De despedidas y puntos aparte. Tutti frutti de verano

tutti frutti de verano

 

Cada año por estas fechas se me cae una lagrimilla. Posiblemente sea la persona del planeta Tierra y parte de la galaxia a la que más le guste irse de vacaciones. Pero no puedo evitar sentir cierta congoja cada vez que sé que pasarán muchos miércoles hasta que nos volvamos a encontrar. De algún modo siento como si estuviera abandonando a mi abuela en una gasolinera. Y eso que aquí no hay abuela ni abandono que valga porque servidora piensa estar como un clavo (y lozana, muy lozana) en cuanto llegue septiembre. Pero qué queréis que os diga, entre chapuzón y chapuzón siempre cabe un poco de nostalgia.

Este año, en particular, la lagrimilla está coqueteando peligrosamente con el desparrame y la inundación y me está dejando demasiado cerca de morir electrocutada mientras aporreo el teclado del ordenador. Porque esta vez es diferente. Y la despedida será un punto y aparte. El curso 2016-2017 ha pasado por mi vida como un tsunami. Me ha dejado muchas cosas buenas, pero también me ha envuelto en un ciclón de trabajo del que no ha sido fácil salir. No me quejo, sólo este año he trabajado en más de una veintena de proyectos web, he creado la identidad para otras tantas marcas, he impartido talleres, he asesorado personalmente a casi un centenar de emprendedores, he escrito un ebook y me he convertido, a lo tonto y sin proponérmelo, en un caso de éxito de ventas, he seguido colaborando con una de mis marcas favoritas (Mr Wonderful) y he tenido la suerte de sumarme a The Craft Academy y trabajar de forma regular con Èlia Fibla… ¡Ha sido un súper año! Pero he tenido que aparcar casi todo lo que había planificado para mi negocio y para mí.

Cada verano anuncio que a la vuelta habrá grandes cambios y cada septiembre esos cambios se quedan en pequeñas modificaciones, en parches puntuales que nada tienen que ver con lo que soñaba. Y es que al final siempre termino prestando mi tiempo a terceros y poniendo mucha más energía en los sueños de otros que en los míos propios. Han sido meses de renuncias, de posponer planes y de desaparecer prácticamente de las redes sociales porque no me daba la vida ni para colgar una foto. Pero el curso que viene no va a ser así. De verdad de la buena. Porque hace meses que cerré mi agenda y en breve tendré varios meses disponibles para trabajar por y para mí (Elia y señores Wonderful, no se me asusten, que con vosotros sí que sigo).

Pero este negocio ha crecido tanto y tan rápido que necesita cambios urgentes antes de que me termine comiendo. Y estoy feliz de poder llevarlos a cabo por fin. ¡Y de que tú lo veas!

Si tú también vas a dedicar el verano a darle una vuelta a todo, tal vez te interese este tutti frutti de verano blogueril donde te resumo todos los posts del año por temáticas, para que no te dejes ninguna parcela sin revisar:

 

Marketing

Teaser: Cómo hacer una campaña profesional a coste cero

5 lecciones de marketing que aprendí viendo Stranger Things

Guerra de culos: cuando tus puntos fuertes son los mismos que los de tu competencia

Tu por qué y todo eso que nos une

Cómo redactar tu propio eslogan

Qué hacer cuando te diriges a 2 públicos objetivo diferentes

Cómo mejorar la experiencia del cliente de tu tienda online

Cosas que no debemos aprender de los anuncios de compresas

Dime cómo tratas a tus proveedores y te diré quién eres

3 técnicas de persuasión para influir como un publicista

 

Email Marketing

¿Debo regalar algo para que se suscriban a mi newsletter?

Detalles que cuentan: cómo y por qué personalizar tu email de bienvenida

 

Storytelling

Storytelling para novatos (I)

Storytelling para novatos (II). Cómo encontrar tu historia de marca.

Storytelling para novatos (III). Cómo ir un paso más allá.

 

Redes sociales

Para qué usar Instagram Stories

Cómo y por qué colaborar con un influencer

Consejos para mejorar tus textos e imágenes en Instagram y transmitir más y mejor

¿Necesitas más seguidores?

Cómo hacer que tu cuenta de Instagram sea más segura

 

Ser emprendedor

3 historias de terror sobre emprender con final feliz

Quiero emprender. ¿Por dónde empiezo?

Cómo hacer frente a una avalancha de trabajo

Cuando tu timidez te impide venderte bien

La gran lección de 2016 que jamás olvidaré

Clientes con los que no deberías trabajar

Cómo detectar una buena oportunidad

Cuando el estrés se hace crónico

Cómo ser un autónomo con superpoderes

De los planes a la acción

Cómo ganar confianza delante de la cámara

 

Bloguear

Cómo escribir más rápido

Cómo mejorar tu blog en 5 pasos

Por qué dejar de publicar en verano

 

Y si te quedas con ganas de más, te dejo también por aquí el recopilatorio del año pasado, con un montón de temas que aún están de actualidad y te pueden ayudar.

