Cómo usar el formato video en tu estrategia de marketing online

video marketing

Un horror. Qué vergüenza, qué comezón de estómago, qué pastosidad en la boca… Me refiero a lo de hablar en público, que equivale a engullir una tonelada de polvorones mientras te prendes fuego. Y en mi caso es mucho peor. Sí. Porque para cuando he conseguido disimular mi frenillo, ocultar los brackets y neutralizar el acento, me he provocado un cortocircuito neuronal de aúpa. ¡De aúpa Atletic!

Sin ir más lejos, hace un par de semanas tuve la oportunidad de vivirlo durante esta entrevista de las chicas de Blogger Connection. Jaione y Elsa son especialistas en profesionalizar blogs de moda y me invitaron a una charla online para hablar sobre Instagram. ¡Ay, Instagram! Esa red maravillosa en la que doy el do de pecho porque me permite ser mona como un gato de escayola.

Pero el video es otra cosa. Ahí no se puede hacer trampa, no basta con poner tu cara de foto y mantenerte calladita y quieta, como si te estuvieran sacando una bala. No. El video es delicado, arriesgado, peligroso como un gremlin haciendo el Ramadán. En movimiento salen a la luz todas nuestras inseguridades. Y, claro, por evitarnos un disgusto, lo vamos dejando de lado, cosa que entiendo como la primera, pero que está muy mal. ¿Sabes por qué?

  1. España es el segundo país del mundo que más vídeos online consume. Esto implica que por el simple hecho de usar el formato vídeo ya cuentas con una atención mayor. Es como ponerte un wonderbra y entrar en un bar.
  2. El vídeo tiene un índice de recuerdo superior al resto de formatos. Vamos, que un video se recuerda más que la factura de un dentista.
  3. El vídeo es el formato que más se viraliza. Te prestan más atención, te recuerdan mejor ¡y encima te comparten más!
  4. Pero esto no se acaba aquí, podemos ir un paso más allá porque el vídeo tiene un poder de convicción mayor, es decir, que el mensaje se entiende antes y se asimila mejor. Es como cuando tu madre te repetía una frase zapatilla en mano: lo pillabas al instante.

Si a pesar de estas 4 poderosas razones sigues pensando que el vídeo no es para ti, es posible que no te hayas dado cuenta de todas sus aplicaciones (o puede que tengas la cabeza más dura que el talón de un oso). En cualquier caso, como persona positiva que soy (aunque vayamos a morir todos y el apocalipsis ande cerca), quiero enumerarte algunas:

Para explicar los beneficios de un producto o servicio en concreto. ¿Quién dijo miedo? Si vas a lanzar un nuevo servicio o producto, ¿por qué no explicarlo en formato video y hacerlo más apetecible? ¿Por qué no poner toda la carne en el asador para asegurarte de que será un éxito? Si la inseguridad te bloquea, mírame aquí. Sentirás tanta vergüenza ajena que te olvidarás de la tuya.

Para potenciar la imagen de tu marca y tu storytelling. Haz un video en el que se te vea trabajando, haciendo tareas cotidianas, contando tu modo particular de ver las cosas… Seguro que a tus clientes potenciales les gusta verte en movimiento y asomarse por una ventanita a tu negocio. Olvídate de los errores y del perfeccionismo. Hazlo lo mejor que puedas. Eres un ser humano y precisamente queremos verte como tal. Este tipo de vídeos funciona muy bien para estrechar lazos con tus clientes y darte a conocer un poco más.

Videotutoriales. ¿Cuántas veces has entrado en Internet para ver cómo se hace algo? No es casualidad que Google afirme que la palabra “cómo” es una de las más buscadas. Y es que estamos en la era de compartir conocimientos. Haz un videotutorial y tendrás la gloria ganada.

Videoblog. Lo sé. Estás pensando que me he venido arriba y que por aquí no pasas. Te entiendo, pero míralo de este modo: no es necesario que renuncies a la palabra escrita y te conviertas en un youtuber de éxito. Basta con que de vez en cuando hagas algún post en formato video. Tus lectores te lo agradecerán.

