Cuando tu negocio necesita un pequeño empujón

En la receta clásica para que un negocio se dé a conocer a un bajo coste siempre encontramos los mismos ingredientes: una web y/o un blog con contenido de alto valor, estrategias SEO, posicionamiento orgánico o natural… Esto es algo que siempre se debe hacer porque es efectivo y duradero. Si escribes contenido de valor y utilizas las palabras claves adecuadas, poco a poco irás haciéndote de una audiencia deseada cada vez mayor y tu página se irá posicionando como quieres. Pero a veces no contamos con el tiempo suficiente para dejar que estas medidas empiecen a dar frutos por sí mismas. Un buen posicionamiento orgánico no se consigue de un día para otro: con suerte se tardan meses.

cama_despertador

 

¿Qué hacer cuando no tenemos tiempo para que nuestro pequeño negocio despegue poco a poco?

 

Hay quien puede arrancar un proyecto lentamente y dejar que las cosas fluyan y quien se encuentra en una situación más delicada y necesita que todo empiece a rodar más rápido. En este contexto, una de las estrategias en las que se piensa más a menudo para empezar a generar tráfico a tu web y darla a conocer entre clientes potenciales es en las campañas de segmentación online. Concretamente, Facebook y Google Adwords son las opciones más barajadas. Por eso, hoy me gustaría hablar de los pros y contras de cada una.

 

1. Lo que me gusta frente a lo que busco.

Cuando contratamos una campaña en Facebook, podemos seleccionar nuestra audiencia en función de una serie de parámetros demográficos, geográficos y de intereses. Facebook sabe qué cosas les gustan a sus usuarios porque dispone de mucha información al respecto gracias a las páginas que seguimos o en las que participamos, los anuncios en los que hacemos clic, las aplicaciones que usamos, los sitios web que visitamos… De este modo, Facebook consigue que nuestros anuncios puedan llegar a una audiencia muy perfilada.

Por su parte, Google Adwords se basa en los términos de búsqueda, por lo que el anuncio en cuestión no se muestra a aquellos que busquen determinadas palabras claves, con independencia de sus perfiles demográficos, geográficos o sus intereses.

Por tanto, es más fácil contactar con un público objetivo previamente definido a través de Facebook, pero Google Adwords te acerca a usuarios que están buscando activamente lo que tú ofreces.

 

2. Capacidad de generar confianza.

Vamos a situarnos en el lado del cliente potencial. Cuando vemos en Facebook que a un amigo le gusta un determinado producto, servicio o marca, inconscientemente nuestras barreras se debilitan. Es lo que se conoce como prueba social, y no es otra cosa que el boca a boca de toda la vida.

Con Google Adwords no contamos con esta posibilidad de generar confianza, ya que en ningún caso se proporciona información acerca de las búsquedas realizadas o páginas visitas por nuestros «amigos».

Además, con los anuncios en formato de actualización regular, Facebook permite que el usuario perciba el mensaje de marca sin necesidad de hacer click en la página o web de forma inmediata, consiguiendo que éste se vaya sintiendo cómodo y familiarizado en sus sucesivas interacciones en el timeline antes de decidirse a hacer clic.

 

3. Coste.

Se estima que los anuncios de Facebook cuestan de media una tercera parte que los de Google Adwords.

 

Conclusión

Leyendo este post por encima, podría parecer que retrato Facebook como una opción claramente mejor, pero realmente no es así. Depende de las circunstancias. Google Adwords es más eficaz cuando un usuario está en modo búsqueda activa, porque nos permite entrar en contacto con personas que pueden estar necesitando aquello que ofrecemos. Sin embargo, Facebook nos permite acercarnos a nuestro público objetivo de un modo más suave y generar una relación bilateral e interactuar con sus miembros.

Ambas herramientas son muy útiles y pueden ayudarnos a dar un empujoncito en ciertos momentos claves a nuestros negocios, con independencia de que además empleemos otras técnicas para las que en principio no es necesario hacer ningún desembolso y cuya efectividad está demostrada aunque a más largo plazo.

 

 

2 comentarios

  1. Personalmente me gusta Facebook… El precio y la posibilidad de dirigir tu camapaa a un pblico especfico, est chvere.
    Lo nico que no me gusta es que los pagos son a travs de una tarjeta de crdito. En mi opinin deberan tener algo as como un tarjeta de recarga o un cdigo. No todo tenemos tarjetas de crdito y no todos queremos dejar la informacin de ella en donde la pidan.

    Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

susana_torralbo_baja-106

¡Hola, caracola!

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!

Suscríbete

Y consigue mi guía gratuita para aumentar tu audiencia en Instagram y convertir seguidores en clientes.

Categorías

Vente a mi escuela comunicación y marketing online y aprende sobre Instagram, storytelling, lanzamientos… con los cursos más completos y cuidados que hayas visto jamás.

¿Conoces mi curso Up & Roll?

Es el único curso en castellano que aborda el proceso completo en Instagram de principio a fin. Branding, fotografía, redacción de textos, estrategias de crecimiento…