Hace un año terminaba deseándote mucha sal en el pelo y sol en las pestañas. Hoy no puedo despedirme sin desearte lo mismo y algo más. Te deseo espuma de mar en la yema de los dedos. Y espuma de cerveza jugando en tus comisuras. Te deseo lágrimas, pero sólo de San Lorenzo. O de risa. O ambas. Juntas combinan bien. Deseo que alguien dibuje un mapa del tesoro en tu ombligo, y que lo encuentre. Te deseo noches piratas y siestas en calma chicha. Deseo que todos tus caminos te lleven a Roma o a donde te plazca. Y que el sol… que el sol salga siempre por donde tú quieras.

Y cuando deje de salir, recuerda que es hora de volver a casa. Yo te estaré esperando con la luz encendida. Por si las moscas.

¡Feliz verano! Gracias, gracias, gracias por acompañarme todos estos meses. ¡Nos vemos a la vuelta!

 


P.D. Si eres suscriptor de mi newsletter, recuerda que seguirás recibiendo la croqueta del mes (podcast más ilustración), siempre el primer viernes de cada mes 😉

 

También te puede interesar:

Únete a mi comunidad 

y no volverás a tener un miércoles aburrido

  • María - Querida Susana,
    te deseo unas vacaciones largas, tranquilas y fructíferas. Estaré esperado tus posts, en septiembre, como un gorrión que espera que la madre le traiga las miguitas de pan de los bocatas de los turistas de escasos fondos.

    Pero, entretanto, yo también disfrutaré de unas largas vacaciones, aunque sigo con mi blog, pero eso está siendo más disfrute que trabajo.

    Nos dejas con una mezcla a partes iguales de tristeza, por la despedida, de impaciencia por saber cuáles serán tus cambios, y de tranquilidad, por ese verano fascinante que pintas en tu post de hoy.

    Que todo lo que te traigan el verano y septiembre sean cosas bonitas!!!ResponderCancelar

    • Susana - Querida María, ¡muchas muchas gracias! Por todo, no sólo por este comentario, sino por acompañarme todo este tiempo. ¡Qué bueno que vayas a tener unas vacaciones largas! Espero que las disfrutes muchísimo y que nos reencontremos en septiembre con las pilas cargadas. ¡Un beso enorme! ¡Que el verano te traiga todo lo que mereces!ResponderCancelar

  • Oli&Moli - A Roma! Ahí voy un par de días en septiembre! y cambios muchos en septiembre (esperemos). Nosotras solo nos cogemos agosto de vacaciones bloggeriles, y nos serán vacaciones que hay que preparar la próxima temporada! Esperamos reaparecer en septiembre con nueva imagen, que nervios! Descansa, prepara lo tuyo, y pon esa casa a punto, que tiene que salir en nuestro blog!☺️Nos ponemos al día con estos porst por si nos habíamos perdido alguno! Besos de carmelo!ResponderCancelar

    • Susana - Si vas a Roma, Camparina tiene una lista de heladerías imprescindibles. ¡Dile que te la pase, que a mí me dio la vida el año pasado! Voy a poner la casa como los chorros del oro para la próxima temporada de vuestro blog. Si tengo que pedir cita en la peluquería, ¡avisa!¡Un beso grande!ResponderCancelar

  • BEATRIZ - Susana, bella… ya decía yo que te “veía” poco últimamente por las redes y andaba echando pestes de IG por no dejar en mi TL las cosas que realmente me gusta y me interesa ver. La culpa es mía, no sabía que andabas tan apretá.
    En fin, que las dos nos cogemos las vacaciones hoy, por muy distintas razones y con años diferentes pero con los mismos o muy parecidos deseos al final.
    Descansa mucho, mucho, mucho y toma tanto el sol que no vuelva a darte miedo arrimarte a una pared encalá. El trabajo está bien y nos alegramos la vida misma de tus éxitos, pero no vayas a dejar esos proyectos personales tan importantes de lado, que el tiempo pasa y es de esas pocas cosas que la vida luego no te deja recuperar.