Aunque la sola idea de pensarlo te provoque ganas de inmolarte, aunque sientas que se ha hecho el vacío en la atmósfera, aunque tu cara coja temperatura para asar castañas, créeme: el formato vídeo puede ayudarte de un modo sorprendente. Por eso, quiero que te pares un momento y pienses en cuál, de las cuatro usos que acabo de contarte, podrías poner en práctica a corto plazo. ¿Ya lo tienes? Perfecto. Tengo las palomitas preparadas y estoy deseando verte.

 

¡Hasta la semana que viene!

P.D. Si te ha interesado el tema y quieres seguir profundizando y cogiendo ideas, échale un vistazo al blog de Sara Celaya, uno de los pocos que existen en castellano especializados en video marketing.

También te puede interesar:

SUSCRÍBETE

para no perderte nada

  • Cuqui - ¡¡¡ Bravo !!! Ha nacido una artista con mucho talento y con una naturalidad ante las cámaras como si llevara toda la vida en esto. ¡¡FELICIDADES!!ResponderCancelar

    • Susana - Jajajajaja, te pierde la subjetividad. ¡Muchas gracias, guapa!ResponderCancelar

  • Lourdes - ¡Me ha encantado verte, Susana! ¡Eres súper dulce! Y el video es fabuloso, como tu trabajo. Enhorabuena y gracias por el post.ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Lourdes! ¡Y yo que he sido siempre más de salado que de dulce!ResponderCancelar

  • Sara - Estaba leyendo tan feliz como cada miércoles tu post y al final vaya sorpresa, muchas gracias por la mención, qué honor 🙂 y por destacar el vídeo como un contenido a tener en cuenta en una estrategia de marketing online. Mención aparte merece el vídeo promocional que te has marcado, tiene todos los buenos ingredientes para gustar: idea, historia, diversión, mensaje, y cuidado en los detalles técnicos. Muchos éxitos con Fast Web!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Cómo no iba a mencionarte, Sara! Tú eres la experta en este campo, y todo el que desee ponerse las pilas con el formato video debería seguirte ahora mismo. ¡Un beso!ResponderCancelar

  • maria - en una cosa no estoy totalmente de acuerdo, no sé yo si un video se recuerda más que la factura del dentista, al menos en mi caso. Ni siquiera de si me pongo más nerviosa al pensar en hablar en público o al pensar en que me darán el presupuesto de la ortodoncia.

    Es broma! La verdad, no sólo me ha encantado el vídeo. Me ha dado muchas ideas. Soy fotógrafa y diseñadora y, aunque no soy publicista, sí que tengo un master en Marketing e investigación de Mercados.

    Lo de Fast Web me ha encantado. Como sabrás, cada ciudad, cada región tiene su idiosincrasia, y realmente es difícil conseguir un precio justo por mis servicios de diseñadora web en esta región: nadie valora el trabajo. Y me has dado la idea de que si la gente no paga lo que compra, sólo debo venderles aquello por lo que pagan!!! Era muy sencillo, pero a veces nos obcecamos con cómo nos gustaría que fueran las cosas y no vemos cómo son en realidad.

    Ah! oye! y me encanta tu despacho – estudio fotográfico… ¿será por su parecido con el mío? Tanto tanto me gusta que he decidido que estarás entre mi selecto grupo de personas a las que sigo en instagram, incluso aunque te dé por poner fotos de gatitos (yo soy más de perros!!!).ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, María! ¡Qué bueno saber que te he dado pie para tener una idea! Ese razonamiento me parece de lo más acertado. Cuéntame qué tal te va cuando lo pongas en marcha, ¿vale? Por cierto, ¿cómo te llamas en Instagram?ResponderCancelar

  • tatiana - Pero como eres tan bonicaaaaa!!!!! me a encantado tu vídeo.ResponderCancelar

  • Valentina - ¡Pero bueno Susana! ¿como que vergüenza ajena? Eres el puro ejemplo de que hay que atreverse a hacer cosas que nos asustan porque al final siempre salen. Cuando dices que eres super tímida te creo! Pero a pesar de ello has conseguido montar un pedazo de video que lo tiene todo. Y lo mejor: nos has brindado la maravillosa ocasión de comprobar que eres tal y como te imaginamos cuando te leemos!
    Dicho esto… yo también le tengo un miedo tremendo a los videos, de hecho soy de las que odia escuchar su propia voz. Pero se que hay que lanzarse, por ello mi idea a corto plazo es montar algún tutorial de diseño super completo! Ya te contaré que tal! ^_^ResponderCancelar

