Seguidores en Facebook: ¿cuantos más mejor?

En un mundo en el que todo se cuantifica y analiza, parece lógico que alcanzar un buen número de seguidores en Facebook sea uno de los objetivos de todo negocio con presencia online. Tanto es así que en los últimos tiempos están proliferando trucos disparatados para incrementar el número de seguidores, más cercanos al contrabando que a una relación bilateral empresa-cliente.

Youtube está plagado de videos que prometen aumentar en miles tu número de seguidores en tan sólo unos minutos. ¿De dónde salen esos seguidores? ¿Quiénes son esas miles de almas que se reproducen por esporas y a las que no les interesa lo más mínimo lo que tengas que contar? Son preguntas cuyas respuestas prefiero no conocer…

En realidad es normal esa preocupación por conseguir un mayor número de seguidores en Facebook, ya que la visibilidad de las páginas de empresa en esta red social es cada vez menor. Si en 2012, el alcande orgánico en Facebook se situaba en un 16% (es decir, las nuevas entradas sólo se mostraban de forma natural en un 16% de los timeline de tus seguidores), con los cambios efectuados a finales de 2013, la cifra se reducía aún más. Según el análisis publicado por social@Ogilvy el alcance orgánico es actualmente de un 6%.

Esto quiere decir, en principio, que si tienes 100 seguidores, tus publicaciones sólo aparecerán en los timeline de 6 personas. Por tanto, aunque el porcentaje sea el mismo, cuantos más seguidores tengas mayor será el número de personas en cuyos timelines aparezcan tus publicaciones.

Hasta ahí todo parece indicar que, tal y como plantea el título de este post, cuantos más seguidores tengas en Facebook, mejor. Pero toda moneda tiene siempre 2 caras, así que ahora toca mostrarte el reverso de ésta.

Si Facebook no te muestra en el timeline todas las publicaciones, ¿qué criterio emplea para decidir cuáles te muestra y cuáles no?

Sabrás que en Facebook tienes 2 formas de ver las publicaciones: «historias destacadas» y «más recientes». Con la primera opción, te muestra una selección de las historias que considera importantes para ti (ahí está la madre del cordero) y con la segunda te las ordena cronológicamente. El encargado de dictaminar qué historias son destacadas para ti es un algoritmo llamado Edgerank, basándose en 3 factores:

-El interés. Para determinar el interés de una publicación, analiza qué tipo de interacción tiene: comentarios, me gustas y número de veces que alguien lo comparte. Cada tipo de interacción tiene un valor diferente (por ejemplo, los comentarios «puntúan» más que los me gustas)

La afinidad. El grado de interacción que cada persona tiene con una página hace que esta tenga más o menos posibilidades de aparecer en su timeline. De este modo, será a aquellas personas que más te comentan, visitan o ponen me gustas a las que con mayor probabilidad se muestren tus publicaciones.

La antigüedad. En el timeline aparece un número limitado de publicaciones, por lo que, cuanto más antigua sea una entrada, menos opciones tendrá de salir en el timeline de tus seguidores.

Por lo tanto, tener muchos seguidores no lo es todo. De hecho, es preferible un número más reducido de seguidores pero más implicados. ¿Por qué? Porque además de compensar el grado de visibilidad, la implicación siempre es un plus a la hora de fidelizar y convertir seguidores en clientes. Y, en definitiva, lo que pretendemos es que nuestro negocio salga adelante, es decir, tener clientes, no una legión de seguidores en Facebook que nos observan desde el anonimato.

Os voy a mostrar un ejemplo de mi propio Facebook para que los veáis mejor.

El 6 de agosto, 7 horas después de que saliera mi último post en Facebook, mi número de seguidores en ese momento era de 421. Si calculamos el 6% de esa cantidad, obtendríamos que el número de personas alcanzadas habría sido 25,26. Sin embargo, el alcance en ese momento ascendía a 419 personas, casi el 100% de mis seguidores. ¿Cómo es posible? Esto es posible porque sumaba 58 interacciones distintas: 32 me gustas, 24 comentarios y la publicación había sido compartida 2 veces.

Si avanzamos en el tiempo y nos situamos 24 horas después de la publicación, podemos ver que siguió evolucionando alargando su vida en el timeline, superando el alance el número de seguidores gracias a las siguientes interacciones.

Mi recomendación, por tanto, es centrarse en primer lugar en el contenido de las publicaciones, intentando buscar temas y vías para empatizar con los seguidores de tu página, hablar de lo que les interesa y fomentar el diálogo y la participación. Todo ello con un nivel de actualización frecuente y constante. Después vendrán los intentos por incrementar el número de seguidores, pero eso es harina de otro costal.

¿Qué os parecen los datos sobre el alcance orgánico en Facebook? ¿Sabíais que era tan reducido? ¿Conocíais los criterios en los que se basa para darle mayor o menor visibilidad a vuestras publicaciones?

¡Hasta la semana que viene!

1 comentario
Añadir un comentario

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

Si es la primera vez que vienes por aquí, me presento: soy Susana, una publicista con una cámara pegada en la mano. Éste es el lugar desde el que comparto todo lo que sé sobre comunicación, marketing y publicidad (y sobre donuts, mi madre, lo divino, lo humano…). Quédate un rato conmigo; ¡las risas están aseguradas!




* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo (cosa que me importa y mucho), debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos serán guardados en  1&1 Internet España S.L.U. y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing.

Emprender
Marketing
Creatividad
Blogging
Redes sociales
Copywriting

Vente a mi escuela comunicación y marketing online y aprende sobre Instagram, storytelling, lanzamientos... con los cursos más completos y cuidados que hayas visto jamás.

¿Conoces mi curso Up & Roll? Es el único curso en castellano que aborda el proceso completo en Instagram de principio a fin. Branding, fotografía, redacción de textos, estrategias de crecimiento...

deja que te cuente +

MENÚ