no me pierdo ni uno de tus post. ¡Eres genial! Venga eses regalito, a ver si cojo carrerilla y me tiro a la piscina. Un abrazo fuerte.ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Mónica! ¡Ay, Bloggever… qué bonito fue y qué poco duró! Acabo de enviarte por email tu acceso al módulo 0 de Business Craft, a ver si te sirve para que cojas carrerilla y des el salto. ¡Espero que te guste! ¡Un beso!ResponderCancelar

  • Mariam - uy! y ya de paso me suacribo y tal…jejejjeResponderCancelar

    • Susana - Jajajajaja, ya estás suscrita y con un email recién horneado en tu bandeja de entrada. ¡Espero que te guste!ResponderCancelar

  • Valentina - Este es un pedazo de artículo Susana! Además a mi me va a venir muy bien justo ahora que me encuentro en fase de redefinición de todo! Estará bien siempre tener en mente mi porqué para no perder el rumbo.
    Me ha gustado mucho y lo voy a compartir con una comunidad de emprendedoras creativas en la que estoy metida en Facebook! Seguro que va a dar mucho que pensar y debatir.

    Un achuchón bien grande guapa! Ojalá podamos vernos pronto ♡ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Valentina! Estoy deseando ver lo que sale de este periodo de reflexión. Disfrútalo mucho y no tengas prisas, que las mejores ideas se cuecen sin presiones. Estoy segura de que lo que está por venir será fantástica y no por arte de magia, sino porque tú lo vales. ¡Un beso grande!ResponderCancelar

  • Eva - Me ha encantado tu post!!! Anda enviame el link, a ver si es igual de interesante… gracias por compartir siempre. NamasteResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Eva! Ya tienes en tu buzón tu acceso al módulo 0. ¡Disfrútalo!ResponderCancelar

  • Susana - ¡Hola, Esther! La parte lógica siempre argumenta fuerte, pero al final la batalla la terminan ganando las emociones siempre. ¡Espero que disfrutes mucho con el módulo 0 de Business Craft! Ya tienes el acceso esperándote en tu bandeja de entrada 😉ResponderCancelar

  • Verónica Vicente Ruiz - Parece muy interesante el Business Craft, vamos a echar un vistazo.ResponderCancelar

  • Carmen - Uuuuf, la verdad es que estoy deseando ver ese capítulo cero! Gracias, Susana, por el regalito y por hacerme sonreír (y pensar) siempre con tus post!ResponderCancelar

  • Claudia Ferrer - hola susana, todavía es posible que me envíes el modulo cero?
    acabo de llegar a tí por maïder tomasena y he rayado con tu manera de escribir
    quedo adetenta
    abrazos desde ChileResponderCancelar

    • Susana - Hola, Claudia!! Todavía tienes unas 3 horas aproximadamente para apuntarte. Te envío un mail ahora mismo!!ResponderCancelar

  • Narbis - Hola Susana, me he reido mucho e inspirado a buscar mi porque, justo ahora que estoy redefiniendo mi rumbo, me cae tu artículo y me da seguridad que puedo hacer de mi hobby mi carrera…gracias y emocionada de seguir leyendo tus artículosResponderCancelar

    • Susana - ¡Gracias a ti, Narbis, por pasarte y comentar! Me alegra mucho saber que te ha inspirado este post. ¡Vuelve cuando quieras!ResponderCancelar

  • Loly - Susana me encanta el contenido de tus post, pero lo que mas me engancha es tu forma de escribir, expresar y transmitir tus ideas. Aqui tienes una suscriptora, un saludo!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Bienvenida, Loly! Estoy encantada de tenerte por aquí. ¡Un abrazo grande!ResponderCancelar

  • Lina Ceballos - Hola Susana, apenas conozco tu blog. Muchas gracias por lo que compartes a través de lo qué escribes, disfruté leyendo este post porque deseo emprender y aveces los miedos opacan, pero ando llenándome de seguridad y lecturas como éstas ayudan mucho! Una suscriptora más!. Un abrazoResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*