    Besos, so primorrrrrr!!! :****ResponderCancelar

    • Susana - ¡Ay, Bea! No creas que andabas muy equivocada. No me prodigo mucho últimamente, pero, cuando lo hago, el algoritmo no me acompaña, así que entre una cosa y otra ando missing por la vida. Y a mí me gusta perderme, pero que sea por vacaciones, jajajajaja. Espero que descanséis lo que se pueda. ¡Yo lo intentaré con ahínco! Trabajaré en la sombra en cosas propias, pero espero despejar la cabeza lo suficiente como para poder apuntarme al curso de proyecto fotográfico, que ya sabes que le tengo echado el ojo desde hace tiempo (igual la convocatoria de septiembre me pilla muy empantanada aún, pero espero que la siguiente sea relativamente pronto ;). ¡Un beso grande!ResponderCancelar

      • BEATRIZ - Allí te estaremos esperando cuando sea que tengas ese tiempo para ti y tu Proyecto, no hay prisa. Esa cabeza tuya es una bomba de relojería rellena de confetti y cosas lindas así que nos encantará verte en acción cámara en mano y la espera habrá merecido la pena.
        Alé, tira por la sombra!!! ;D :*ResponderCancelar

  • Imma - A disfrutar de las vacaciones, que bien merecido lo tienes! al final siempre anteponemos a los demás por encima de nuestros planes y razón tienes en que éstos, no hay que desatenderlos que si no la pelota se hace cada vez más grande.

    Con esta despedida de temporada tan romántica y agradable hasta a mi me has hecho saltar la lagrimilla, casi. Nos vemos en septiembre, renovadas, y con pilas cargadas. A disfrutarlo!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Inma! ¿Has visto? Soy una blandurria, es pensar en despedirme y me pongo súper ñoña. ¡Disfruta tú también del verano!ResponderCancelar

  • Marysol - Estoy leyendo tu despedida debajo de mi sombrilla, con los pies “pringaos “de arena y el protector solar hasta en el alma, empiezo a resetearme, para que el otoño no me pille” achicharrada” y el proximo curso me coja en plena forma, eso te deseo a ti tambien, gracias por todo y hasta pronto, pasalo genialResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Marysol! Me muro de envidia, jajajaja. ¡Espero estar como tú muy pronto! ¡Disfruta!ResponderCancelar

  • cristina - Susana, Lo primero decirte que me he enamorado de la foto!!! ♥ aunque eso no es una novedad 😉
    Me encanta escuchar que te estan yendo tan tan bien las cosas, de verdad, aunque sea necesario encontrar el equilibrio, que no dudo en que lo haras. Descansa y disfruta mucho del veranito, Un abrazo fuerte guapa!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Muchas gracias, Cris! No me quejo, la verdad es que todo ha ido bien en ese sentido desde el principio. Mi desafío ha estado más bien en aprender a gestionar esa cantidad de trabajo. Porque al final, literalmente, mi proyecto ha terminado comiéndome a mí. Pero bueno, estoy poniéndole remedio ya. ¡Un beso grande y feliz verano!ResponderCancelar

  • Mercedes - Mil gracias Susana por ser esa amiga virtual, compañera y confidente. Gracias por compartir tanto de tanta calidad y por ser tan bonita. Por fuera se ve y por dentro se intuye. Te felicito por este curso tan estupendo. Descansa, te lo mereces, para mi ha sido un curso Cum Lauder.ResponderCancelar

    • Susana - Gracias a ti, Mercedes. Por ser tan linda y darme tanto calorcito desde la distancia. ¡Un beso enorme!ResponderCancelar

  • Michelle Olaya - siempre me pone una sonrisa enorme el leer tu blog. que tengas un buen verano solete!ResponderCancelar

    • Susana - ¡Y a mí leer tus comentario! Eres un amor. ¡Que tengas un feliz verano!ResponderCancelar

  • Lady Selva - Unas vacaciones bien merecidas! disfruta mucho, descansa, saborea bien el verano y en Septiembre aquí te esperamos! un abrazo bonitaResponderCancelar

  • ana.m.velandia - Me lo había perdido! Cómo te entiendo en lo de que el trabajo te coma por una pata, yo necesito aprenderlo urgentemente!!!
    Me hace mucha ilusión tu declaración de intenciones y tu plan de disfrute para el verano.
    Un abrazo enorme!
    pd: te echaré de menos, pero sé que septiembre llegará con fuerza ;DResponderCancelar

  • Donte - Siempre me ha gustado el mundial, en cianicstrncuas normales evito lo mas posible el fut, se me hace lento, me aburre, peeeeeero cuando juega México es otro cantar,y ahora mas estando exiliada al otro lado del mundo me sale lo patriota desde lo mas profundo de mis entranas.Lo que si me da coraje es que estando las cosas como están, el mequetrefe que tenemos por presidente se vaya a pasear con dinero público a ver el fut :S méndigo.Eeeen fin. México, México, México!!!!ResponderCancelar

  • Ladainian - I’ve considered making some kind of sign to hold up when I see distracted drivers.But I don’t think they’d see me.You know, because they are dinstacted.Ard that will really freak me out.Le sigh.ResponderCancelar

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*