    • Susana - Yo creo que eso nos pasa a todos. No sé por qué siempre pensamos que tenemos la voz más graves, y cuando oímos alguna grabación no soportamos esa voz de pito con la que no nos reconocemos para nada, jajaja. Ya tengo ganas de ver ese tutorial de diseño. ¡Un beso!ResponderCancelar

  • cecilia - Hola Susana!! Descubrí tu blog el año pasado gracias a Rocío y desde entonces te sigo (cuando no ando a mil) y me divierto mucho leyéndote: las comparaciones que usás en los posts son simplemente geniales. Ahora, me encantó cómo mostrás tu trabajo con un video!! Suerte con Fast Web, que ya la tengo fichada para cuando decida lanzar mi blog 🙂ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Cecilia! Muchas gracias por seguirme. Es un placer tenerte por aquí y leer comentarios como este. Estaré encantada de ayudarte cuando decidas lanzar tu blog ;)¡Un beso!ResponderCancelar

  • Rocío - Me encanta, me encanta, me encantaaaaaaa….!!!! todo, tu fast style, tus fast webs, tu blusa de lunares, tu escalera de Zara home…toooooodooooo, me flipas!!! Podrías enseñar también a hacer vídeos??ResponderCancelar

  • Ana GR - Ay, pero que linda! me ha encantado tu vídeo!Chica, la que tiene gracia no la puede esconder! mira que me has gustado más que en instagram
    (Y una pasada tu trabajo, chapeau!)ResponderCancelar

  • objetivo de María - COMO MOLAS Y QUE VOZ TAN CHULA! PODÍAS TENER UN CANAL EN YOUTUBE, ESE ES MI ENCARGO 😉ResponderCancelar

    • Susana - Jajajajaja, con este frenillo que arrastro no sé yo, ¿eh? Pero muchas gracias por el piropo, guapa. ¡Así dan ganas hasta de cantar!ResponderCancelar

  • Elisa - Eres grossa!!!? Como dicen en Argentina, como puedes hacer un vídeo tan guay y ser tan cute???
    BesotesssssResponderCancelar

    • Susana - Jajajajaja, desechando muchas tomas falsas. ¡Menudos ataques de paganismo y de vergüenza me dieron!ResponderCancelar

  • Marta Gago - Guau, no había visto este vídeo, genial Susana!
    Cómo sabes dar respuesta a una necesidad.

    SaludosResponderCancelar

    • Susana - ¡Gracias, guapetona! Hace mucho que me demandaban algo así y ya tocaba 😉ResponderCancelar

  • Noemí - Tiene poco que te acabo de descubrir y me ha encantado lo que veo, seguro me la pasare leyendo el post, tu instagram bueno por ahí empece <3 en relación al video creo que me voy más por hacer un videoblog, lo intente hacer con una exposición a la que fui, pero no se, tendre que trabajarlo más. http://mentabrotecreativo.com/coming-into-fashion-mexico-2015/

    Saludos Susana!!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Noemí! Acabo de ver tu video, y de paso, he disfrutado de la exposición, ¡muchas gracias! Es como si hubiera estado allí 😉ResponderCancelar

  • Cómo ser innovador (el difícil arte de no copiar) » SusanaTorralbo - […] conceptos, sectores, mercados, materiales… que nada tienen que ver. Así fue cómo concebí el servicio que anuncié la semana pasada: mezclando el concepto de fast food con el diseño de […]ResponderCancelar

  • marilo - eres un genio!!!!ResponderCancelar

  • Sara - Jajajaa me encanta tu vídeo, es genial! Y por supuesto todo el artículo, yo ya tengo mi cámara de vídeo lo que me falta es vencer el miedo! Bueno, y aprender a usarla, editar el contenido…ResponderCancelar

    • Susana - ¡Hola, Sara! ¡Qué bien que te haya gustado el video! Ya verás que el manejo de la cámara no tiene mucha dificultad. Este video está editado con Premiere, pero para vídeos más sencillos he usado iMovie, que ya venía directamente instalado en el Mac. Son bastante simples, ya verás. Y vencer la vergüenza es sólo cuestión de tiempo. Empieza a grabar y ya verás como todo fluye poco a poco. ¡Un beso!ResponderCancelar

  • celia iglesias - genial el video, nos ha encantado!ResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*